Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 2 s 9 s 2007 ABC Rafael Valera, Subdirector general de Banco Urquijo Claves para afrontar un incierto curso bursátil Los analistas recomiendan vigilar si hay más víctimas de la crisis crediticia, las actuaciones de los bancos centrales, los datos macroeconómicos y los resultados empresariales CRISTINA VALLEJO MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Los inversores que se tomaron un descanso en agosto, han regresado a la realidad con un Ibex casi mil puntos por debajo de los niveles a los que lo dejaron. Y están un poco nerviosos. Descolocados. También aquellos que siguieron al pie del cañón durante el verano y vieron cómo los créditos basura de EE. UU. tiraban por tierra casi la totalidad de sus ganancias de este año. La incertidumbre es lo que domina entre los inversores. ¿La crisis hipotecaria ha llegado a su fin? ¿Seguirá ocasionando pérdidas en las Bolsas? Aún es una incógnita. Pero los analistas dan claves que hay que vigilar en las próximas semanas, porque determinarán la conducta del nuevo curso bursátil, que se presenta muy incierto. Los bancos centrales. Todos los ojos están puestos en la Fed y en el BCE. Sobre todo en la primera. Tras las inyecciones de liquidez efectuadas por ambos en el sistema, ahora la principal incógnita es qué harán con los tipos. La Reserva Federal debe bajarlos para relajar las tensiones en el mercado del crédito y evitar que el consumo se deteriore. De hecho, lo que descuentan los mercados es que se produzca, al menos, una bajada de los tipos en EE. UU. antes de final de año explica Óscar Germade, de Cortal Consors. Y ello sería una buena noticia para las Bolsas. En Europa, según Luis Peralta, de Gaesco, el más probable es que no haya una bajada de tipos. Lo que sí puede hacer el BCE es retrasar las dos subidas previstas para este ejercicio. Eso sería suficiente para que los inversores recuperen la confianza en la Bolsa añade Ramón Esteruelas, de ABN Amro. Efectos directos de las subprime Los analistas recomiendan estar muy atentos a las noticias sobre los efectos más directos de la crisis crediticia. Según enumera Ernesto Akerman, analista de GVC, será clave vigilar los datos referentes a las hipotecas suscritas en EE. UU. las nuevas quiebras, despidos, reestructuraciones y resultados que se produzcan en el sector subprime y si hay más entidades y fondos de inversión tocados por las hipotecas basura No sería una buena noticia que los bancos, como consecuencia del miedo al aumento de PASAR PÁGINA AÚN NO HAY QUE as bolsas desarrolladas han corregido entre el 5 y el 10 en agosto. La volatilidad se ha situado en niveles superiores al 20 con puntas cercanas a los máximos de la década. Un primer detonante ha sido un cambio a peor en la expectativa de crecimiento de EE. UU. y de ciertos países europeos ante un eventual endurecimiento futuro en las condiciones de financiación, provocado por el incremento de la morosidad de los créditos subprime Otro detonante ha sido la súbita iliquidez y consiguiente caída de precio que ha sobrevenido a ciertos instrumentos de renta fija titulizada, distribuidos entre entidades financieras e instituciones de inversión, que ha generado una pérdida de confianza de los inversores. El verdadero alcance del riesgo que ha generado el subprime está por determinar, lo que seguirá produciendo incertidumbre. El volumen del riesgo, aunque no ha sido acotado del todo, y su impacto se está valorando por los supervisores, parece que podría estar empezándose a clarificar. Además, la acción de inyección de dinero de los bancos centrales ha tranquilizado al sistema financiero no sin antes generar alguna suspicacia. El hecho de que no se pueda pasar página de forma rápida todavía planeará sobre el mercado por lo que no podemos descartar aún alguna nueva corrección en los próximos días o semanas. Dicho esto, esperamos que la subida de la prima de riesgo de la Bolsa remita en pocos meses y por ello podamos ver unas recuperaciones de los índices a las zonas de partida del verano a final de año. Lo más probable es que veamos al Ibex en los 15.000 puntos. Una mejoría de la bolsa se apoyaría en las varias razones: La situación macroeconómica global es sólida, las valoraciones empresariales están en niveles históricamente bajos en relación con las perspectivas de resultados, los balances empresariales se encuentran saneados. Pero también hay riesgos: que la crisis financiera se siga cobrando víctimas y tuviera un impacto nocivo en la economía real o que la FED y el BCE se vieran obligados a realizar una política monetaria más severa ante tensiones inflacionistas. L Datos en porcentaje. 