Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA El problema de la inmigración MIÉRCOLES 29 s 8 s 2007 ABC La Abogacía del Estado estudia la denuncia contra Salvamento por un naufragio ERENA CALVO LAS PALMAS. Nunca tocamos el cayuco; cuando lo engulló la ola estaba a diez metros de las embarcaciones de Salvamento Así respondía ayer en declaraciones a este periódico el capitán marítimo en Santa Cruz de Tenerife, Antonio Padrón, a la querella que ha presentado un abogado ante la Audiencia Nacional acusando a los capitanes y tripulaciones de los remolcadores Luz de Mar y Conde de Gondomar de homicidio imprudente. El letrado entiende que fueron responsables del naufragio el 20 de julio de un cayuco a 185 kilómetros de Tenerife. La expedición la formaban 120 africanos, murieron 70 y 48 fueron rescatados; 4 de ellos no han sido repatriados y se encuentran en el centro de Hoya Fría, según ha podido saber ABC. Fomento no critica que se presente la querella, pero sí que se hagan declaraciones públicas que faltan a la verdad y ponen en duda el trabajo de unos profesionales que se juegan la vida se queja Padrón al tiempo que informa de que todo está en manos del abogado del Estado Por su parte, en declaraciones a Ep, el letrado Plácido Alonso Peña explicó que su querella se fundamenta en la negligencia en que en su opinión incurrieron los remolcadores y en la carencia en los dos navíos de dispositivos flotantes que hubieran reducido el número de víctimas mortales tras el hundimiento del cayuco, que según el abogado se partió en dos cuando chocó con un remolcador. Padrón mantiene una versión muy diferente. El cayuco tenía problemas con el motor; a punto de hundirse, intentamos protegerlo del viento y estando todavía a diez metros de distancia una ola de cinco metros lo engulló, desestabilizado por el viento, las olas, y los 120 inmigrantes que, asustados, se agitaban con miedo dentro de la embarcación El capitán marítimo asegura, además, que lanzaron al mar todos los salvavidas que tenían a mano. En los remolcadores había tantos como reclaman los reglamentos, pero aunque hubiese habido más no habría servido de mucho La mayoría de inmigrantes no saben nadar y cuando se hunden lo hacen muy rápidamente por el entumecimiento de sus cuerpos. En cuestión de segundos desaparecen Francia ignora una rectificación pedida por Zapatero sobre la regularización El presidente dijo ayer que Fillon iba emitir una nota aclarando su amargo lamento A. LARDIÉS MADRID. ¿Se arrepiente el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber llevado a cabo la regularización masiva de inmigrantes? Esa es la pregunta cuya respuesta de momento no queda clara. Ayer, Zapatero, que agota los últimos días de sus vacaciones en Villanueva de Oscos (Asturias) quiso ser tajante para cerrar la polémica. Para ello, desmintió al primer ministro francés, François Fillon, al afirmar que el proceso de regularización se hizo porque era necesario, conveniente y positivo y achacó lo ocurrido a un posible malentendido. El problema es que para respaldar sus palabras, el presidente del Gobierno se apoyó en un supuesto comunicado que el Ejecutivo francés iba a enviar aclarando la situación. El Gobierno francés va a emitir una nota de aclaración de lo que ha podido ser una mala interpretación dijo Zapatero. Pero el esperado comunicado todavía no ha llegado, y parece que no se le espera. Así, hay dos versiones- -cada una defendida por un jefe de Gobierno- -sobre un mismo hecho y no se sabe cuál es la verdadera. Y es que la versión esgrimida ayer por el presidente del Gobierno no coincide en absoluto con lo dicho el domingo por el primer ministro francés, François Fillon, en una entrevista televisiva en la que aseguró que Zapatero le había comentado- -en su reunión del pasado 27 de julio- -que lamenta amargamente la regularización y en la que también dijo que apostaba por la expulsión de los sin papeles de su país. Engullidos por una ola Zapatero se deja querer por los vecinos de Villanueva de Oscos, donde ultima sus vacaciones Con esas palabras, Fillon no hacía más que mantener la línea impulsada por el actual presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, que aboga por que no se repitan regularizaciones masivas en países europeos y por la cooperación entre los diferentes Estados en materia de inmigración. De hecho, el propio Sarkozy mantuvo varios enfrentamientos con el Ejecutivo español en el pasado al recriminar que se produjera la regularización masiva a la que se acogieron 570.000 inmigrantes en España. Un día después de que el secretario de comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, exigiera al presidente del Gobierno que presentara ante los ciudadanos las mismas excusas que presentaba a otros gobiernos europeos, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, se refirió al presunto malentendido que argumentó Zapatero así: El presidente del Gobierno tiene un problema de comunicación serio, porque no le entiende nadie aseveró. Después de que Zapatero avivara ayer la polémica con sus declaraciones, lo único a lo que puede aferrarse Moncloa para EFE No tuvo otra opción justificar el cruce de declaraciones entre él y Fillon es un despacho de la agencia Efe. Según el mismo, fuentes del entorno del primer ministro francés aseguran que éste opina que Zapatero no tuvo otra opción que regular a inmigrantes irregulares cuando desarrolló la regularización masiva. Mientras, el goteo de inmigrantes que intentan llegar a España no cesa. Doce de ellos fueron interceptados ayer tras alcanzar Lanzarote en una embarcación. Al parecer, siete más han escapado al control de las autoridades y son buscados por la isla.