Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID DOMINGO 2 s 9 s 2007 ABC Diez mil personas utilizan cada día el tranvía de Parla, que estrena nueva fase MERCEDES CONTRERAS MADRID. En los próximos días se inaugurará la segunda fase del tranvía de Parla. Otros 3,9 kilómetros que unirán el centro de la localidad con el nuevo barrio de Parla Este, donde está prevista la construcción de más de 12.000 viviendas. Los 4,5 kilómetros de la primera fase, puestos en servicio en mayo, han contado con una media de 10.000 viajeros cada día. De momento, por tanto, en muy poco tiempo casi se han alcanzado las expectativas de uso, ya que las previsiones situaban la demanda en unos 13.300 usuarios. Así, se esperaba que utilizaran este medio de transporte 3,6 millones de viajeros durante el primer año. Esa primera fase, con sus 9 paradas, recorre el casco antiguo de un extremo a otro en 15 minutos, mientras que la segunda alargará, con 7 paradas, el servicio al nuevo desarrollo urbanístico de la localidad, donde el 83 por ciento de las viviendas que se levantan contarán con algún tipo de protección. También tendrá un intercambio con la futura estación de Cercanías en la zona norte. Los tranvías, que cuentan con una capacidad de 180 personas, discurren por un plataforma reservada, en su mayor par- te sobre espacios verdes, con el fin de garantizar la frecuencia de paso que, en estos primeros meses, ha sido de 7 minutos en hora punta. La inversión realizada en el proyecto, el primero de este tipo que ha sido impulsado desde una administración local, ha supuesto una inversión de 120 millones de euros. De ese monto total, el 82 por ciento ha sido financiado por el Ayuntamiento de Parla, mientras que el 18 por ciento restante lo ha aportado la Comunidad. PECADOS CAPITALES Mayte Alcaraz Doble financiación DGT LLEVAR E ste es el último domingo de vacaciones, y puede que para algunos, el último de su vida. Perdonen que parezca la Dirección General de Tráfico, pero es que me temo lo peor. Y lo peor, es perder la vida; y lo peor de lo peor es perderla de forma estúpida en un accidente. Luego hay otras circunstancias que por no ser tan irreversibles no son menos malas como que pases el resto de tus días queriendo morir; o consumiendo la vida de los que te cuidan. Hasta aquí la parte sentimental; pero hay otra que atañe a nuestros administradores, que es indignante: los mensajes con los que bombardea la DGT desde emisoras de radio, TV Prensa... que hacen que cuando salgo de viaje (y como yo, mucha gente) vaya con el corazón en un puño. Sin una gota de alcohol en el cuerpo, habiendo descansado, bien sujeta con el cinturón y sin intención de encender cigarrillo alguno ni usar el móvil. Pero sin poder evitar retirar la vista de la carretera, ni fugazmente, para mirar el cuentakilómetros, no sea que con las buenas carreteras y los mejores motores rebase la velocidad y me multen. Pues con todo eso controlado, tomo la carretera temiendo que me salga de frente un carabao adelantando en zona prohibida y me lleve por delante, u otro de la misma cabaña me rebase sin calcular la poca distancia que tiene para hacerlo y me saque al arcén. Así que desde que salgo voy rezando y si me han de quitar puntos, hasta que pierda el carné, que sea por aparcar mal. Y hablando del carné por puntos: ¿ustedes han visto algo más inútil que eso? Inútil para la seguridad vial, se entiende, no para las arcas del Estado. Así lo demuestra el hecho de que cada vez hay más muertes en las carreteras. Aunque venga Rubalcaba y su socio Pere Navarro diciendo estadísticamente lo contrario, que se las pintan solos para poner el énfasis estadístico donde quieren. Yo no creo en las estadísticas: si en tiempo de nuestros primeros padres, Adán y Eva, una terrible enfermedad se hubiera cargado a uno de ellos, habría fenecido el 50 por ciento de la humanidad. Eso, aunque estadísticamente correcto, sería una verdad a medias y una catástrofe parecida a esa de la que Pere Navarro nos quiere salvar a base de impuestos.