Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2- -9- -2007 Ridley Scott presenta en Venecia la versión definitiva del clásico Blade Runner 83 La BN mostrará sus grandes tesoros el 17 de octubre MADRID. La BN tiene previsto inaugurar una muestra de gran impacto con sus mayores tesoros el próximo 17 de octubre, titulada Obras maestras de la BN cuyas comisarias son Cristina Guillén Bermejo e Isabel Ortega García, quienes han articulado la exposición en siete apartados, desde las obras únicas hasta los fondos que reflejan la sociedad de cada época. El catálogo de la muestra reunirá reproducciones de manuscritos, códices, incunables, estampas, dibujos y grabados, entre otras maravillas, así como textos que profundizarán en las colecciones de la institución. En él colaboran miembros de la comisión de digitalización de la Biblioteca Hispánica que preside Emilio Lledó. La muestra cuenta con el patrocinio de AXA- Winterthur. JESÚS G. CALERO gonistas de la historia (reyes, príncipes, papas y otros eclesiásticos, nobles, coleccionistas, militares, científicos e ingenieros, escritores y artistas) diarios, viajes, proyectos, mapas, cartografías de todo el mundo, tratados manuscritos de arte y arquitectura y científicos, entre los que sobresalen los de Francisco de Holanda y Leonardo da Vinci, entre otros muchos, hasta el mundo contemporáneo, incluidas incorporaciones más recientes de originales de textos, libros manuscritos y correspondencias de Benito Pérez Galdós, Emilio Castelar, Santiago Ramón y Cajal, Julián Besteiro, Jorge Luis Borges, Rafael Alberti, Antonio Machado, Ernesto Giménez Caballero, Jorge Guillén, Alfonso Paso o Jardiel Poncela. Sus fondos bibliográficos del siglo XV al XX son, por otra parte, excepcionales, con una colección de incunables insustituible y entre los que se encuentran varios ejemplares de la más bella edición ilustrada de un libro del siglo XV como es la Hypnerotomahia Poliphili, de Francesco Colonna, publicada en Venecia, en 1499, además de sus otros fondos históricos y contemporáneos, ciertamente únicos, con ediciones especialmente dedicadas por sus autores o editores, en volúmenes exclusivos, a los reyes y nobles de la Monarquía Hispánica y a otros protagonistas de la historia de España y de Europa. Si los fondos musicales guardan, entre otros tesoros, el excepcional de Francisco Asenjo Barbieri, la colección de dibujos y estampas ya merecería por ella misma una veneración especial, con dibujos de El Greco, Velázquez, Cano, Murillo, Bernini, Goya, Alberto, Juan de Villanueva, Filippo Juvarra o Secundino Zuazo, por no hablar de su maravillosa colección de estampas y grabados, entre los cuales cabe recordar los de Durero, Rembrandt, Goya, Piranesi o Fortuny, entre otros muchos. Con todo ello, lo que quiero decir es que ya es hora de que la Biblioteca Nacional reciba, como casa de la historia y de la cultura, otro trato por parte de todos y, prioritariamente, por parte del Estado y sus gobiernos. Es decir, que, por fin, reciba un trato pulcro y no esperpéntico. Y debiera ser una exigencia general y pública, aunque ya sé que suelo pedir imposibles. Casa de la Historia se trata, haciendo de su vida un rito, una forma de comportamiento, lo que es un gesto cultural, historia de la cultura. Y, sin embargo, es algo que no es del todo recíproco en lectores y, sobre todo, en gestores de la Biblioteca, ya que no es cierto siempre que lo de intelectual sea sinónimo de persona culta y menos de sensibilidad por la cultura histórica o la historia cultural, que de eso se trata en el caso de la Biblioteca Nacional, nuestro Museo del Prado sobre papel y no exagero, al contrario. Fundada como Real Biblioteca Pública hace casi trescientos años por Felipe V guar, da excepcionales fondos bibliográficos y manuscritos, dibujos y estampas, que han sido acrecentados de forma muy notable y única a lo largo de su historia que es una con la historia de España y de Europa. Conserva una colección de manuscritos extraordinaria, desde la riquísima de códices medievales, algunos de ellos excepcionales como el Beato de Fernando I o el del Poema del Mío Cid, pasando por documentos teatrales y literarios de la historia de la literatura española y universal (de Cervantes a Lope o Quevedo) de la política, de la cultura, incluidas colecciones de correspondencia y textos de importantes prota- El Beato de Liébana, la joya entre las joyas de la Biblioteca Es uno de los comentarios del Apocalipsis más difundidos en la Península Ibérica. Dedicado en 1047 a los reyes don Fernando I y doña Sancha, fue copiado en San Isidoro de León, y es famoso por la calidad de sus iluminaciones El Codex Madrid una obra debida al ingenio de Leonardo Entre las joyas de la institución se encuentra este doble volumen que conserva los únicos testimonios escritos, con dibujos de sus obras, del complejo ingenio de un paradigma del hombre del Renacimiento: Leonardo Da Vinci. Más información sobre la investigación: http: www. bne. es