Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viernes 31 de Agosto de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.497. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Gómez Noya, el otro corazón rebelde El gallego es el Induráin del triatlón, líder de la Copa del Mundo, número uno del ránking y gran favorito al Mundial de mañana en Hamburgo. Se sublevó contra un dictamen médico que le prohibía competir por un problema cardiaco JOSÉ CARLOS CARABIAS l corazón rebelde de Javier Gómez Noya se ha impuesto al fin al criterio prudente de la ciencia. Hubo un tiempo en que este Hércules del triatlón (natación, ciclismo y atletismo en un solo paquete) era un deportista atribulado, en permanente contradicción. Los médicos del Consejo Superior de Deportes le recomendaban descanso, sopitas y buen vino, por una presunta enfermedad coronaria, una valvulopatía aórtica congénita. Y más que consejo, prohibición. Perdió su licencia. Emigró a Francia. Pero confió en que su aorta insurgente nunca le jugaría un trance penoso, como ha sucedido con el centrocampista del Sevilla Antonio Puerta. El gallego ha vencido en el pulso. Este domingo es el favorito número uno para ganar el Mundial de triatlón en Hamburgo. Su espíritu superviviente ha pasado por encima de diagnósticos y controversias médicas. De un lado, el peligro, el miedo natural a un fallo cardiaco previamente advertido. Y de otro, la versión contraria: la evaluación incólume de los doctores que conocían su problema. Gómez Noya eligió desde la razón: Yo soy el primero al que le importa mi salud. No compito a lo loco, sino con una opinión médica que me avala Hace ocho años que se dedica en exclusiva a este deporte explosivo, sólo apto para músculos superdotados (1.500 metros a nado, 40 kilómetros en bici y 10 a pie) Y hace ocho que en el CSD localizaron su problema. Toda una vida instalado en la incertidumbre. No tengo miedo cuando compito, pero es inevitable que a veces tenga dudas. No quiero estar pendiente de mi problema, pero no siempre puedo La crónica negra en la muerte de Antonio Puerta ha desempolvado un viejo problema de los deportistas: la genética de su corazón. El problema de Gómez Noya. Con este asunto tan pesaroso en el equipaje viajó el triatleta de El Ferrol a Alemania, donde aspira a ser campeón mundial. Cuando me enteré de la desgracia de Puerta no tuve ningún mal pensamiento. Mi problema y el suyo no tienen nada que ver Y a pesar de que la tragedia ha conmocionado al fútbol, al deporte y a la sociedad española, Javier Gómez Noya no se da por aludido. Su corazón ya le ha ofrecido suficientes argumentos para no desconfiar. Puedo estar tan preocupado como cualquier otro deportista- -cuenta a ABC desde Hamburgo- Yo estoy en manos de mis médicos de siempre y no lo paso peor estos días. Estoy muy tranquilo. Como siempre En su momento fue un proscrito en su patria. Un club francés, el Mulhouse, le abrió las puertas para competir por el mundo. Sucedió antes de que el Consejo Superior de Deportes admitiese como ajena la decisión de Gómez Noya. Le obligó a firmar un documento según el cual los médicos de la institución español deportiva se lavaban las manos si la aorta del triatleta fallaba. El espíritu del acuerdo es que Noya concursa bajo su propia responsabilidad y la de sus médicos, Nicolás Bayón y Steve McKenna. Me quedé de piedra el domingo pasado cuando me enteré de lo de Puerta. Esto le puede pasar a cualquiera comenta. Desde su plataforma como número uno mundial del año en la especialidad, Gómez Noya ha preparado la cita de Hamburgo en compañía de Iván Raña, el antiguo campeón mundial, gallego como él. Guarecido en su casa de Pontevedra, el ferrolano confía más que nunca en el pulso de su rebelde corazón. E No tuve ningún mal pensamiento cuando vi lo que le sucedió a Puerta. Mi caso y el suyo no tienen nada que ver. Yo estoy muy tranquilo Javier Gómez Noya, en su última victoria en el triatlón de Hungría EPA