Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 27- -8- -2007 40 Por Rosa Belmonte VERANO Y HUMO Laura Campmany 63 FACTOR 34 LA PATATA PERFECTA NO NECESITA TELEVISIÓN Hay quien tiene que pedir orden de alejamiento de cualquier cosa comestible. Los privados de las discotecas son ahora redes sociales. Lo que triunfa no siempre se anuncia e comido sardinas que parecían lubinas y lubinas que parecían atunes. En el Algarve (en Alvor) el pescado se les ha puesto enorme. Aunque no tanto como los michelines que crío yo en mi lorzafactoría (las estrías me toman por loca; ahora estiramos, ahora aflojamos, a ver si te aclaras, nena) En Portimao, en la carpa pija y mega chillout de la Breitling MedCup, también me he cebado como si la comida se fuera a acabar sobre la faz de la tierra. Y eso que sólo estuve un día y dos noches (música de Sabina) Estoy más y me tienen que repatriar en un contenedor. Ahora llegan los propósitos de enmienda. Los propósitos son para el comienzo del curso. Como si fuéramos a empezar COU. Es una sensación que tenemos aunque ni estudiemos ni hayamos tenido vacaciones. Soy una anciana adolescente leí el año pasado a Jane Birkin en una entrevista. Es el pensamiento con el que más me he identificado desde que Tara Palmer- Tomkinson soltó que la gente que dice que el dinero no puede comprar la felicidad es que no sabe dónde comprar. Al michelín. Propósito de enmienda de no cebarse. Igual que los ludópatas piden no ser admitidos en los casinos, yo voy a pedir una orden de alejamiento de cualquier cosa comestible. Incluido Cayetano Rivera (o El Litri, tú, que gasta ahora un inquietante aspecto descuidado) Hace unos días el objeto de mi envidia era Inés Sastre (belleza de poco comer y mucho fumar) En la MedCup de Portimao ha sido Carla Goyanes, bellezón exótico de poco comer y nada fumar. Bueno, comer come, pero lo imprescindible. En realidad, lo que todos los neo expertos dicen que es lo adecuado para mantener una salud de titanio. Al parecer (y hablo ya en general) rozar la inanición, Gandhi style es lo más saludable para una vida larga. Al parecer 2, la inanición no es ya ni remotamente un antónimo de salud. Los nuevos usos afectan hasta al lenguaje. Lo malo es el hambre que se pasa para llegar a la inanición. Carla Goyanes, portada del especial moda prêt- à- porter de otoño- invierno del ¡HOLA! fue a la MedCup con su novio, Félix Ruiz, uno de los socios de ROMANCE DE LA REGÀS Que España está que se sale y ya no puede ir a más- -habrá quien diga que a menos- -nos lo viene a demostrar que al frente de nuestra insigne Biblioteca Nacional tengamos una lumbrera como la Rosa Regàs. Esta dama de las letras, como ustedes ya sabrán, no es un rosa cualquiera, sino una flor singular. Es, según los entendidos, una escritora genial, una eximia novelista y un componente esencial de la cultura española, del acervo catalán, del pensamiento europeo y del debate mundial. Si alguna cosa, a mi vida, le tengo que reprochar, es que nunca me brindara la grata oportunidad de leer siquiera dos líneas de doña Rosa Regàs. Una es que tiene lagunas que ya no puede colmar. Lo que sí salta a la vista sin tener que madrugar para hacerte con las obras de esta autora excepcional (antes de que se las lleven sus diez millones de fans) es su espíritu indomable y su labor cultural. Cualquier otra directora con menor creatividad se habría fijado objetivos al alcance de un mortal, pero ésta, naturalmente, fue bastante más allá. Metió el trabajo corriente en un cajón del boudoir (total, por dos incunables no te vas a despeinar) y lanzóse a una batalla, como poco, original contra Menéndez Pelayo, que le afeaba el zaguán. Como tampoco parece partidaria de Pidal, pienso que es a los Menéndez a los que quiere arrumbar. Lo que acaso no es tan propio de su estatura moral, ni de esa su sedicente hechura intelectual, es desearle a la prensa la bancarrota total. Hombre, señora, la prensa- -inclusive la rival- -es uno de los pilares que rigen la libertad. Que en ese anhelo coincida con el autor de Mein Kampf, usted, que oficia de progre, como que da que pensar. H Carla Goyanes, en una fiesta celebrada recientemente en Valencia Tuenti, la red social a la que todo el mundo (sobre todo, pijo) quiere pertenecer. Los privados de las discotecas son ahora una página web que para entrar necesita invitación. Un club VIP. Hay quien se muere por una invitación a Tuenti. Dirigida en principio a universitarios (quizá es lo más parecido a Facebook que hay en España) es una red para mantener controlado al personal, aunque no en el sentido de un Gran Hermano. Tuenti (web 2.0 y todo eso) facilita la transmisión de información entre gente que ya se conoce (y que quizá se ha perdido la pista) Cuelgas tu perfil, tus aficiones, tus fotos, agregas amigos, te agregan a ti y ves qué hace tu gente. Transmites información pero no a todos, sólo a quien te inte- EDUARDO MANZANA HAIKUS POR SMS Caspa no es confetti. Tu perro es el único que nunca te desprecia. Alfonso Armada resa, gracias a su sistema de control (aunque la intimidad puede tener brechas porque siempre están los amigos de los amigos de los amigos) Tuenti, donde está desde la propia Carla Goyanes a Ana Boyer, es algo que para muchos ya es un vicio y que para la mayoría (el socavón tecnológico) es un perfecto desconocido. Y la página ni siquiera ha sido presentada oficialmente. Su éxito es como el de las patatas fritas Lays Gourmet, no anunciadas en televisión ni nada parecido. ¿Antimárketing? Pues se han convertido en Las Patatas. Como de freiduría, no aceitosas, de un amarillo uniforme, con el grosor justo. Ya es mala suerte que coincida la patata perfecta con mis propósitos de enmienda.