Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 30- -8- -2007 ABC El ministro de Cultura analizó con vehemencia la responsabilidad de Rosa Regàs por su mala gestión tras el robo en la BNE, que no le comunicó FOTOS: FRANCISCO SECO Molina desmonta la versión de Regàs sobre el robo y su salida de la Biblioteca Nacional Revela que Cultura tuvo que poner la denuncia por el hurto en ausencia de la directora y está orgulloso de exigir transparencia JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Era lo que faltaba. Mientras Rosa Regàs continúa criticando al ministro de Cultura y a los medios- -especialmente a ABC- -en sucesivas entrevistas, ayer conocimos por fin, por boca del ministro, cómo fueron los hechos. Después de que Regàs culpase de su dimisión a César Antonio Molina y afirmase que su salida no tiene que ver con el hurto en la Biblioteca Nacional (BN) ayer él desmontó con toda rotundidad en el Congreso la versión dada por la escritora. Obligó a la ex directora a regresar de Gerona muy a su pesar adonde se había ido días después de conocer el robo, sin habérselo comunicado a su ministro Cuando se vieron frente a frente, a las seis de la tarde del viernes pasado, teníamos un gran problema sobre la mesa y sólo dos opciones. O comenzábamos a tener transparencia o seguíamos con el ocultamiento de los hechos Ni que decir tiene que el ministro obligó a la ex directora a ponerse a trabajar en este asunto tan importante y la forzó a cambiar a una conducta de transparencia previa incluso a la denuncia, que tuvo que ser hecha por el Ministerio en ausencia de su directora reveló César Antonio Molina. Hasta ahora no se conocía que ni siquiera el viernes Regàs había denunciado los hechos. Estoy muy orgulloso de haber adoptado esa decisión, aunque me entristece también haber tenido que hacerlo, como me entristece que haya robos añadió el ministro. Ante las preguntas de la oposición, negó haber culpado a Regàs de no haber hecho nada en tres años, como ella lleva declarando desde que dimitió: Se habló sólo del problema que teníamos sobre la mesa, ¿o creen sus señorías que no era suficiente eso como para hablar de otras cosas? dijo. Entre tanto, Regàs declaró ayer en Catalunya Radio que el ministro mostró en su entrevista con ella un carácter fuerte, colérico, acostumbrado a echar broncas Sin reflexionar sobre su cada vez más clara responsabilidad por no haber denunciado el robo durante días, mantuvo que aquel viernes- -tres días después de conocer el hurto, según el informe oficial de la BN- estaba en Gerona para hacerse una resonancia magnética- -también se hace en Madrid- -y que tuvo que volar de urgencia a la capital, de donde quiero irme porque guardo mal recuerdo de este último año, en que me han atacado La escritora lleva un mes afirmando que ABC es de la extrema derecha pero ya no se aclara, puesto que ayer acusó a este periódico de ser el portavoz del ministro socialista, y subrayó que él tiene pasión por la prensa Reconoció que Molina la forzó a dar noticia del robo, yo no quería que se dijera para no entorpecer la investigación olvidando que la investigación no comenzó porque ella no lo denunció. Así, se quejó de que desde Cultura han obligado a la BN a hacer notas de prensa informando del robo y, en el colmo de las contradicciones, casi provoca un conflicto diplomático al acusar acto seguido al embajador español en Argentina de haber avalado al presunto ladrón de los incunables, de quien reveló detalles como que era argentino y ha cambiado de nacionalidad. El ministro, según ella, sí le dijo que no había hecho nada, y también que nada más que crear problemas. Pero no fue dialogante. Me dijo que no era manera de hacer las cosas ocultar el robo y que por ello se había perdido tiempo, que le tenía que haber llamado en se- Rosa Regàs le llama colérico La escritora lleva un mes afirmando que ABC es de la extrema derecha pero ya no se aclara, puesto que ayer acusó a este periódico, en una radio, de ser el portavoz del ministro socialista, y subrayó que él tiene pasión por la prensa