Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 GENTE www. abc. es gente DOMINGO 2- -9- -2007 ABC No soy un producto de la casualidad Mantiene con 64 años la energía de siempre. Es un hombre que se reinventa continuamente. Trabajador impenitente, acaba sus primeras vacaciones en años con un concierto en Valladolid y una nueva gira alrededor del mundo JOSÉ EDUARDO ARENAS Julio Iglesias canta el día 6 en Valladolid. Y aunque ha realizado otra actuación restringida y carísima en Marbella, considera que este concierto en la capital vallisoletana es el único que hará este verano en España. Con tal motivo, se ha elegido el magnífico Estadio José Zorrilla, un lugar precioso como lo define el cantante. A este personaje único e indiscutible, que lleva cuarenta años entregado a la música, de la que ha vendido más discos que ningún otro cantante español de todos los tiempos, todavía se le cuestiona su lugar en la cumbre, opinión que recoge con humor, porque no puedes ser del gusto de todos. Sé que estaré ahí hasta el final Y añade que las energías hay que emplearlas en superarse, que es la obligación del artista, no en cuestiones que no puedes evitar Se encuentra en Ojén, como todos los veranos, junto a la deliciosa Miranda y sus hijos. La Naturaleza crece potente en el entorno, exuberante en sus bondades ante la falta de agresión. Sólo el lloriqueo del pequeño Guillermo, nacido el 5 de mayo, rompe el silencio. Mientras el cantante ve la televisión y comenta la cornada de José Tomás, en Linares, y la desaparición de Antonio Puerta a los 22 años, el niño reclama su atención. Julio le hace cuatro cucamonas y Guillermo le devuelve una sonrisa para desarmar. Es el más guapo de todos mis hijos. Una belleza, ¿verdad? Soy padre y abuelo a la vez dice orgulloso. -Una treintena de mis canciones más conocidas y aquellas nuevas que no he hecho en directo en España. Presentaré también a mis nuevos músicos, que son muy interesantes, con los que haré enseguida una gira mundial. Empezamos en Santiago de Chile y terminamos en Macao el 21 de diciembre. Se trata de un espectáculo bonito y cuidado; llevo mucho tiempo sin cantar en España. El mes de julio lo dediqué a Francia con el disco Quelque chose de France -No crea. Con una carrera tan larga, ya eres propiedad de cada uno de los países que visitas porque les cantas en su idioma. Lo complicado es meterse en un estudio de grabación. No sé que voy a hacer en los próximos cinco años en el plano musical. Lo único que tengo claro es que no voy a parar. -Me suena a sinónimo de abandonar, que es uno de las palabras más desagradables que conozco, y más si se utiliza abandonarte, no cuando te abandonan que vuelves a resurgir tras un tiempo. Ya le digo, seguiré luchando hasta el final. -Está pletórico. ¿Qué va a cantar en Valladolid? con un resfriado. Nada malo, me lo pegaron mis hijos. ¿Es complicado adaptar los conciertos al gusto de cada país? -En realidad, nunca ha parado. Loco con el pequeño Guillermo -Como pasa tanto tiempo fuera de España, la gente puede creer que no hace demasiados conciertos. -Discos originales hay como 82 y compilatorios entre 400 y 500. Los controla la compañía, pero en mi caso es difícil comprobarlo. No tengo una granja en mi casa de la que salen los productos para el resto del mundo. Grabo en cada país y en su idioma, y esas cosas complican los controles. ¿Sabe cuántos discos suyos pululan por el mundo? -Es la primera vez en años que usted descansa un mes seguido. Raro, raro, raro, como decía su padre. -Pues he disfrutado mucho. Sobre todo de mi hijo. También he estado seis días en la cama ¿No se equivoca de lugar con tanto cambios? -Pues llevo a mis espaldas unos 150 anuales. Mi vida no es nada convencional, se lo aseguro. La gira anterior empezó en Hawai el 8 de enero y hasta hace unas semanas que terminé en Montecarlo, he pasado por Estados Unidos, luego Europa, incluyendo Portugal, Suecia, Lituania, Suiza, Letonia, Rumanía y, como antes dije, Francia. -Pues fíjese que después de Valladolid iré a Iberoamérica, donde estaré en muchos sitios en los que no he cantado en 25 años, terminando el día 24 de este mes Julio Iglesias ha podido disfrutar de un mes de vacaciones, algo que no recuerda haber hecho nunca