Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL VIERNES 31 s 8 s 2007 ABC Rafael L. Bardají Una lenta respuesta oficial multiplicó la masacre universitaria de Virginia La pesquisa ordenada por el gobernador de Virginia llega a la conclusión de que la ineptitud de las autoridades sirvió para aumentar el número de víctimas mortales PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Sin entrar en la espeluznante facilidad de enfermos mentales para adquirir armas de fuego en Estados Unidos, la investigación oficial sobre la matanza perpetrada el pasado abril por el estudiante Seung- Hui Cho en la Universidad Politécnica de Virginia ha llegado a la conclusión de que las autoridades académicas fallaron a la hora de tratar adecuadamente los graves problemas psiquiátricos del sicótico alumno residente en ese bucólico campus a quinientos kilómetros de la capital Washington. Además de malgastar un tiempo preciso en advertir a estudiantes, profesores y empleados sobre los dos primeros asesinatos perpetrados por Cho antes de lanzarse a un sistemático tiroteo que se saldó con 30 muertos antes culminar con su suicidio. Si las autoridades académicas no hubieran malgastado dos horas preciosas antes de dar la voz de alerta, la crítica investigación oficial considera que se habrían podido salvar vidas. Reproches que abren las puertas para una avalancha de querellas por negligencia contra la Universidad Politécnica de Virginia. Además de presiones para el cese del rector Charles Steger y de Wendell Flinchum, jefe de la fuerza policial encargada de custodiar esa universidad pública con más de 25.000 estudiantes matriculados. El estudio de la tragedia, a cargo de un panel de ocho especialistas, también ha reconocido que bloquear todo ese extenso campus, con 131 edificios, hubiera sido imposible. Aunque con un tono similar al de la comisión investigadora del 11- S, la pesquisa ordenada por el gobernador de Virginia ha incidido en la ineptitud demostrada para conectar todos los indicios existentes sobre los trastornos mentales de SeungHui Cho, hijo de inmigrantes surcoreanos. El informe divulgado ayer recalca que durante el primer año universitario de Cho ocuha adscrito a las autoridades universitarias la responsabilidad de una oportunidad pérdida Pero se ha declarado contrario a ceses fulminantes. Con todo, la pesquisa estatal ha pasado de puntillas sobre la cuestión central de cómo Seung- Hui Cho, a pesar de la orden judicial dictada en el 2005 para que recibiera tratamiento psiquiátrico, fue capaz de adquirir dos pistolas y abundante munición. IRAK, BUSH Y TEHERÁN ste martes, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, dio una rueda de prensa en la que dejó claro una de las convicciones que sustenta toda su estrategia. Según sus propias palabras, los Estados Unidos están abocados a dejar Irak sin haber alcanzado ninguno de sus objetivos, creando un total vacío de poder, toda vez que las facciones iraquíes, divididas sin remisión, serán incapaces de ponerse de acuerdo sobre la gobernabilidad del país. Irán, según Ahmadinejad está dispuesto y en condiciones de llenar ese vacío. Las ambiciones de Teherán no pueden explicarse más claramente. Es más, dan sentido a la permanente intromisión iraní en el día a día de Irak de catastróficas consecuencias. Ninguna otra cosa podía esperarse de armar a milicias opuestas, teledirigir a algunos políticos radicales y alimentar la idea de que Irak debe ser controlado por los chiíes. El mismo martes llegó la respuesta de la Administración norteamericana. Por un lado la denuncia del propio Bush y su aviso de lo que podría ser la región del Golfo bajo el liderazgo hegemónico del Irán de Mahmud Ahmadinejad. Por otro, la detención en suelo iraquí de ocho ciudadanos iraníes que transportaban un cargamento de armas. No es la primera vez que las fuerzas de la coalición se topan con diplomáticos iraníes alimentando directamente acciones terroristas. En realidad da igual lo que estuvieran haciendo los iraníes ahora detenidos. El mensaje de la Casa Blanca es también muy claro: lejos de aceptar una