Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS DOMINGO 2 s 9 s 2007 ABC TEATRO CLÁSICA El día del padre Autores: A. Graciani y G. Olivares. Dir. G. Olivares y G. Olayo. Esc. A. Tusell. Vest. A. Cuerda. Ilum. A. Postigo. Int. A. Mazo, J. Martín, V. Romero y V. Ullate R. T. Maravillas. Madrid. Festival de Santander Klangverwaltung Filarmónica de Baviera. Coro Ernst Senff de Berlín. Solistas: R. Lichtenstein, G. Romberger, F. von Bothmer, J. Kupfer. Director: E. zu Guttenberg. Obras de Beethoven. Palacio de Festivales. Santander. La ruleta de la vida JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN La buena acogida del público ha propiciado, tras un paréntesis canicular, el regreso al escenario del Maravillas de esta comedia ágil, disparatada y bastante divertida sobre las contradicciones y fantasmas del sexo más frágil (el masculino, por si había dudas) El laberinto de las relaciones sentimentales, la paternidad, la autoestima, la dificultad del amor, la insatisfacción, las inseguridades... Son algunos de los asuntos que, sin ánimo de plúmbea trascendencia sino todo lo contrario, se barajan en la sala de espera de la clínica de reproducción asistida a la que, convocados por sorpresa, acuden tres desorientados varones- -un tipo dubitativo e histérico que se va a casar dentro de unas horas, un deportista pasota y de gran éxito con las mujeres, y un colérico hombre de negocios- -a quienes se ofrece una candidatura a ser padres. Cada uno de ellos, en algún momento de su vida, ha tenido contacto con Manuela, una mujer que nunca aparece en escena pero cuya presencia, emblema de ese eterno femenino en torno al que gira el carrusel de las obsesiones masculinas, gravita durante toda la función. Ella les ha reunido porque quiere ser madre y pretende que uno de ellos asuma la pequeña donación biológica imprescindible para conseguirlo; los candidatos deberán decidir quién posee las mejores condiciones para ser padre y, en consecuencia, contribuir genéticamente a la empresa. Cada uno desgrana detalles de su historia en una suerte de catálogo de tipos masculinos y de sus relaciones con las mujeres, y la inquietud y la desconfianza primeras dejan paso a la complicidad hasta desembocar en un final casi tan lógico como inesperado. La dirección del tándem Olivares- Olayo es limpia, viva y eficaz, apoyada en unos diálogos con momentos muy hilarantes y en las buenas interpretaciones de los candidatos- -un notable Aitor Mazo, el comedido y contundente Javier Martín, y Vicente Romero de nerviosa comicidad- -y el enfermero, Víctor Ullate R. catalizador de la acción. El público aplaude satisfecho. Misa de concierto COSME MARINA En la recta final del Festival Internacional de Santander se abrió paso con inusitada fuerza la Misa en Do Mayor, Misa Solemnis, op. 123 de Ludwig van Beethoven, una de esas obras que merece justamente y de inmediato el calificativo de monumental por la ambición de su escritura, dificultad de ejecución y grandeza que transmite hasta el final. Estamos ante una partitura que excede con creces el ámbito litúrgico, que va más allá en su concepto espiritual asentado en una musicalidad de tal sofisticación que su marco de desarrollo natural no es otro que el de una sala de conciertos con todas las premisas que conlleva. Con la Missa Solemnis Beethoven pulveriza ideas preconcebidas y sabe dar un paso al frente en la concepción de bloques sonoros de diferente calado que transitan entre la abstracción y la búsqueda de sonoridades que, además de enaltecer el texto sobre el que están sustentadas, juegan con el significado de cada palabra hasta dotarlo de fuerza mayúscula. Por todo ello, no es fácil asistir a una versión correcta y con interés de la obra. El mayor peligro que se corre en este tipo de repertorio es el de la grandilocuencia, el de la ampulosidad vacua. En su interpretación en el festival cántabro, afortunadamente, el director de orquesta Enoch zu Guttenberg optó por un acercamiento sobrio, sin estridencias, para lograr una versión