Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 PERLAS CULTIVADAS DE LA DIRECTORA DE LA BIBLIOTECA NACIONAL La derrota de Aznar fue la alegría política más grande, más que la muerte de Franco o la victoria de Felipe 40 www. abc. es cuarentagrados MARTES 28- -8- -2007 ABC Que se ventilen un poco los libros de la Repúplica es colaborar con la recuperación de la memoria histórica A don Marcelino me gusta recordarle más que por su misoginia, por su amor a la heterodoxia ¿La Sra. Rosa Regàs? ¿Quién llama? -De Cultura de ABC. ¿Para qué? ¿Para llamarme talibana M. Pelayo estará mejor con Cervantes, Nebrija y Alfonso X. Ya tengo a favor al presidente de Cantabria Dimite Rosa Regàs En tres años no has hecho nada más que crear problemas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Los profesionales de la BN no daban crédito a lo que estaba ocurriendo, pero tenían miedo. Rosa había sido vehemente al ordenar que no se produjese ninguna filtración. Pero el viernes no se pudo contener por más tiempo el secretismo. Habían pasado 72 horas preciosas sin tomarse las medidas adecuadas. Finalmente, el viernes por la mañana, la gerente de la Biblioteca Nacional, María Teresa Díez García, habló con la subsecretaria del Ministerio, María Dolores Carrión, para revelar la existencia del hurto, según fuentes de la BN. Inmediatamente se informó a César Antonio Molina, que asistía en Moncloa al Consejo de Ministros. El titular de Cultura llamó a Regàs para que le contase en persona lo sucedido, pero, sorprendentemente, ella ya no estaba en Madrid. Le respondió que se había ido a Gerona a pasar el fin de semana y que no podía acudir. Ni que decir tiene que el ministro la obligó a regresar de inmediato para informarle. Entre tanto, la BN había entregado un informe oficial sobre lo sucedido que no explicaba bien ni la existencia del bisturí encontrado en el estuche de uno de los incunables, ni la importancia real de aquel hallazgo. Por tanto, cuando el viernes por la tarde tuvo lugar la entrevista entre el ministro y la di- El ministro de Cultura mantuvo el viernes una tensa reunión con la directora de la Biblioteca Nacional, en la que Molina dejó las cosas claras. La escritora le envió ayer a las nueve de la mañana su dimisión JESÚS GARCÍA CALERO e va, pero dando su versión. Dimite, días antes de que la destituyan, pero asevera que no es por sus responsabilidades, sino porque he comprobado que no tengo la confianza del ministro según repetía ayer a los periodistas. Acusa al ministro ante quien dimite porque me dijo que en tres años no había hecho nada Es su versión. Lo que le dijo el ministro, según ha podido saber ABC, fue: En tres años no has hecho nada más que crear problemas La diferencia resulta apreciable. La conversación entre el ministro y la directora aconteció el viernes pasado, en muy graves circunstancias, debido al robo de dos mapamundi amputados con un bisturí de sendos incunables en la Sala Cervantes de la Biblioteca Nacional. Hacía tres días, desde el martes 21, que Rosa Regàs conocía el hecho delictivo. Todo su empeño en ese tiempo había sido que no se enterase nadie, ni el ministro, ni la Prensa, ni las no se valoraban sus logros. Molina debió decir aquella frase como reproche por sus continuos errores y salidas de tono que, sólo en las últimas semanas, la llevaron a alegrarse de que los periódicos vendan menos y a elogiar a Chávez. Hay quien afirma que ya entonces, el ministro le dio a entender que estaba planteándose abordar su permanencia en el cargo el próximo viernes. Siguió la publicación en ABC, el domingo, de las graves deficiencias de seguridad que bajo su inspiración la BN sufrió entre agosto y octubre de 2006; y sobre todo, la aparición de la noticia, ayer mismo, de que Regàs cubrió el robo con un manto de secretismo durante 72 horas- -negado sólo a medias por ella cuando afirmó, ayer, en la Ser que fueron sólo dos, y no tres, los días empleados en realizar comprobaciones 48 horas de comprobaciones- Ambas noticias formaron la gota que colmó el vaso de la paciencia del ministro. Molina decidió visitar ayer la BN, hablar con los trabajadores y pedir al equipo directivo que extremase las medidas de seguridad. Además del ministro, la Biblioteca recibió ayer la visita de la Guardia Civil, varios de cuyos miembros estuvieron investigando el robo. Entre tanto, el personal de la biblioteca permanecía ayer bajo el impacto de la dimisión de Regàs, aunque quien más y quien menos comentaba el error de la direc- S ABC dice lo que quiere, y siempre lo dice el mismo Cuando el ministro valoró tan negativamente mi trabajo me quedé boquiabierta declaró ayer Rosa Regàs al programa La Ventana de la Ser. En esa entrevista la escritora cortó las preguntas de María Guerra basadas en la información de este diario con desdén: Supongo que lo ha leído en el ABC, y ya sabe usted... ABC siempre dice lo que quiere... Luego habló de una campaña contra ella, que les divierte por ser mujer, mayor, entusiasta, alegre, por tener una vida y una familia estupenda. Y dijo, textualmente, que siempre manipulan lo que yo digo porque el señor que las publica las noticias que siempre es el mismo, y usted ya sabe a quién me refiero, pues me debe tener ojeriza. Yo no lo sé. ¡No sé lo puedo decir! A Pilar Miró le pasó igual Regàs se mostró orgullosa por lo que ha hecho y siente tristeza por el equipo que deja. Se había ido de fin de semana El personal de la biblioteca permanecía ayer bajo el impacto de la dimisión de Regàs, aunque quien más y quien menos comentaba el error de la directora al no denunciar en seguida los hechos Cuando el ministro la convocó el viernes por el robo, ella respondió que se había ido a Gerona a pasar el fin de semana y que no podía acudir. Ni que decir tiene que Molina la obligó a regresar de inmediato a Madrid El ministro y la Guardia Civil rectora había ya mucha tensión acumulada. Según el relato de Regàs a varios medios, el encuentro fue cortante. Hablaron del robo y de otras cuestiones y, como ha declarado, ella se sintió desautorizada porque