Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Rajoy, ante el desafío de las listas electorales LUNES 27 s 8 s 2007 ABC Las políticas de aislamiento sólo conducen a la división y al enfrentamiento Propone una reforma de la Constitución para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos Rajoy cree que ganará las elecciones pero advierte que si pierde no se irá El presidente del PP quiere frenar así en seco el debate sobre su sucesión s Asegura que se siente muy apoyado por su partido ante las elecciones S. E. MADRID. No ha sido un golpe en la mesa, pero sí una llamada de atención. Tras una semana de debate de nombres para las candidaturas del PP e incluso de posibles sucesores al frente del partido, Mariano Rajoy se ha mostrado convencido de que ganará las próximas elecciones generales por los datos de que dispone y ha advertido que si no ganara, no se irá. Todo un intento por frenar las peleas internas que ya se han dejado notar, a más de seis meses de las elecciones. En una entrevista concedida a Europa Press, Rajoy subrayó que se siente muy apoyado por su partido, y admitió que en la valoración que se hace en las encuestas de los líderes de los partidos no tiene la suerte, la fortuna o la desgracia, que no sé cómo calificarlo del presidente del Gobierno, a quien le dan una valoración de un seis los votantes de Eusko Alkartasuna o ERC Rajoy tiene la convicción de que el PP ganará las elecciones, ya que los sondeos internos de su partidos le dan como ganador. Además, esa convicción es producto de los conocimientos que uno tiene tras algunos años en la vida política Creo que es bueno para España subrayó. Sobre su posible retirada si perdiera los comicios, respondió: Yo no me iré Admitió, sin embargo, que por supuesto cuenta la opinión del partido Pero matizó que en este momento cuenta con el apoyo del partido Me siento muy apoyado y eso es muy importante. Afrontar una campaña electoral, si uno se siente apoyado, te da más fuerza y más moral gan los españoles la absoluta seguridad de que este es un partido serio que funciona seriamente y no se dedica a hacer estas cosas. Luego hay analistas, como siempre En la entrevista, el presidente del PP precisó que en su programa electoral no va a ir la retirada del recurso contra el Estatuto catalán presentado ante el Tribunal Constitucional, si bien señaló que lo deseable es que el TC falle pronto sobre este asunto. La retirada del recurso es la condición puesta por CiU para llegar a un posible pacto con el PP: Yo en estos momentos no tengo más objetivo que el de llegar a un acuerdo con el conjunto de los españoles, es decir, yo no me presento a las elecciones con un programa de coaliciones, me presento con un programa con el cual yo quiero acordar con los españoles y es un programa para resolver los problemas de los españoles, y no los problemas de los partidos políticos Mariano Rajoy dejó bien claro que si gobierna desde 2008 no trabajará para aislar a nadie, como ha ocurrido esta legislatura, en la que, según dijo, el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha trabajado para aislar a la oposición Las políticas de aislamiento sólo conducen al enfrentamiento, a la división y, desde luego, a no resolver ninguno de los problemas que le importan a la gente añadió. Por eso, expresó su voluntad de recuperar algunos consensos que se han roto con el PSOE en el poder, porque los grandes consensos nacionales se hacen entre los partidos que son alternativa de Gobierno Estos consensos serán para cuestiones como la organización territorial del Estado, la política exterior, la lucha contra el terrorismo, el mantenimiento del sistema público de pensiones, el mantenimiento del Estado de Bienestar y la ayuda a las personas más débiles y la garantía de la igualdad. Una reforma sin referéndum Aislar a la oposición Un partido serio En algunos ámbitos se ha puesto en tela de juicio que Rajoy vaya a ser el candidato del PP. Así lo ve el presidente de los populares: Con absoluta franqueza, no tengo ningún temor sobre ese asunto, ninguno Ten- Una de las cuestiones en las que es obligado ese consenso entre los grandes partidos, según Rajoy, es la reforma de la Constitución, que el PP incluirá en su programa electoral. Una reforma que no será agravada y no requerirá referéndum aunque sí el quórum correspondiente en las Cortes generales La voluntad del jefe de la oposición es que se pacte con el resto de las fuerzas políticas El PP plantea esta reforma de la Constitución por entender que el Estado debe tener los instrumentos necesarios para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos Además, cree que el Estado debe tener la capacidad para obligarse internacionalmente y para luego ser capaz de cumplir esos compromisos y también tiene que tener capacidad para hacer reformas rápidas ESPERANZA AGUIRRE MARCA SU TERRITORIO La presidenta de la Comunidad de Madrid no se quedará de brazos cruzados mientras se confecciona la lista, e intentará colocar al mayor número de piezas posible POR M. CALLEJA MADRID. En Madrid están en juego 35 de los 350 diputados del Congreso, el 10 por ciento. El PP logró 17 escaños en marzo de 2004, frente a los 16 del PSOE y otros 2 de IU. La candidatura del PP por Madrid estará encabezada por Mariano Rajoy y nadie duda de que la dirección nacional diseñará a su medida esta lista por su importancia política, pero que nadie espere que la presidenta del PP en Madrid, Esperanza Aguirre, se quede de brazos cruzados mientras observa cómo se colocan los nombres. Aguirre no podrá impedir que Alberto Ruiz- Gallardón forme parte de la candidatura por Madrid, si Rajoy lo estima conveniente, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid tratará de colocar también sus piezas en los mejores puestos posibles y marcar de esta manera su territorio, o su poder. Uno de los políticos de la Comunidad que puede dar el salto al Congreso a partir de marzo es el consejero de Infraestructuras y ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, quien ya en las pasadas elecciones autonómicas optó por presentarse en el último puesto de la lista del PP de manera simbólica. En uno de sus momentos políticos más difíciles en Madrid, en pleno acoso de la oposición por el caso de las sedaciones del Hospital Severo Ochoa, Rajoy salió en su defensa y subrayó que Lamela era uno de los mejores activos políticos con que cuenta el PP en Madrid y en toda España. Su nombre ya estaba apuntado en la agenda del presidente. Otro de los consejeros del Gobierno de Aguirre que podrían pasarse a la lista de Rajoy es el consejero de Inmigración, Javier Fernández- Lasquetty, conocido por trabajar mucho tiempo en la fontanería de Moncloa. Pero en la auténtica revolución en la lista del PP en Madrid va a llegar de mano de las mujeres. En 2004, de los 17 escaños que ganó el PP, sólo tres correspondían a mujeres. Ahora eso es imposible por la ley de Paridad. Desde el PP de Madrid, se puede aportar a una de las mujeres jóvenes con más proyección política: Lucía Figar, actual consejera de Educación y titular de Inmigración en la anterior legislatura. Además, la ex ministra y presidenta de la Asamblea, Elvira Rodríguez, ya manifestó su deseo de presentarse junto a Rajoy en las generales.