Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 29 s 8 s 2007 ABC Castro critica a Hillary y Obama por pedir para Cuba un gobierno democrático AFP LA HABANA. El convaleciente líder cubano Fidel Castro criticó a los precandidatos demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, por exigir democracia en la isla, tras censurar el sistema electoral de Estados Unidos, en un artículo publicado ayer en Granma Hoy se habla de que un ticket al parecer invencible podría crearse con el binomio Hillary presidente y Obama vice. Ambos se sienten en el deber sagrado de exigir un gobierno democrático en Cuba dijo Castro. Como en otros dos editoriales de la última semana, no alude a los rumores que lo han dado por muerto o grave. Alejado del poder desde hace 13 meses por una grave enfermedad intestinal, ironizó al señalar que con ello Clinton y Obama no están haciendo política; están jugando a las barajas un domingo por la tarde Según Castro, en EE. UU. se puede tener una minoría de votos y ganar la Presidencia como le pasó a George W. Bush. La Justicia de Estados Unidos aprueba la extradición de Noriega a Francia Pese a todos sus esfuerzos por retornar a Panamá tras cumplir condena en Miami, el dictador se enfrenta a otros diez años de cárcel por lavado de capitales PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Un magistrado federal de Estados Unidos ha dado ayer su visto bueno para que Manuel Antonio Noriega sea extraditado a Francia cuando el dictador panameño termine de cumplir el próximo 9 de septiembre su sentencia de cárcel por narcotráfico y conspiración criminal impuesta en 1992. Tras casi dieciocho años de privación de libertad en una prisión de Miami, Noriega se enfrenta a otros diez años adicionales en Francia por lavado de dinero. Aunque sujeta a recursos, la decisión del magistrado William Turnoff ha rubricado el rechazo formulado la semana pasada por otro juez federal contra los argumentos de los abogados de Noriega a favor de su inmediato retorno a Panamá. Los abogados del que fuera hombre fuerte panameño, hasta su derrocamiento en virtud de una intervención militar de EE. UU. en 1989, han argumentado sin éxito que su cliente de 73 años es un prisionero de guerra no sujeto a extradición. Sin embargo, la Justicia de Estados Unidos considera que ni el peculiar estatus de Noriega ni las Convenciones de Ginebra le protegen de futuros procesamientos por los graves crímenes que se le imputan Las autoridades francesas han solicitado la extradición del ex militar panameño para que responda a las imputaciones de canalizar varios millones de dólares procedentes del narcotráña permitirían a Noriega por razones de edad acogerse a un arresto domiciliario en lugar de ser ingresado en prisión. Pese a ocupar un inicial lugar predilecto en la política de EE. UU. hacia Iberoamérica, Noriega empezó a enemistarse con Washington a finales de los años ochenta. Con un procesamiento formalizado en 1988 bajo la acusación de haber ayudado a introducir toneladas de cocaína en el mercado estadounidense. La Casa Blanca también le acusó de manipulación de elecciones y violaciones de derechos humanos. En diciembre de 1989, la Administración de Bush padre decidió invadir Panamá con ayuda de más de 20.000 tropas aerotransportadas del Pentágono. Noriega, tras refugiarse en la Nunciatura, fue finalmente detenido y extraditado a EE. UU. Washington justificó el uso de la fuerza como legítima defensa de ciudadanos estadounidenses amenazados, la necesidad de plantar cara al narcotráfico y salvaguardar la neutralidad del canal de Panamá. Manuel Antonio Noriega, dictador panameño AP fico a través de la compra de apartamentos de lujo en París. En este litigio sobre el futuro de Manuel Noriega, el Gobierno de Panamá presidido por Martín Torrijos se ha declarado partidario de que el ex dictador sea devuelto a su país para responder a cargos pendientes de extorsión y asesinatos políticos. Aunque recientes cambios en la legislación penal paname-