Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 30 s 8 s 2007 ABC AD LIBITUM EL MÉRITO DE ROSA DÍEZ FORTUNADAMENTE para la maragatería, cuando José Luis Rodríguez Zapatero quiso vestirse para salir a la vida pública se disfrazó de socialista. Si, como le venía más cercano, hubiera embutido un atuendo como el de los endogámicos trajinantes que sitúan en Astorga la Estrella Polar, hubiera saltado por los aires una honrada tradición de siglos y hasta es posible que en Castrillo de Polvazares, en lugar de representar nupcias solemnes y comer cocido, se hubiera instalado la costumbre de jugar al cricket y darle al calimocho. Zapatero es un gran demoledor. De su secuestro del PSOE, pasmosamente tolerado por M. MARTÍN quienes supieron reconsFERRAND truir en la Transición el sentido de tan histórica sigla, sólo queda una raspa a la que le sobran tres de las cuatro letras clásicas y la superviviente, la P lo es a efectos administrativos- -la conexión con el Presupuesto- -más que en el sentido grupal e ideológico. Junto al primero de sus bufones, el mínimo y risible José Blanco, Zapatero le ha arrancado el sentido nacional al partido que representa a media España y, al servicio de la misma causa, ha hecho lo imposible por desacreditar al que, por la derecha, es señero de la otra media. Todo ello en traición flagrante a la única Constitución que tenemos y para el bien y el engorde de quienes integran los grupúsculos, representativamente menores, que no explican muy bien lo que pretenden después de dejar bien claro que lo que no quieren es ser lo único que rotundamente son, españoles. En ese ambiente tenía que producirse una diáspora. No todo el mundo acepta el sueldo a cambio de un ronzal. Rosa Díez, abnegada y veterana pregonera socialista en el País Vasco, se dispone a dar el paso de la huida. No quiere asumir el cambio ajeno y se declara fiel a sus propias ideas y convicciones, a las que le llevaron a la militancia, y se dispone a integrarse en el partido que, derivado del movimiento cívico Basta Ya inspira Fernando Savater en compañía de otros notables vascos con sentido común y de la Historia. La operación catalana de CiutadansCiudadanos en parte disminuida por la vocación estelar de su galán- presidente Albert Rovira, ya fue un aviso de que, en el centro, la sociedad española busca una nueva expresión; en la derecha, más libertad y, por la izquierda, menos anacronismos y demagogias baratas. La creación de nuevos partidos políticos es algo titánico y, en el marco de nuestro sistema electoral, también temerario; pero es de celebrar que existan personas dispuestas a renunciar a lo que tienen como precio para conseguir lo que quieren tener. Ya veremos si la pirueta de Rosa Díez como imagen de un nuevo póster electoral, ejemplar en su intención, es posible y fecunda en sus resultados; pero es evidente que, tras los destrozos de Zapatero, alguien tiene que intentar la salvación del Estado y buscar el punto final a un debate territorial que frena y empobrece nuestro desarrollo común. UN DILEMA QUE NO SÓLO ES BAGDAD 11- S, esa seguridad global ha conocido la amenaza de Bin OS pros y contras de la intervención militar en Irak Laden. De eso se trata y no de que los Estados Unidos se esexigirán durante largo tiempo una consideración tén entrometiendo dañinamente en todo. Brent Scowreflexiva que por una vez vaya más allá del blanco o croft, ex consejero de Seguridad Nacional y escéptico resnegro. De una parte, Sadam Husein fue derrocado y los irapecto a la intervención en Irak, considera que a los Estaquíes votan según los modos de una democracia constitudos Unidos todavía les corresponde actuar como catalizacional; de otra, las pistas inciertas de armamento de desdor, pero con innegables dificultades a la hora de concertrucción masiva precipitaron una decisión militar con tar coaliciones. Si el mundo no es propicio a la dominación errores de logística cuando después de un certero derrocanorteamericana, también es cierto que sin el lidemiento del régimen de Bagdad se trataba de tuterato de Washington poco puede hacerse. lar una estable democratización iraquí. La misma Ahí aparece en términos perentorios la necesiprecipitación turbó el recuento de alianzas posidad de un nuevo paradigma en las relaciones inbles de los Estados Unidos, sobre todo en Europa, a ternacionales. El sujeto más ambivalente es la diferencia de lo que ocurrió en la primera guerra Unión Europea. En algunos países de la Unión Eudel Golfo. Aun así, lo que hoy convulsiona Irak son ropea se ensalza el humanitarismo intervenciofundamentalmente los atentados terroristas. Cirnista al tiempo que se vende armamento a quien cunscribir el debate a una confrontación escolástisea, se transfiere tecnología a zonas de lo más inca entre realistas y neoconservadores reduce el VALENTÍ flamable y se confía en regímenes corruptos más significado de las lecciones que puedan deducirse. PUIG que en nuevas democracias. Más allá de Irak, foA primera vista, pierde lustre la ilusión de democos de actualidad tan levantisca como Pakistán, el Irán de cratización global y de intervencionismo humanitario. los ayatollah o Corea del Norte- -todos ellos con alto riesVienen a corroborarlo las afirmaciones del senador rego nuclear- -son un atisbo sombrío de la brutalización publicano John Warner a su regreso de un viaje a Irak. El que Thérèse Delpech describe en su ensayo tan esclarecesenador Warner, legislador de prestigiosa experiencia en dor, El retorno a la barbarie en el siglo XXI defensa y partidario de la intervención en Irak, ya no deja Dice Delpech que lo que hoy está en juego es la capacisin concretar la agenda de una retirada norteamericana. dad de Europa de asumir responsabilidades internacionaPide que se inicie una retirada de tropas norteamericales en un mundo profundamente alterado. Lo fácil y cómonas el 15 de septiembre a efectos de que el gobierno iraquí do es creerse que el dilema sólo es Bagdad y que ese es un se vea en el requerimiento de su propia consolidación políatolladero típicamente norteamericano, ajeno a una Eurotica y tanto el ejército como la policía iraquí asuman de llepa en la que se da una precarización constante del pensano sus deberes. El senador sugiere a la Casa Blanca que de miento estratégico: La esperanza de escapar a las turbulos 160.000 soldados que están destinados en Irak 5.000 relencias del mundo manteniéndose dentro de una zona estagresen a casa para Navidad. Aunque el ejército norteamebilizada eshoytan evidentecomo inútil En un siglo, Euroricano haya mejorado las condiciones de seguridad en pa ha perdido muchísima influencia en el mundo, salvo coIrak, tanto los informes de inteligencia como el senador mo repartidora de subvenciones que no sabe exigir contraWarner coinciden en que no se divisa una mejoría polítipartidas. El nuevo centro de gravedad y epicentro está en co- institucional antes de un año. La eficacia del primer miAsia. Por lo demás, queda mucho por hacer en Afganistán, nistro Al- Maliki es puesta en duda. Rusia vaa losuyo, China estárealquilandoAfrica y elterroEl dilema no es únicamente Bagdad. Con todos los desrismo islamista dispone de una larga paciencia. Thérèse aciertos que haya conllevado la decisión de George W Delpech se pregunta si el siglo XXI será el siglo del miedo. Bush, lo que urge es asumir que la globalización también vpuig abc. es obliga a considerarla en términos de seguridad. Desde el A L