Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1- -9- -2007 Google podría anunciar de inmediato el lanzamiento de su propio móvil, el GPhone 69 LLEGADA AL COLE Nivel de hidrocortisona (estrés) Seis meses antes Dos semanas después Seis meses después Estrés, temor... el cole en el horizonte Los altos niveles de hidrocortisona en la sangre de los niños muestran su nerviosismo desde seis meses antes de incorporarse al sistema escolar, y desaparecen seis meses después de su llegada a la escuela, fruto de su capacidad de adaptación POR S. BASCO MADRID. La estampa del niño que acude llorando de la mano de sus padres, enfundado en su baby y con su pequeña mochila de Mickey colgada a la espalda, al primer día de colegio de su vida es proverbial... Y comprensible, nos decimos. Entendemos que debe resultar traumático para el pequeño el cambio que perciben en sus vidas, con el alejamiento del entorno familiar e incluso el abandono de la seguridad de la guardería, de sus amigos y sus cuidadores conocidos... rumbo a una realidad desconocida y que muchos deben percibir como amenazadora. Resulta difícil imaginar hasta qué punto es real su angustia, hasta dónde alcanzan sus niveles de estrés. Pues bien, el departamento de Psicología de la Universidad británica de Bath ha elaborado un estudio que puede proporcionarnos una comprensión clara del acontecimiento. Encargado por el Consejo de Investigación Económica y Social (ESRC) del Reino Unido, y dirigido por la doctora Julie Turner- Cobb, el estudio muestra que los pequeños que abordan el primer año de su escolarización presentan muy elevados niveles de hidrocortisona en sangre- -la hormona del estrés- -desde seis meses antes del inicio de las clases; niveles que alcanzan su pico máximo dos semanas después de su llegada y que descienden rápidamente para, seis meses más tarde, presentar niveles inferiores a los previos a la escolarización, fruto de la rápida adaptación de los niños al entorno. Elaborado desde diciembre de 2003 a noviembre de 2005, el trabajó investigó a 105 pequeños (53 varones y 52 niñas) de entre 3 años y medio y 4 años de edad, reclutados en las guarderías del entorno de Bath, con la colaboración de sus padres y de 74 cuidadores de guardería, encargados de responder a diversos test sobre su comportamiento, rendimiento, adaptación y estado de salud. tor David Jessop, de la Universidad de Bristol. El informe de la doctora Turner- Cobb- La experiencia social de la transición a la escuela -refleja que los niños presentaban un nivel de estrés muy superior al esperado semanas antes de su incorporación al colegio, lo que sugiere que la preocupación de sus padres por el bienestar de sus hijos ante la nueva etapa se traslada a los pequeños. Al mismo tiempo, los niños de personalidad tímida presentan índices más bajos de estrés durante toda la etapa a estudio. Los más extrovertidos o impulsivos tienen mayores niveles de hidrocortisona y los conservan durante todo el día. En cuanto a la salud de los pequeños, se pensaba que el exceso de hidrocortisona, que reduce la respuesta inmunológica del cuerpo, propiciaría más enfermedades. Sorprendentemente, los más estresados ofrecen una mayor resistencia a los catarros y se recuperan con mayor rapidez si se resfrían. Cuando los niveles decaen por la adaptación a la escuela, o en épocas de vacaciones, los chavales se resfrían más. La doctora Turner- Cobb concluye que los altos niveles de estrés favorecen el desarrollo de las habilidades del niño para la adaptación a un entorno desconocido pero, sin embargo, no ha encontrado relación alguna entre las altas tasas de hidrocortisona en sangre y un mayor rendimiento académico de los pequeños, ni en los primeros días del curso ni en los meses posteriores. La salud del niño Muestras de saliva Los niveles de hidrocortisona en la sangre periférica fueron obtenidos a partir de muestras de saliva tomadas a diferentes horas del día y en fechas concretas del periodo a estudio, y analizadas después por el doc- Los más tímidos presentan menores niveles de estrés que los más activos y extrovertidos Reguladores del metabolismo y la resistencia al estrés Los glucocorticoides son hormonas segregadas por la glándula suprarrenal, encargadas de regular el metabolismo y la resistencia al estrés. Los principales glucocorticoides son la hidrocortisona (también conocida como cortisol) la corticosterona y la cortisona. Pero el cortisol es el más abundante, ya que supone el 95 del total de la actividad glucocorticoide. Entre otras funciones, estas hormonas movilizan los lípidos de las células adiposas, poseen efectos antiinflamatorios y mantienen ajustada la presión arterial. Ante una situación de estrés, es en concreto la hidrocortisona la que se encarga, al elevarse sus índices en la sangre periférica, de facilitar la producción de glucosa con la que hacer frente a la fatiga o cualquier otra condición debilitante derivada de la situación de angustia o preocupación. Más información sobre la investigación: www. bath. ac. uk schooltransition www. esrcsocietytoday. ac. uk