Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 1- -9- -2007 ABC Ahmadineyad descabeza a todo su equipo económico para frenar el deterioro de Irán La mala gestión y las sanciones estrangulan el país, mientras su presidente mantiene el desafío nuclear MIKEL AYESTARÁN MADRID. El presidente Mahmud Ahmadineyad intenta mover ficha para hacer frente a la crisis económica del país. En el último mes ha cambiado a los dos ministros que ocupaban las carteras más importantes para la planificación económica de Irán y al director del Banco Central. La república islámica se encuentra en una profunda crisis económica, que se ha acentuado en los últimos dos años con las sucesivas sanciones impuestas por la comunidad internacional debido a su negativa a detener el programa nuclear con fines pacíficos según Teherán. La batalla por el programa atómico en el plano internacional ha eclipsado la totalidad de los asuntos internos y, tras dos años al frente del país, Ahmadineyad se encuentra ahora con un Irán que debe racionar la gasolina y cuya inflación está fuera de control. El recorte del combustible, que comenzó antes del verano, resulta llamativo ya que Irán es el cuarto exportador de crudo mundial. El problema es que carece de refinerías suficientes para convertir su petróleo en gasolina, por lo que se ve obligado a importar hasta el cuarenta por ciento de lo que consume. Esta medida llevó recientemente la violencia a las calles en forma de incendios de gasolineras. Ahmadineyad afronta su peor momento interno dos años después de comenzar su mandato do debidamente recolocados, y los recién nombrados proceden de otros cargos en los que han tenido responsabilidad directa en la actual crisis. A mediados de agosto Kazem Waziri Hamaneh, ministro de Petróleo, y Ali Reza Tahmasebi, responsable de Industria y Minería, presentaron la dimisión al frente de sus carteras. Sus sillones los ocuparon Gholamhoseini Nozari, hasta entonces director general de la Compañía Nacional del Petróleo, y Ali Akbar Mehrabian, anterior delegado especial de la Presidencia en el Centro de Ejecución de Regularización de la Situación Energética y Mejora del Carburante de Automóviles. El responsable saliente de Petróleo, Vaziri Hamaneh, es ahora el nuevo consejero en asuntos energéticos de Ahmadineyad, quien también busca acomodo para Tahmasebi. Tras los dos cambios, la prensa económica de Teherán señala que el próximo en caer puede ser el ministro de Economía, Davoud Danesh Jaafari. Mientras que los sectores reformistas critican la inexistente política económica del actual Ejecutivo, los ultraconservadores se escudan en la enorme presión que sufre el país debido a la complicada situación en sus fronteras- -con guerras abiertas en Irak y Afganistán- -y al bloqueo generado por las sanciones de la ONU. REUTERS Discrepancias Recortes y alta inflación Importación de gasolina. Un 40 del total que consume. El año pasado supuso 3.700 millones de euros, un 10 de los ingresos del petróleo y un 17,5 del PIB, según el FMI. Es el quinto productor mundial y el segundo de la OPEP, tras Arabia Saudí. Gas natural. Las reservas son aún impresionantes. Con unas reservas de 23 billones de metros cúbicos (el 14,8 del planeta) Irán sólo es superada por Rusia, mientras que en términos de producción ocupa la octava posición, con 64.500 millones de metros cúbicos anuales. Inflación. La oficial está en el 13,6 pero la oficiosa triplica al menos ese porcentaje. La pasada semana se confirmó el relevo al frente del Banco Central de Ebrahim Sheibani, después de semanas de rumores en torno a su falta de sintonía con el actual mandatario. Fue reemplazado por Tahmaseb Mazaheri, ministro de Economía en la etapa del reformista Jatami. El director depuesto, abiertamente contrario a la medida adoptada por Ahmadineyad de disolver el Consejo de Moneda y Crédito, se postula como futuro representante iraní en el Banco Mundial. Lo que fue presentado como una nueva apuesta presidencial para paliar la crisis no ha resultado ser finalmente más que un cambio de asientos. En una maniobra similar a la del relevo del director del Banco Central, los destituidos han si- Y es que la apuesta de Ahmadineyad es exterior. El nombre de Irán ha comenzado a sonar con fuerza en países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador o Cuba. Desde su llegada al poder en agosto de 2005, la república islámica inició una campaña de acercamiento a los países no Línea directa con Chávez alineados con EE. UU. que ahora se traduce en inversiones económicas, algunas discutidas por amplios sectores de Teherán, que lamentan el exceso de atención en América y el descuido de las provincias iraníes. El último socio de Ahmadineyad es el dirigente nicaragüense, Daniel Ortega, que ha logrado cuantiosas ayudas para la construcción de un puerto y de una central hidroeléctrica en su país, hasta 400 millones de euros. Pero el gran amigo es Hugo Chávez, con el que hace un par de días el mismo mandatario iraní habló por teléfono, según la agencia Irna. Irán y Venezuela disponen de un puente aéreo directo desde el pasado mes de enero. Este giro hacia Latinoamérica es, según diversos analistas, un intento más de Irán por crear un eje que sirva de contrapeso a la hegemonía de Estados Unidos.