Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID SÁBADO 1 s 9 s 2007 ABC Descubren los restos de la Real Fábrica de Paños en San Fernando La excavación ha estado abierta durante dos años en un solar de 20.000 metros ABC MADRID. Después de dos años de excavaciones arqueológicas, los investigadores han encontrado en un solar de unos 20.000 metros cuadrados los restos de la Real Fábrica de Paños de San Fernando de Henares, que se fundó en el siglo XVIII. Este importante hallazgo se produjo durante las obras de construcción de viviendas en la zona conocida como Echeveste que, al parecer, vio nacer la ciudad hace aproximadamente 200 años. Allí, se fundó la Real Fábrica de Paños de San Fernando de Henares para abastecer a la Monarquía, aunque ésta solo estuvo activa durante cinco años. En los terrenos se han encontrado los cimientos de la empresa textil y suelo original de la fábrica formado por baldosas de barro cocido. Además, entre las ruinas se mantienen los restos de una fuente ornamental y los muros de las naves en las que se almacenaba la maquinaria utilizada para las telas de la fábrica. En la excavación, no sólo se han encontrado elementos arquitectónicos. Los expertos han documentado más de 3.000 piezas de porcelana y cerámica de los siglo XVIII y XIX, monedas de distintos períodos que van desde Felipe IV a la Guerra Civil, y más de 7.000 restos de huesos de animales como vacas, gallos y cerdos. Restos de la Real Fábrica de Paños del siglo XVIII, en San Fernando de Henares para la cronología contemporánea en España. Una vez que la fábrica dejó de tener una función textil, sus instalaciones fueron rehabilitadas para albergar un hospicio para prostitutas y pobres durante quince años y, posteriormente se intentaron instalar varias fábricas sin éxito en el solar. Según se ha documentado, las industrias no prosperaron por las condiciones del terreno, alejado del río y situado en una zona poco salubre. Morín lamentó que uno de los principales inconvenientes que encontraron los investigadores para la recuperación de las costumbres históricas de la zona fue el expolio realizado a lo largo de los años, sobre todo en la Guerra Civil. A parte de los hallazgos correspondientes a los siglos XVIII y XIX, se han encontrado restos paleontológicos de hace un millón de años, correspondientes a la macrofauna por lo que son previos a la aparición del hombre. Morín aseguró que han aparecido restos EFE Historia de los desfavorecidos El director de los trabajos arqueológicos, Jorge Morín de Pablos, afirmó ayer que los hallazgos permiten reescribir la historia del municipio desde otra óptica, la de las clases más desfavorecidas Así, indicó que, generalmente, los documentos históricos están realizados por la elites de poder, mientras que los registros arqueológicos permiten hacer un retrato de la época desde distintas perspectivas. Para Morín, la excavación de San Fernando de Henares es una de las más importantes de mamut con una cronología de más de un millón de años en algunos casos Respecto a la microfauna también se han recogido muestras con el objetivo de conocer cómo era el tiempo y cómo iba cambiando hace más de un millón de años. Museo de la Ciudad Los terrenos albergaron un hospicio para prostitutas y desfavorecidos durante quince años Los restos encontrados están actualmente en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, aunque el alcalde de San Fernando, Julio Setién, explicó ayer durante una visita que el Ayuntamiento solicitará los hallazgos a la ciudad complutense para exhibirlos en un futuro Museo de la Ciudad que ya está proyectado. EL COTO ...En tiempo de caza, ya no se puede pasear por este bello paraje como paseábamos con nuestros animales de compañía ni con los niños que quieren disfrutar... de la Maliciosa, montaña emblemática que se asoma a la cabecera de mi cama. Es el parque regional de la cuenca alta del Manzanares. Por donde las vacas pastan en calma y los zorros dejan la estela de su cola en su fugaz caminar y los rabilargos compiten en graznidos con los grajos mientras, a lo alto, buitres y águilas planean sobre las crestas pedregosas. El paisaje lo completa un riachuelo que baja rumoroso luego de que el agua la impulse un pequeño embalse que tiene un cartel que pone prohibido bañarse, bajo multa de 25.000 ptas. pero Niebla se baña, entre otras razones, porque no sabe leer, y, en segundo lugar, porque el indicador no distingue si personas, animales o cosas (en las mismas están las vacas, las cabras montés y los raposos) O sea, que en tiempo de caza, ya no se puede pasear por este bello paraje como paseábamos con nuestros animales de compañía ni con los niños que quieren disfrutar de la Naturaleza, que no viene en los libros, menos en la Educación de la Civilización. Entran en el lote senderistas o montañeros, so pena de que los francotiradores les agujereen la cabeza. A veces (no presto demasiada atención a los cazadores, ni los respeto ni los comparto) les he visto a lo lejos, desde una peña, carabina al hombro, como si fueran John Wayne aguardando al enemigo. Pero, a lo que se ve, el hambre del gatillo es insaciable. Y las autoridades gubernativas, comunitarias y locales lo consienten a sabiendas de que un dispa- Santiago López Castillo e pronto, a Niebla mi golden divino, se le han puesto los ojos como platos. Esos que miran con amor en orladas pestañas rubias. Cuadrados con una mitad blanca y la otra negra anuncian que es territorio comanche, o sea, coto privado de caza. Antes, las señales estaban a lo lejos, agazapadas entre rocas, pedruscos y jarales. Como si fueran a venir los siux. Era cuando usted podía pasear tranquilamente con su perro por las estribaciones D ro produce un centenar de votos. Porca miseria. He de señalar y señalo a la Comunidad de Madrid que es la responsable de este despliegue o tiroteo en el paraje citado de la Sierra del Guadarrama, que consiente y no informa. ¿Habremos de regresar a la cutre ciudad, de la que salimos, para poner el yugo y las flechas a nuestras mascotas en campo abierto? Y eso que ahora todo el mundo se arropa con el manto del medio ambiente. Aún resuenan en mis oídos las voces de los cazadores cuando paseaba por la campiña guadalajareña en compañía de mi inmortal Canela la spaniel mejor descrita y escrita, q. e. p. d. con la que compartí las esencias del campo: la jara, el tomillo, el cantueso, el espliego... Recuerdo las voces de los energúmenos que eran tanto como sentencias de muerte: O ata a su perro, o le pego un tiro... Con estos seres de cana y fusil peleón no hay miramientos. Y eso que usted iba andando, pacífico, por el monte, con el úni- co safari de unos prismáticos a la caza del cuco o del zorzal o del alcaudón común. Ya me lo advertía mi amigo humanista y comunista Paulino Posada: Ándate con cuidado si vas por El Pardo: los guardas tiran de escopeta y en vez de ir a caballo, ellos deberían hacer de bestias Así que en esas estamos. Da igual aquí, allí que en todas partes. De modo que ya que está Castilla y León enzarzada con la plaga de los topillos, llamemos al flautista de Hamelin para que se lleve a los roedores y, de paso, a los cazadores que son una calamidad y un peligro para humanidad. quien corresponda, se las haré llegar a mi amigo Antonio López, director de Hablemos de caza y pesca de la Cope, que sabe lo que es un tiro a puerta y otro a la nuca, o sea, la sensibilidad, y que jamás defendió el matar por matar. Y también al director de ABC, José Antonio Zarzalejos, que cuida con primor las páginas de Madrid. PD. -Estas líneas dolientes, a