derrota, los Estados Unidos creen que pueden pararle los pies a Irán. Se acerca el momento en el que el general Patraeus presente su esperado informe al Congreso norteamericano sobre los resultados de la llamada nueva estrategia estadounidense hacia Irak, y Bush no puede permitirse ningún signo de debilidad. Con todo, en Washington se sabe que la llave última del futuro de la zona la tiene en estos momentos Arabia Saudí, la única que podría inclinar la balanza hacia uno u otro lado. De ahí el nuevo cortejo vía contratos militares. Habrá que esperar qué les ofrece Irán. E Trabajo profético Seung- Hui Cho ABC rrieron numerosos incidentes que eran claras advertencias sobre su inestabilidad mental y aunque varios individuos y departamentos conocían cada uno de estos incidentes, la universidad no intervino efectivamente Negligencia alentada por una supuesta interpretación incorrecta de las leyes federales y estatales sobre privacidad de estudiantes. El gobernador de Virginia, el demócrata Timothy Kaine, Un año antes de lo que se considera como el asesinato en serie más sangriento en la historia de Estados Unidos, un trabajo presentado por Cho para una de sus clases de literatura narraba la inquietante historia de un estudiante obsesionado con organizar una vengativa matanza. Según fuentes citadas por el Washington Post ese trabajo universitario fue una especie de hoja de ruta para lo ocurrido el 16 de abril. En contraste, la investigación interna realizada por de la Universidad Politécnica de Virginia no ha encontrado ninguna responsabilidad adicional entre las autoridades del campus. Sus benignas conclusiones se han limitado a recomendar mejoras en materia de seguridad y facilitar más ayuda a sus estudiantes con problemas psiquiátricos. Texas salva in extremis de la pena de muerte al cómplice de un asesinato AP HUNTSVILLE (EE. UU. El gobernador de Texas, Rick Perry, decidió ayer conmutar la pena de muerte dictada contra un conductor que presenció un asesinato cometido por uno de sus amigos en 1996 tan sólo horas antes de que se produjera la ejecución y después de que la Comisión sobre Indultos y Libertad Condicional hiciera una recomendación en este sentido. La condena a muerte de Kenneth Foster había sido muy criticada por los detractores de la pena de muerte ya que él no fue el autor del asesinato. Sin embargo, había sido condenado de este delito y condenado a la pena capital en virtud de una ley de Texas que considera igualmente responsable de un delito al autor material y a quien no lo perpetró. Tras considerar cuidadosamente los hechos de este caso, junto con la recomendación de la Comisión sobre Indultos y Libertad Condicional, creo que la decisión correcta y justa es conmutar la sentencia de Foster de pena de muerte a cadena perpetua anunció Perry en un comunicado. Poco antes, en un gesto inusual, la citada Comisión había decidido por seis votos a favor y uno en contra recomendar a Perry que conmutara la pena, si bien el gobernador no tenía por qué aceptar esta postura. Foster ha admitido que él y sus colegas que habían consumido alcohol y marihuana, habían estado recorriendo la ciudad en un coche alquilado y robado a al menos cuatro personas. En un momento dado, uno de los amigos de Foster, Mauricio Brown, disparó y mató a un joven que no le dio su dinero. Kenneth Foster AP Récord en 2006 El gobernador aceptó la recomendación de indulto, presentada por una Comisión, horas antes de la ejecución Brown y Foster fueron juzgados juntos y condenados a la pena capital. La ejecución de Foster estaba prevista para ayer, trece meses después que Brown fuera ejecutado. Los abogados de Foster consideran que las declaraciones de los otros dos amigos, ambos condenados a cadena perpetua, ofrecen nuevas pruebas que respal- dan la declaración de éste de que no sabía que Brown iba a disparar. Precisamente ayer, la ONG contraria a la pena de muerte Hands Off Cain reveló que pese a que un número creciente de países han renunciado a la pena de muerte, más personas fueron ejecutadas en 2006- -5.628- -que en cualquiera de los dos años anteriores.