Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 s 9 s 2007 MADRID 63 Miles de aficionados se agolparon ayer en los 820 metros de la manga para correr el encierro; hoy se prevé que sean más FOTOS: ERNESTO AGUDO Quince heridos, uno por asta, en el emocionante séptimo encierro sansero Un toro corneó el glúteo de un corredor y otro mozo se golpeó violentamente contra una talanquera, aunque ninguno reviste gravedad s Se vieron grandes carreras MARIO DÍAZ MADRID. La emoción volvió a sobresalir ayer en los encierros de San Sebastián de los Reyes, los más importantes tras los pamplonicas, acompañada de una buena dosis de peligrosidad. El séptimo recorrido, de los más veloces del año, se saldó con quince heridos, uno de ellos por asta de toro, además de un extenso muestrario de buenas carreras de los aficionados que se pegaron a los astados. Fue, además, el encierro más multitudinario de las fiestas junto al primero, con unos 3.500 corredores. El encierro contó con dos grandes sustos, especialmente el primero: en la curva de la calle Real con Estafeta, un toro embistió a un mozo y lo lanzó contra una de las talanqueras que vertebran los 820 metros de la manga. El corredor, vecino de Sanse sufrió un brutal golpe que le hizo perder el conocimiento. Fue atendido por los sanitarios de Protección Civil y trasladado inmediatamente al hospital de La Paz, aquejado de un fuerte traumatismo craneoencefálico y torácico. Al final no fue grave y ya está en casa, pero nos temimos lo peor explicó la organización. El segundo gran sobresalto llegó en la propia plaza de toros, cuando un chico fue empitonado por un toro a escasos metros de la salida del callejón. El corredor no se retiró a un lado y continuó en línea recta, por lo que se convirtió en un blanco facilísimo para la manada, que iba dividida valoró la cogida el director del encierro, Emilio Esteban. El joven sufrió una herida en su glúteo de 15 centímetros y trayectoria ascendente, y tuvo que ser operado en la misma plaza para ser trasladado después al hospital. Su estado no reviste gravedad, afortunadamente la cornada le cogió sólo el músculo detallaron a este diario las mismas fuentes. Un joven, evacuado tras un violento choque contra una talanquera carrera junto a los toros. En la calle Real, además, se vivió otro susto, afortunadamente sin consecuencias: un toro tropezó encima de varios corredores, y otros aficionados se cayeron a su vez sobre el animal. Por suerte, el astado se levantó sin pinchar a nadie y continuó su galope en dirección a la plaza de toros. Fue un encierro muy emocionante, y más peligroso de lo habitual por el incremento de corredores respecto a las carreras de los días laborales: unos 3.500 mozos se agolparon a lo largo de la manga, sobre todo Fue la carrera más multitudinaria de las fiestas de Sanse junto a la primera, con unos 3.500 corredores Junto a estos dos heridos que desataron la alarma entre los aficionados, el encierro se saldó con trece heridos más, todavía más leves, por diversas contusiones, rozamientos y quemaduras en su palpitante en los tramos con fama de ofrecer más toro y con los astados ya algo mas templados: las calles Real y Estafeta. En Postas, además, se vieron también muy buenas carreras. Gran parte de la culpa del espectáculo lo tuvo que cuatro toros insistiesen en correr por delante de los cabestros, mientras que el quinto iba algo retrasado. Los corredores se fueron turnando, pegados a ambos lados de los animales, y también delante y detrás de ellos. Los astados, aunque veloces- -hicieron el recorrido en un minuto y 42 segundos, de los menores tiempos de este año- no sacaron demasiado sus cuernos hacia los lados, por suerte para los mozos. Como suele ser habitual en los encierros de fin de semana, con tantos corredores hubo algún codazo para coger buen sitio. Hubo 3.500, pero pudieron ser más: la Policía y los miembros de Protección Civil se afanaron en sus batidas por retirar a los bebidos e indispuestos de la manga antes del inicio. Se ha invitado a bastante gente que se retirara, aunque no ha habido que sacar a menores de 16 años, lo que ya va siendo habitual este año explicaron fuentes municipales. El encierro de hoy, el último de estas fiestas, se prevé el más multitudinario debido a la gran juerga del sábado por la noche en Sanse La organización volverá a insistir en pedir precaución y extremará sus medios para evitar que corran aficionados indispuestos.