6 5 4 3 2 1 0 2003 ¿BAJARÁ LOS TIPOS LA FED? ¿LOS SEGUIRÁ SUBIENDO EL BCE? Zona euro EE. UU. 60 de las compañías sigue sorprendiendo positivamente. Ahora, según resalta Ramón Esteruelas, será especialmente importante vigilar las cuentas de bancos y aseguradoras. Éstas pueden confirmar que la crisis subprime apenas les afecta. Porque, según datos de Gaesco, su exposición al negocio de las hipotecas de riesgo es muy limitado. En el caso de las aseguradoras, equi- 2004 2005 2006 2007 LOS BENEFICIOS SEGUIRÁN CRECIENDO A BUEN RITMO 26,6 20,4 11,8 5,6 10,9 6,4 10,5 EE. UU. Incremento interanual de los resultados empresariales, en porcentaje. Previsiones) EUROPA 9,5 12,4 8,8 Las cuentas de los bancos y aseguradoras pueden confirmar que la crisis subprime apenas les afecta Los expertos no descartan que las Bolsas europeas retomen la senda alcista vale al 2 de su capitalización bursátil; en los bancos, al 7 Tanto unas como otros han caído más de esos porcentajes en las últimas sesiones. La crisis está más que descontada. Teniendo todos estos factores en cuenta (los bancos centrales apoyando a los mercados; la economía, más o menos, de acuerdo con lo previsto; los resultados empresariales en plena forma) ¿qué ocurrirá con la Bolsa? Según Raj Shant, de Mellon Investments, quizá la Bolsa de EE. UU. no, pero las europeas podrían retomar la senda alcista. Éstas no registrarán un gran rally basado en la especulación, sino que será una subida construida sobre beneficios atractivos, balances saneados y elevadas rentabilidades por dividendo asegura Shant. 2005 2006 2007 2008 2009 Incremento interanual del PIB, en porcentaje 3,6 3,1 2,9 LA UE LE TOMA EL RELEVO A EE. UU. COMO MOTOR Zona euro 2,9 3,1 2,5 1,5 1,8 EE. UU. 1,8 1,6 2004 2005 2006 1 er Trim. 07 2 Trim. 07 la morosidad, endurecieran las condiciones para la concesión de créditos: el consumo se reduciría y la inversión de las empresas, también. La economía: Los mercados necesitan confirmar que las repercusiones de esta crisis no se extienden a la economía. Esta semana nos ha sorprendido un buen dato del PIB americano: creció un 4 en el segundo trimestre, jus- to lo mismo que el español. Si esta fortaleza se consolida en los próximos trimestres, el consumo y el empleo no muestran síntomas de debilidad y la vivienda cae, pero no de una manera desbocada, la Bolsa se sentirá aliviada, según Peralta. Resultados: Es fundamental que los resultados empresariales sigan siendo buenos. En este capítulo parece no haber problemas. El Prepárese: los vaivenes seguirán presentes Semanas de volatilidad, de vaivenes e incertidumbre. Eso es lo que les espera a los inversores. El mercado está hipersensible sobre todo ante las malas noticias. ¿Qué tiene que hacer el inversor en un contexto como éste? Los inversores a corto, los más arriesgados, quienes están pendientes del mercado al minuto, ya están aprovechando los recortes para comprar y las subidas, para vender. Quienes tienen un perfil más moderado y con perspectivas de inversión más a largo plazo pueden comenzar a tomar posiciones ya, eso sí, siendo mucho más selectivo que nunca, escogiendo valores sólidos. Será en ellos en los que se sostendrá el rebote. Para los inversores más conservadores también puede ser aconsejable proteger su liquidez en activos sin riesgo, como los depósitos, ahora con rentabilidades muy atractivas, o la deuda pública, sobre todo, en las letras a un año. En ambos casos, la rentabilidad supera a la inflación en más de dos puntos porcentuales.