Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 40 www. abc. es cuarentagrados JESÚS GARCÍA CALERO LUNES 27- -8- -2007 ABC Odyssey Las huellas del tesoro llevan al Mar de Alborán En declaración jurada, el fundador de Odyssey reconoce haber localizado pecios importantes en nuestras costas. Se los ofreció a España en una reunión en la que ahora dice que se habló del yacimiento del que salió el Black Swan OPERACIONES DE ODYSSEY N Estepona Marbella San Roque Algeciras ABC La Línea Gibraltar Punta Bahía Europa de Algeciras 0 10 km Ma rM ed i V uelven las aguas españolas del Mediterráneo como hipótesis creíble del posible expolio de Odyssey Marine Exploration (OME) a pesar de que la empresa se empeña en decir que el tesoro procede de un pecio junto a Cornualles. ¿Por qué transportarían el tesoro desde Gibraltar, a miles de millas del hallazgo, y no desde la cercana costa inglesa? ¿Qué barco fue el extractor? Pero la maraña de demandas y declaraciones urdida por los cazatesoros empieza a escupir la luz de sus contradicciones. Desde 1998, un proyecto fantasma ronda los barcos hundidos en el Estrecho. Buques antiguos que, además del naufragio, padecen hoy la desventura de los cazatesoros. La película podría titularse La carta esférica como la que se estrenará esta semana, o Pecios, mentiras y cintas de vídeo Greg Stemm, el cofundador de OME, la empresa cazatesoros que se llevó de Gibraltar el pasado mayo 500.000 monedas de plata, realizó una declara- Odyssey informó de que iba a operar en esta zona en seis ocasiones durante 2007, entre enero y mayo, a la Guardia Civil, cuya competencia concluye a las 12 millas de la costa te rrá ne o Millas náuticas (1,85 km) Ya en septiembre de 2005 se decide no colaborar más con Odyssey por el oscurantismo del Proyecto Mar de Alborán. Aún así, sus barcos vuelven a explorar aguas españolas de la zona contigua, entre 12 y 24 millas Es increíble que España haya tratado 9 años con Stemm, le haya dado 3 permisos y no haya impedido sus operaciones, no permitidas en nuestras aguas, incluso las 6 últimas (de enero a mayo pasados) antes del tesoro ción jurada el pasado 5 de julio de 2007. Allí afirmaba que, desde enero de 2007, dos de sus barcos, el Odyssey Explorer y el Ocean Alert han operado en el Mediterráneo, cerca de las 12 millas, de conformidad con lo previsto y descrito en el plan de inspección del Proyecto Mar de Alborán que fue presentado y aprobado por las autoridades españolas, incluyendo los representantes de la Junta de Andalucía Pero el Proyecto Mar de Alborán, si existe, no es de arqueología. Además, no ha sido aprobado nunca por la Junta de Andalucía ni por el Gobierno de España. Para empezar, OME nunca ha incluido nada con ese nombre en sus memorias de actividad económica, a lo que está obligada por su participación en bolsa. Además, en una cronología de 20 páginas de la propia OME no figura la crucial fecha de su aprobación y sólo se habla, tangencialmente el 5 de mayo de 2006, de una comunicación verbal del Gobierno británico que asegura que a la Junta le ha parecido bien un informe. Sin embargo, no debió parecerle tan bien cuando días después, el 18 de mayo, el Gobierno andaluz advierte a OME- -según palabras de la empresa- que el plan arqueológico detallado que fue proporcionado (y aprobado por el Gobierno del Reino Unido) no es suficiente para obtener permiso para el proyecto del Mar de Alborán ¿En qué quedamos? ¿Lo habían aprobado los Gobiernos de Madrid y Sevilla, o tan sólo OME y, fiándonos de su palabra, Londres? Para despejar dudas, el 6 de junio de 2006, OME remite el Plan Mar de Alborán mejorado y el 12 de junio la Junta se lo devuelve por estar poco mejorado. Volvamos a la declaracióin jurada de Stemm: Añade que se descubrieron algunos pecios durante este periodo y su localización, así como sus perfiles arqueológicos fueron catalogados. Odyssey está dispuesto a facilitar datos en relación con la localización e informa- ción relevante de los yacimientos encontrados durante estos sondeos a las autoridades españolas, como se estableció originalmente en el proyecto Mar de Alborán Así lo viene ofreciendo desde 1998. El hombre insiste, como pescador paciente, con el mismo cebo, tanto a Exteriores como a Cultura y la Junta de Andalucía. Lo increíble es que España haya estado tratando 9 años con él, le haya emitido tres permisos y no haya impedido con más energía sus operaciones submarinas no permitidas en nuestras aguas, una y otra vez, hasta las 6 últimas (de enero a mayo pasados) justo antes del escándalo del tesoro del Black Swan La cronología muestra que dicho ofrecimiento de realizar un mapa de pecios en el Estrecho se realizó, como idea, desde el 16 de septiembre de 1998 al Ministerio de Asuntos Exteriores, y el 11 de diciembre del mismo año, al Museo Naval. Pero hay más: el 21 de noviembre de 2002 Stemm en persona le comunica a la Junta- -a Carmen Calvo como consejera y a Ju- Pecios localizados desde 2002