Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 40 VIERNES 31- -8- -2007 ABC En este estado quedó el mercedes en el que viajaban la Princesa Diana y Dodi Al Fayed tras estrellarse en el subterráneo de la Place d Alma REUTERS El accidente EMILI J. BLASCO ue un accidente, sin implicación de ningún servicio secreto; la Princesa de Gales no estaba embarazada, y es improbable que fuera a anunciar un próximo compromiso con Dodi Al Fayed. Así concluyó hace unos meses la amplia investigación llevada a cabo por Scotland Yard sobre la muerte de Lady Diana, de la que ahora se cumplen diez años. La teoría de la conspiración también fue negada en su día por la justicia francesa; y hay pocas dudas de que la investigación judicial que debe llevarse a cabo este otoño en Londres, po- Rumores e investigación F niendo punto final al caso, corroborará la tesis del accidente. Mohamed Al Fayed, padre de Dodi, lleva diez años contradiciendo la versión oficial, acusando al espionaje y a la Familia Real británica de haber querido impedir una boda entre su hijo y la Princesa de Gales. Sus principales alegaciones han sido rechazadas por Scotland Yard, pero como ésta reconoce, la especulación sobre lo que sucedió aquella noche continuará; hay algunos elementos, como en muchas otras investigaciones, sobre los que nunca podremos encontrar una respuesta definitiva He aquí algunos de los puntos más discutidos sobre lo que pasó la noche del 30 al 31 de agosto de 1997, en un accidente en el que además de Diana y Dodi murió el conductor, Paul Henry, y el guardaespaldas Trevor Rees- Jones quedó seriamente herido. La relación entre Diana y Dodi se había estrechado en las últimas semanas, y Dodi planeaba regalarle esa noche a la Princesa de Gales un anillo de compromiso. La sortija la había comprado esa misma tarde en la joyería Repossi durante una primera estancia en el Ritz, que se encuentra muy cerca de la tienda. Cuando la pareja volvió inesperadamente al Ritz Anillo de compromiso por la noche para cenar, Dodi le anunció a su padre, según asegura éste, que cuando luego fueran a su apartamento regalaría a Diana el anillo, pidiéndole que se casara con él. En esa conversación con Mohamed Al Fayed no estuvo presente Diana, y Scotland Yard no cree que ésta llegara a ver el anillo. No sé si Dodi- -afirma John Stevens, ex jefe de Scotland Yard encargado de la investigación llevada a cabo durante los dos últimos años- -le iba a pedir esa noche que se casara con él, ni tampoco cuál habría sido la respuesta de la Princesa de Gales. Sin embargo, hemos hablado con muchos miembros de su familia y amigos cercanos, y ninguno de ellos nos ha indicado que fuera a comprometerse o que quisiera hacerlo. Sus últimas conversaciones con amigos y confidentes indi-