Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MADRID SÁBADO 1 s 9 s 2007 ABC La familia del presunto homicida se marcha del barrio M. D. A mediodía del miércoles, tras el crimen, decenas de allegados a Mónica se dirigieron con rabia al número 12 de la calle Islas Bermudas, el domicilio de David, donde pensaban dar con él: un vecino le había visto entrar y hasta allí conducía un reguero de su propia sangre, tras morderle uno de los perros. David no estaba: tras lavarse y cambiarse, huyó rápidamente. Numerosos familiares de la asesinada no lo sabían, y montaron guardia a la puerta de la casa. El lugar se llenó de policías, que protegieron la salida de varios familiares del agresor, insultados creyendo que también iba el asesino. Se han ido de aquí, del barrio, al parecer a casa de una hermana explica la familia de Mónica, que vive a unos metros del piso de David. La joven Mónica fue ayer enterrada en presencia de sus seres queridos en el cementerio de su barrio de siempre, Fuencarral FRANCISCO SECO Desolación y rabia en el entierro de la joven asesinada por su vecino El presunto homicida sigue ingresado bajo custodia policial en un hospital, donde ayer fue operado tras el intento de linchamiento de varios allegados de la víctima M. DÍAZ MADRID. El dolor, la desolación y una rabia infinita se adueñaron ayer de los familiares y amigos de Mónica T. G. la joven de 27 años que el miércoles fue apuñalada 21 veces por un vecino obsesionado con ella mientras paseaban a sus respectivos perros. Mónica recibió ayer sepultura en el cementerio de Fuencarral, el distrito donde se había criado y donde seguía viviendo, a sólo unos metros de David A. V un veci. no de 33 años que se convirtió en su homicida. En torno a las 11.30 horas de ayer se inició el funeral, una ceremonia íntima a la que asistieron decenas de allegados de la víctima. Tras el entierro, que fue breve y transcurrió en completo silencio, los familiares y amigos de Mónica le despidieron con aplausos y se escucharon algunos expresivos lamentos de sus seres queridos. También, fruto de la angustia y el nerviosismo de estos días, se vivieron algunas escenas de tensión con los informadores desplazados a las puertas del camposanto, aunque varios efectivos policiales garantizaron la ausencia de incidentes. Después, rotos de dolor, los allegados de Mónica abandonaron poco a poco el cementerio. Mientras, en el hospital de La Paz, el presunto asesino sigue recuperándose de las heridas provocadas por el intento de linchamiento que sufrió a manos de algunos vecinos y del mordisco de uno de los perros tras apuñalar a Mónica. Ayer, según informó Ep, David A. V fue intervenido quirúrgicamente por heridas en uno de sus pómulos. Pese a estar ingresado bajo custodia policial, el supuesto homicida ya ha pasado a disposición judicial, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía. En todo caso, aún ha de prestar declaración por el asesinato, que le tomará el Grupo V de Homicidios cuando reciba el alta hospitalaria. Según explicaron tras el crimen los familiares de Mónica, David llevaba agobiando a la joven mediante mensajes y llamadas telefónicas desde hacía semanas, lo que hizo que algunos de sus primos se preocuparan de la obsesión del vecino y recomendaron a la joven que tuviera cuidado. Ella, en todo caso, no se sentía acosada por David, y sólo le dijo a sus familiares que últimamente estaba un poco plasta Pese a ello, Mónica sólo coincidía con David cuando paseaba a sus mascotas, en un descampado cercano, y evitaba hacerlo a solas con él. El miércoles, cuando otro amigo que paseaba a los perros se ausentó un instante, David le apuñaló mortalmente tras una discusión. Tras huir, fue hallado por varios vecinos del barrio y recibió una paliza, aunque la Policía le logró rescatar. Aunque a la Policía no le constan trastornos mentales previos de David A. V lo estu. diarán Depresivo y solitario, pocos dudan de su obsesión por su vecina Mónica, con quien tuvo una relación como de un mes, hace muchos años según los familiares de ésta. Detenido por incendiar el coche de su jefe en su último día de trabajo LETICIA TOSCANO MADRID. El vigilante de seguridad de una empresa de Coslada fue detenido ayer por incendiar el vehículo de uno de sus superiores en su último día de trabajo. La Policía Municipal de la localidad recibió el aviso el jueves, en torno a las 22.40 horas, de que había un vehículo ardiendo en el Centro Internacional de Transportes de Coslada (CTC) frente a las instalaciones de DHL, una empresa situada en la calle Rumanía. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Municipal y de los bomberos de la Comunidad de Madrid que procedieron a apagar el coche ardiendo, un Mitsubishi Carisma que quedó totalmente calcinado. Esa misma noche, los agentes locales revisaron las cámaras de seguridad del edificio y realizaron una serie de investigaciones para averiguar quién había sido el responsable de los hechos. Finalmente, detuvieron a J. F. B. un joven de 26 años de nacionalidad española que ese mismo día finalizaba sus servicios para la empresa. Según pudo saber la Policía, el detenido, residente en Madrid, tenía muy mala relación y discusiones continuas con el propietario del vehículo, un responsable de la empresa, lo que motivó que no se le renovase el contrato, que cumplía el jueves, como vigilante de seguridad de la nave industrial A modo de venganza, el joven decidió prender fuego al vehículo del que hasta ese día era su jefe, motivo por el que fue detenido y trasladado a dependencias policiales para la instrucción del correspondiente atestado. Posteriormente, el vigilante de seguridad fue puesto a disposición judicial. A pesar de que el automóvil quedó completamente destrozado, los bomberos pudieron evitar que las llamas afectasen a otros coches y bienes materiales de los alrededores y no hubo que lamentar ningún herido por el incendio.