Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 28 s 8 s 2007 ESPAÑA 19 La UE denuncia la precariedad de la vivienda que se ofrece a los inmigrantes La Agencia Europea de los Derechos Fundamentales denuncia que en España no se sanciona la discriminación por raza LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. Los inmigrantes que llegan a España- -especialmente los de origen marroquí- -sufren el mayor número de accidentes laborales, muchos se topan con la crueldad del mercado inmobiliario y encuentran mil y una trabas para formalizar un alquiler y, en el caso de los que visitan España para realizar trabajos temporales en la agricultura, laS condiciones de vida precarias llegan a ser dramáticas, viéndose obligados a vivir en fábricas abandonadas o en viviendas de menos de 10 metros cuadrados en el 19 de los casos. Estos y muchos otros reveladores datos fueron publicados ayer por la Agencia Europea de los Derechos Fundamentales, que presentó su informe anual sobre Racismo y Xenofobia en la Unión Europea en el que, si bien se destacan alguno ejemplos de buenas prácticas Llevados a cabo por España en los último años, muchas son las críticas y los vacíos legales que presenta todavía nuestro país para atajar las diferencias por raza en el ámbito laboral y de búsqueda de alojamiento principalmente. En primer lugar se destaca que, a pesar de que España traspuso la directiva de Igualdad Racial en 2003, no existe evidencia alguna de su puesta en práctica. Por ejemplo, España no cuenta todavía con un organismo que promueva la igualdad o trate las quejas de afectados, y tampoco se tiene constancia de la imposición de sanciones en caso de discriminación por parte de ninguna entidad. Según el informe, el Consejo para la prevención del tratamiento igual y no discriminatorio de Buenas prácticas: -Ley que permite votar y presentarse a las elecciones a los nacionales de otros países. -Creación del Observatorio Español de Racismo y Xenofobia. -Plan Acceder: permitió conseguir empleo a un tercio de los asistidos, de los cuales un 30 eran mujeres y un 68 gitanos. -Asociación Española del pacto Mundial de las Naciones Unidas: promovió la prevención de casos de discriminación en las pequeñas y mediana empresas. -El proyecto Drom Kotar Mestipen, en Barcelona; destinado a integrar a mujeres gitanas en el ámbito laboral. -Proyectos de ayuda a la búsqueda de empleo promovidos por las diferentes CC. AA. las personas por origen racial o étnico, el único órgano contemplado por la ley, todavía no estaba en marcha a finales de 2006. Una de las mayores alarmas del informe es el alto índice de accidentes laborales en inmigrantes, mientras la cifras de nacionales no hacen más que bajar. Según el estudio, 8,35 de cada 100.000 trabajadores inmigrantes sufre un accidente laboral en España, mientras las cifras descienden a 6,23 casos por cada 100.000 trabajadores españoles. Por origen, los inmigrantes marroquíes son el grupo con mayor porcentaje de accidentes y Navarra aparece como la Comunidad en la que los inmigrantes están más expuestos a sufrirlos. Aunque los extranjeros no eran más que el 11 de la población activa de la Comunidad de Navarra en 2005, sufrieron el 15 de los accidentes laborales. La comunidad gitana aparece citada como un grupo aparte en el informe y, en el caso de España, el 45 de los encuesta- Accidentes laborales Navarra es la comunidad autónoma donde los inmigrantes están más expuestos a accidentes laborales dos afirma sentirse discriminado en el trabajo o los centros de estudio. Otro de los puntos negros en el historial de España es la precariedad de la vivienda que se ofrece a los inmigrantes, muchas veces alojados en fábricas abandonadas o granjas destrozadas bajo condiciones de higiene inmundas. Nada más llegar al país se topan con anuncios xenófobos en la prensa, donde se niega el acceso a extranjeros a viviendas. Pero el mayor susto se lo llevan al llegar a la que se será su morada durante sus meses o años de estancia: en el 19 de los casos es menor de 10 metros cuadrados (frente al 2,5 de los españoles) y el 61 de ellos ni siquiera cuenta con una habitación propia. Pero una de la mayores críticas que hace la agencia, y de la que España no se escapa, es la falta de información sobre crímenes racistas. España forma parte del grupo de cuatro países, junto a Grecia, Italia y Portugal, que no han facilitado datos oficiales en este área. Ocho fueron los países de la UE en los que se ha incrementado significativamente el número de crímenes xenófobos en los últimos seis años, mayoritariamente en Francia, Alemania, Reino Unido y Polonia, en este último, por orientación sexual.