Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1- -9- -2007 Borja- Villel, elegido presidente del Cimam, órgano mundial de museos y colecciones El director del Macba sustituye a Alfred Pacquement, director del Beaubourg 65 -El director Brian de Palma ha presentado en este mismo certamen Redacted una película sobre la guerra de Irak con la que- -según dice- -aspira a cambiar la idea de los americanos sobre ese conflicto. ¿Se requiere cierta dosis de valentía para afrontar un proyecto así? también en los estudios de cine. No debemos olvidar que los estudios de cine están dirigidos por una multinacional cuya máxima prioridad se encuentra en el terreno económico y no en el artístico. Aún así, en mi opinión es posible cambiar las cosas. Es verdad que los chavales van a ver Spiderman y están demasiado interesados en las películas con vertiente social o de denuncia, pero esta es la sociedad que tenemos y debemos luchar para cambiarla. No me malinterprete: el que me interesen las películas comprometidas no significa que en el mundo no deba haber espacio para el entretenimiento. Creo que está muy bien que también haya películas ligeras y que debemos encontrar el equilibrio. George Clooney abogado, Scarlett Johansson niñera y Brian de Palma palmero Buena cosecha de cine ayer en Venecia, con la proyección de Michael Clayton Redacted y The nanny diaries E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL VENECIA. Cuando se pone a llover en Venecia, se echan a faltar unas branquias. Y ayer llovió de todo, especialmente agua, pero casi tanto o más celuloide: ¡Qué manera de caer películas! Sólo por presumir, se enumeraran con cierto desconcierto: Michael Clayton de Tony Gilroy; Redacted de Brian de Palma; Nessuna qualità agli eroi de Paolo Franchi... estas tres a competición, y fuera de ella, una curiosidad de Budd Boetticher, Decision at Sundown y la que debiera haber sido la estrella del día, The nanny diaries si hubiera asomado por aquí su naricilla (o lo que fuera) Scarlett Johansson. Ya digo, también cayó agua, aunque, para ser sinceros, muy poca en la cabeza de la prensa internacional que se pasa el día viendo películas. El estrellato de la jornada lo asumió sin problemas George Clooney, que encarna a un personaje realmente viscoso en Michael Clayton la mejor película de ayer, además de la más liosa, compleja y depresiva, centrada en la jungla del asfalto y los negocios sucios y enfocada a un abogado amoral pero con algún residuo de honradez en ese estanque lleno de lampreas que retrata. Clooney está realmente bien en su papel serio, destruido y destructor, aunque Sydney Pollack aparece en un par de ocasiones fundiéndolo todo a su alrededor. El director, Tony Gilroy, decide además contar una historia de uno de los nuestros en el mundo de las fusiones empresariales sin importarle que el espectador la única fusión que practique habitualmente sea la del queso con el jamón; o sea, sin complejos, enreda y desenreda la trama y uno se la acaba tragando como si fuera un bikini o mixto según. Si la mejor fue Michael Clayton la, digamos, peor fue la italiana Nessuna qualità agli eroi un melodrama con voz impostada sobre un hombre que no puede tener hijos y eso le chafa por completo y se pasa las dos horas con gesto de acidez de estómago, mientras que otro personaje, raro, raro, mata al padre y lo entierra y desentierra no se sabe si en realidad o en su imaginación. Lo más reseñable de la película italiana es que se dedica en cada secuencia a subir mucho la música, supongo que por llamar la atención del espectador más bien ido, o yéndose. Trabajan, y no mucho, porque los protagonistas son ellos (otros) Irene Jacob y Maria de Medeiros. Y todavía no hablaremos de Scarlett Johansson, porque antes hay que darle un breve repaso a la de Brian de Palma, Redacted situada en la guerra de Irak y en un deleznable suceso en el que unos soldados americanos asesinaron a una familia iraquí y violaron a una de las hijas... De Palma intenta hacer una cosa fresca en el infierno, como reportajeada, camara digital, volátil, en manos inexpertas, un retrato muy escalofriante, veraz y ultrasensible de aquello. Sólo se queda a unas veinte mil millas de lograrlo. Todo lo más que hace es ir de Palma a palmero. Su frescura es más bien carafrescura, y usa de los más deleznables tópicos, incluida música de ópera (aquí, de opereta) y fotografías de los llamados efectos colaterales de la guerra, para no decir nada de nada. Tan decepcionante que, al final, el público ni se molestó en mostrarle su desagrado: se levantó en silencio y se largó. En cuanto a Scarlett Johansson en el papel de nanny o chica que cuida al niño mientras que los padre, unos neoyorquinos despreciables, amasan dinero, amantes y complejos, pues hay que decir que no lo hace mal. Incluso uno diría que es mejor nanny que actriz (ese gesto de aburrimiento en un hotel japonés ya no da más de sí, francamente) La película, que la firman los de American Splendor Shari Springer Berman y Robert Pulcini, está lista para ser devorada en las salas de medio mundo, y para que veamos que hay que ocuparse de los hijos antes de que venga una Mary Poppins con algo más de morbo. Tienen gracia Laura Linney y Paul Giamatti en su cometido de pareja de idiotas con dinero, y también tiene gracia el sentido antropológico en ciertos momentos de la película, donde se bromea con los modelos culturales y familiares, y pasando de, por ejemplo, modelos maya o lapón, a ese otro tan cool tural de la Quinta Avenida. -En este momento el 70 de los americanos está en contra de la guerra de Irak, así que yo no definiría hacer ahora una película sobre el conflicto como un acto de valentía. Sin embargo, en 2005, en la época de Syriana fue muy duro. Me llamaron traidor y me dijeron que me callara, que no tenía que hacer tantas preguntas. Sin embargo, y por fortuna, ahora es fácil atacar lo que está sucediendo con la guerra en Irak. Creo que más que valentía, hoy se necesita talento para denunciar lo que está sucediendo en Irak. George Clooney está realmente bien en su papel serio, destruido y destructor De Scarlett Johansson en el papel de nanny hay que decir que no lo hace mal. Incluso uno diría que es mejor nanny que actriz -Dicen por ahí que se pintó usted las ojeras para parecer más cansado... -Déjeme decirle algo: lo cierto es que pocas veces he utilizado maquillaje en las películas, porque creo que no es necesario en la mayoría de las ocasiones. Ahora, con las cámaras de alta definición se ve con todo lujo de detalles, así que ¿para qué utilizarlo? Lo cierto es que si parezco cansado en la película, es porque realmente estaba muy cansado. -Bueno, creo que ya ha pasado un tiempo prudencial y finalmente puedo decir la verdad: ningún cerdo, por bueno que sea, podrá sustituir jamás a Max... Era uno entre un millón. -Después de la muerte de su cerdo Max, ¿ya le ha encontrado sustituto? ¿Y cómo consiguió estar tan cansado? -Eso, amigo mío, es secreto profesional (risas) AP Brian de Palma, en Venecia AP