Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 31- -8- -2007 ABC El implante de un minitelescopio en el ojo evita la ceguera por degeneración macular Un sistema intraocular de lentes dentro de un cilindro de plástico amplifica la imagen y la redirige a zonas próximas y sanas de la retina, devolviendo la visión central S. BASCO MADRID. La degeneración macular es una enfermedad del ojo que suele desarrollarse con la edad y que afecta cada vez a un mayor número de personas, siendo la segunda causa de ceguera más frecuente en los ancianos por detrás de la diabetes. La retina, que recubre el fondo del ojo, tiene como misión transformar la luz recibida, enfocada por la córnea y el cristalino, en impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro. La mácula es una pequeña región en el centro de la retina, no mucho más grande que una cabeza de alfiler, que permite al ojo apreciar los detalles finos en el centro del campo de visión. La degeneración de la mácula se origina por una descomposición parcial del epitelio pigmentario de la retina- -puede afectar tanto a uno como a ambos ojos- -y produce una falta de visión central clara, llegando hasta la ceguera en el centro del campo de visión, mientras que la visión periférica suele mantenerse casi intacta. Científicos de la Massachussets Eye and Ear Infirmary, de Boston (EE. UU) encabezados por la oftalmóloga Kathryn Colby, directora del centro, han llevado a cabo una investigación que ha permitido el desarrollo de un pequeño telescopio que, implantado en el ojo, resuelve la mayoría de los casos de degeneración macular. Tras 24 meses de análisis clínicos y más de doscientos implantes realizados con prometedores resultados- -se ha logrado la recuperación total de más de dos tercios de los pacientes- la Agencia del Medicamento ha dado su visto bueno a una inmediata autorización del tratamiento en los Estados Unidos, informa la revista Scientific American Hasta hoy, no existen tratamientos eficaces para esta enfermedad y sólo se ha logrado paliar sus efectos con lentes especiales, o retrasar su progresión por medio suplementos nutricionales con antioxidantes y zinc. El minitelescopio en cuestión, capaz de devolver la visión central perdida, ha sido desarrollado por la firma californiana VisionCare Ophthalmic Technologies como una solución permanente para la degeneración macular irreversible. Más pequeña que un guisante, la prótesis se implanta sólo en uno de los dos ojos enfermos, que será el encargado de mantener la visión central del paciente, mientras que el otro ojo asegura la visión periférica, esencial para la orientación. Opciones para una enfermedad irreversible Los dispositivos integrados y los ojos biónicos no son la única opción para las personas con degeneración macular. Aunque los tratamientos actuales no permiten revertir la enfermedad, sí pueden estabilizarla, como los fármacos antiangiogénicos. También se investiga en terapia génica y en cómo sustituir las células de una retina dañada por otras células madre adultas procedentes del mismo organismo. En concreto, del epitelio (parte que cubre los órganos internos y externos del cuerpo) pigmentario de la retina, para que puedan cumplir la misma función que las dañadas. El implante del minitelescopio en el ojo enfermo se realiza tras la extirpación quirúrgica del cristalino por medio de su disolución y posterior extracción por succión- -facoemulsificación- conforme al patrón quirúrgico seguido para el tratamiento de las cataratas o el implante de lentes intraoculares. La técnica utilizada, según los expertos, asegura la colocación apropiada de la prótesis y reduce el trauma operatorio en el endotelio de la córnea. Polimetilmetacrilato El minitelescopio, consistente en un dispositivo de lentes ajustadas a un cilindro de polimetilmetacrilato, se sujeta al globo ocular con otras dos finas placas del mismo material. Su tamaño es de apenas 4,4 milímetros de longitud por 3,6 de diámetro. Una vez implantado, sobresale de la superficie de la pupila entre 0,1 y 0,5 milímetros, y no llega a tocar el endotelio de la córnea. Situado por comple- to en el interior en el interior del ojo, el implante es bien tolerado y no se detecta desde el exterior al estar recubierto por el iris. El telescopio protésico, trabajando en conjunción con la córnea, actúa como un sistema de telefoto capaz de amplificar las imágenes 3 X o 2.2 X, dependiendo del modelo implantado, de forma que las imágenes amplificadas son transmitidas no a la mácula dañada, sino a áreas próximas sanas de la retina reproduciendo el campo de visión central. Una vez realizada la necesaria rehabilitación postoperatoria, el paciente recupera el movimiento natural del ojo, capaz de llevar a cabo todas sus habilidades anteriores en el campo de visión que había perdido por la degeneración macular Más información sobre esta técnica: http: www. sciem. com http: www. visioncareinc. net techn ology. html TELESCOPIO INTRAOCULAR Anatomía del ojo Humor vítreo Córnea Nervio óptico Iris El minitelescopio acopla un sistema de lentes en el interior de un cilindro de polimetilmetacrilato, de apenas el tamaño de un guisante: 4 mm de longitud por sólo 3,6 de diámetro 3,6 mm Investigación y desarrollo Mácula Pupila Retina Cristalino Ojo normal Ojo con implante En el ojo normal, el campo de visión central se genera en la mácula, a partir de la señal luminosa enfocada a través de la córnea y el cristalino En el ojo dañado, el implante transmite la imagen amplificada 3 X o 2.2 X, dependiendo del modelo, a una zona próxima y sana de la retina 4 mm ABC