Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL DOMINGO 2 s 9 s 2007 ABC Dimite el senador republicano acusado de lascivia presionado por su partido Larry Craig afirma que no se va por ser culpable, sino porque no creen en su inocencia ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Más solo que la una. Así ha acabado sus días políticos el senador republicano por Idaho Larry Craig, que lo era desde hace veinticinco años. A la edad de 62, casado y padre de tres hijos, se va con el baldón de ser conservador homófobo por fuera y ligón de retrete por dentro. Y sin que nadie de su partido saque la cara por él. Más bien todos le han pedido a gritos que dimita. Ayer anunció que dejará su escaño el 30 de septiembre. Eso significa que habrá transcurrido exactamente un mes entre el anuncio formal y la ejecución de la dimisión. ¿Por qué? Eso aún no se sabe. No parece que Craig se reserve para dar ninguna batalla. Aunque ayer insistió en defender su inocencia: Yo no soy gay, yo no hago esas cosas se le oye decir en la grabación policial que le incrimina, lo hacía con ánimo sombrío y no beligerante. Era un hombre derrotado el que, acompañado de su sufrida esposa Suzanne, compareció en un aparcamiento donde sólo le aguardaban 200 incondicionales seguidores. Larry te queremos proclamó uno en voz alta. A lo mejor no era el eslogan más feliz. El episodio por el que se detuvo a Craig el pasado 11 de junio en el aeropuerto internacional de Minneapolis, y por el que pagó una multa de 500 dólares (424 euros) -por conducta lasciva es difícil de relatar por su sordidez. Un policía de paisano, el sargento Dave Krasnia, contó que Craig le toqueteó con su pie y con su mano cuando orinaban en compartimentos contiguos de los baños del aeropuerto. Al saber quién era Craig, parece que el primer disgustado fue el propio sargento Krasnia. Me ha decepcionado usted mucho, señor. Yo espero este tipo de cosas de la gente que sacamos de la calle, no de usted, a quien la gente le vota le espetó. Y se exclamaba: Qué vergüenza, qué vergüenza, así no me extraña que nos vayamos a pique El senador Craig aún sostiene que la decisión de irse no es porque sea culpable, sino porque no hay bastante gente que crea en su inocencia, y eso, a su modo de ver, le inhabilita electoralmente en un Estado tan conservador como Idaho. Pido perdón a mi familia, a los que tienen el coraje de apoyarme en estas circunstancias y al pueblo de Idaho por la pena que le he causado declaró. No está la cosa para ir regalando escaños. Los demócratas paladeaban ayer esta dimisión tras desayunarse con el anun- cio de que John Warren, el carismático senador por Virginia que pidió la retirada simbólica de 5.000 soldados de Irak- -una tercera vía entre lo que quiere el presidente Bush y lo que quieren los demócratas- no optará a la reelección. Pido perdón a mi familia, a los que me apoyan y al pueblo de Idaho por la pena que he causado Yo no soy gay, yo no hago esas cosas insistía el senador en la grabación policial que le incriminaba La marcha de Warren abre la veda para que este estado, feudo republicano, pase a manos demócratas. Pero ni aún así se ha movilizado la maquinaria republicana para tratar de impedir que el viejo león de Virginia, veterano de la Segunda Guerra Mundial y de la de Corea, abandone su puesto desde el cual tanto incomoda a Bush. Warren se irá en 2008 Larry Craig, senador por el Estado de Idaho, poco antes de presentar ayer su dimisión ante sus seguidores en la ciudad de Boise AP Disgusto policial EE. UU. liberará a 1.500 presos iraquíes durante el mes sagrado del Ramadán EFE M. JUSTO BAGDAD LONDRES. El Ejército estadounidense liberará a alrededor de 1.500 presos iraquíes durante el mes sagrado musulmán de Ramadán, que comenzará la segunda semana de septiembre, informó ayer el vicepresidente iraquí, Tarek Al Hachemi. La liberación de los reclusos de las cárceles administradas por tropas norteamericanas fue lograda mediante un acuerdo suscrito entre Hachemi y el mando estadounidense, precisa un comunicado difundido por la oficina del vicepresidente iraquí. Según el vicepresidente, el Ejército estadounidense retiene alrededor de 23.000 prisioneros en varias cárceles que administra, la más importante de las cuales es la de Abu Ghraib, al oeste de Bagdad. El acuerdo tiene lugar un mes después de que Hachemi, que es suní, y su colega chií, el vicepresidente Adel Abdel Mahdi, visitasen varios presidios. Después de la visita, Hachemi entregó un informe al primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, en que le mostró su descontento por la continuación de la retención de personas suníes inocentes Mientras, el ex jefe del ejército británico durante la invasión de Irak lanzó ayer un duro ataque a los Estados Unidos y a su ex ministro de Defensa Donald Críticas del ex jefe británico Rumsfeld, a los que responsabilizó de la situación en Irak. En medio de un creciente distanciamiento británico- americano desde la marcha de Blair, Jackson criticó en el Daily Telegraph la decisión del Pentágono de desbandar al ejército iraquí después de la caída de Sadam: Fue un terrible error. Tendríamos que haber mantenido el ejército iraquí subordinándolo a las fuerzas de la coalición Además, Jackson califica de inadecuada la guerra global contra el terrorismo, porque se hace en detrimento de la negociación diplomática y los esfuerzos de reconstrucción nacional.