interesante, profunda en muchos pasajes, y en el que cada elemento estuvo controlado con precisión y ajuste. Tiene Guttenberg un instrumento hecho a su medida, la Klangverwaltung Filarmónica de Baviera, integrada por músicos alemanes de ilustres orquestas, y que se adapta al maestro con la mayor ductilidad. Además, el prestigioso Ernst Senff Chor de Berlín fue un valor añadido de inestimable aportación en una labor, desde luego, determinante para el desarrollo adecuado de la obra. También los solistas funcionaron de forma estilística homogénea. Romelia Lichtenstein, Gerlhid Romberger, Ferdinand von Bothmer o Jochen Kupfer se integraron en el caudaloso río beethoveniano sin altibajos. El bailarín, ayer en el Teatro Español ERNESTO AGUDO Barishnikov: Seguiré bailando mientras me ofrezcan coreografías para mi edad El bailarín presenta a partir de hoy en el Teatro Español tres piezas de Donna Uchizono, Jirí Kyrián y Mats Ek SUSANA GAVIÑA MADRID. Mikhail Baryshnikov (Riga, 1948) no tiene pensado quitarse las zapatillas, de momento. Al menos así lo expresó ayer ante el acuciante acoso sobre una posible retirada o jubilación. Seguiré bailando mientras los coreógrafos me ofrezcan material para la edad que tengo, aunque tenga que bailar sobre esta silla- -bromeó- Y siempre y cuando al público le interese Lo que sí confesó es haber bajado el ritmo. Sólo bailo en verano pero porque el resto del año me dedico a mi Fundación, que me lleva mucho tiempo El Baryshnikov Arts Center (BAC) que nació en 2005, es un espacio para la producción de espectáculos de ámbitos artísticos muy diversos, aunque su objetivo principal es el de ayudar a los bailarines, a punto de licenciarse, a encontrar una salida. A partir de la iniciativa privada- -el gobierno estadounidense apoya poco al mundo del arte- es una puerta para abrirse camino en la vida profesional Dos bailarinas de este centro- -Hristoula Harakas y Jodi Melnick- junto con el bailarín ruso nacionalizado estadounidense desde 1986, participarán en una de las tres piezas del programa que desde hoy y hasta el día 5 se puede ver en el Teatro Español bajo el nombre de Evening of Dance y que se presentan por primera vez en España. La primera de ellas, Leap to tall con coreografía de Donna Uchizono sobre el sonido de Miachel Floyd, evoca el sabor contemporáneo de la Europa del Este. Las dos siguientes acaban de ser estrenadas con éxito en Estocolmo. En CarMen y en forma de película, el coreógrafo Jirí Kylián retoma el mito pero desde una perspectiva más madura, con bailarines de edades superiores a los 40 años, donde el tiempo, la velocidad y la edad pierden su significado según explica en el programa el propio Kylián. Por último, Place es la primera colaboración de Barishnikov con Mats Ek, y su compañera, la española Ana Laguna. Los conocía y admiraba desde lejos, por eso cuando me ofrecieron trabajar juntos no les pude decir que no En Place Barishnikov confiesa haber desarrollado más el lado teatraly dramático de la danza, sello distintivo del trabajo de Ek. Desde que dejé el ballet clásico me dediqué a investigar el movimiento, a la danza pura, por eso esto es nuevo para mí Es algo muy sencillo- -añade- Tan sólo dos personas, una mesa y una alfombra Aunque dice que no le gusta hacer planes a un año vista su próximo proyecto es llevar a escena en Nueva York cuatro textos de Samuel Beckett. Más información sobre el bailarín: www. baryshnikovdancefoundation. org María Pagés dará un taller en el BAC La bailarina y coreógrafa María Pagés viajará a Nueva York en noviembre para realizar un taller en la Baryshnikov Dance Center (BAC) en el que mostrará lo que comparte el flamenco con otras danzas confirmó el bailarín. Además, estrenará un espectáculo de carácter muy íntimo, para alrededor de 150 personas No es la primera vez que acuden artistas españoles al BAC, ya estuvo el pasado mes de marzo una comitiva de artistas catalanes. El centro acoge artistas procedentes de todo el mundo. Ya han venido franceses y pronto vendrán de Rusia