Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 26 de Agosto de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.492. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Arrepentidas las quieren en el espacio La ex astronauta de la NASA Lisa Nowak, acusada de intento de secuestro y robo con agresión, pidió ayer disculpas a su rival en un triángulo amoroso, la capitán de la Fuerza Aérea de EE. UU. Colleen Shipman, por haberla asustado POR JOSÉ LUIS DE HARO os son compañía, tres son multitud y parece que si al menáge à trois se le añade polvo de estrellas, las complicaciones adquieren una dimensión completamente inimaginable. Al fin y al cabo todos somos humanos, hasta los astronautas, por eso, Lisa Nowak, que pasará a la historia como la miembro de la NASA que condujo más de 1.000 kilómetros en pañales en pleno ataque de celos, ha pedido perdón. Los deseos de cupido no siempre atienden a la lógica y Nowak quiso hacer saber a la mujer que atacó al ver amenazado su territorio sentimental que siente lo ocurrido. Además, pidió que se le retire el incómodo brazalete que monitorea todos sus movimientos mientras espera que los periodistas acaben por olvidarse de ella. Algo que se promete complicado. Ataviada con un discreto traje de chaqueta, un semblante serio y sereno, la astronauta intentó salir impune de este desaguisado mientras comparecía ante el tribunal que pretende poner orden en este triángulo amoroso. El tribunal del distrito del juez Marc L. Lubet se enfrenta a un complicado devaneo amoroso con tres protagonistas. Por un lado, el oscuro objeto de deseo que desató este melodrama está encarnado por el astronauta británico, Bill Oefelein, que mantuvo relaciones con las otras dos parte implicadas en el caso. Por otro, tenemos a Nowak, de 44 años y madre de tres hijos, que no dudó en conducir toda la noche la descomunal distancia que separa la ciudad de Houston de Orlando para pedir explicaciones sobre su relación con Oefelein, de muy malos modos, eso sí, al tercer elemento en discordia, Colleen Shipman, capitán de las fuerzas aéreas norteamericanas. Nowak, en una rueda de prensa ofrecida posteriormente, aseguró que este tremendo circo también ha sido muy duro para Colleen Shipman y me gustaría que ella supiera lo mucho que siento haberla asustado de cualquier forma y por el consiguiente hostigamiento que hemos sufrido Lo que ocurrió aquella noche en el aparcamiento del Aeropuerto Internacional de Orlando, donde Nowak asaltó a Shipman por sorpresa, no se repitió en este nuevo cara a cara entre las dos féminas. Eso sí, Shipman no se mostró nada convencida del repentino cambio de opinión de la que en su día fuera tripulante de la Estación Espacial Internacional. Con este panorama, la presunta víctima de todo este embrollo aseguró que el complemento GPS atorado al tobillo de Nowak hace que esté tranquila, cuando estoy sola en mi casa sin mi novio Por su parte, la ex astronauta alegó que el dichoso brazalete le produce cortes y es complicado de complementar con sus botas militares. Por supuesto, el pago del alquiler del cachivache electrónico no es barato, ya que cuesta 105 dólares semanales, es decir, más de 3.000 dólares desde que Nowak fuera puesta en libertad. Cabe recordar que Nowak se declaró no culpable de los cargos que pesan contra ella, entre los que se encuentran intento de secuestro o robo con agresión, consiguió evitar la cárcel tras el pago de una multa de 25.000 dólares y el compromiso de estar monitorizada todo el tiempo. De momento, Nowak la loca deberá esperar una semana para determinar si su arrepentimiento ha convencido al juez. Eso sí, la ex astronauta ha prometido no volver a tener contacto con ninguno de los dos implicados en esta historia de amor. Más le vale. D Nowak la loca ha prometido no volver a tener contacto con ninguno de los otros dos implicados en esta historia de amor Lisa Nowak presta juramento ante el tribunal de Orlando que sigue la causa REUTERS