Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 26- -8- -2007 ABC Existen diversos fármacos para la castración química con efectos que desaparecen después de entre dos y cuatro meses de su aplicación ABC Castración química un tratamiento habitual contra varias enfermedades El método hormonal utilizado en varios países para neutralizar a los delincuentes sexuales no deja secuelas pero no es de aplicación universal, según los expertos JAVIER YANES MADRID. El término castración química se ha cargado de plomo en los titulares de los periódicos desde que, el pasado lunes, el presidente francés Nicolas Sarkozy abogara por la aplicación de esta práctica a los delincuentes sexuales, en especial a los pederastas. Pero si la sola mención de la palabra castración produce un lógico revuelo social, hay que saber de qué estamos hablando: es un procedimiento reversible, no provoca daños, y es beneficioso para quien lo requiere Son palabras de la doctora Anna María Puigvert, fundadora y co- directora del Instituto de Andrología y Medicina Sexual de Barcelona (Iandroms) y secretaria general de la Asociación Española de Andrología. Para los especialistas en andrología y urología, lo que popularmente se conoce como castración química se despoja de toda connotación mutilante, para contemplarse como una simple terapia de uso habitual en ciertas patologías: Los antiandrógenos se emplean de forma rutinaria para el tratamiento del cáncer de próstata asegura el doctor Ander Astobieta, jefe del servicio de Urología del Hospital de Galdácano (Vizcaya) y coordinador del grupo de Andrología de la Asociación Española de Urología. Al provocarse un descenso en el nivel de testosterona, tanto en los testículos como en la zona suprarrenal, los pacientes nos confirman que experimentan una reducción del apetito sexual y de las erecciones El tratamiento administra- Algunos fármacos progesterona sintética. Se usa como anticonceptivo. Pfizer comercializa Depo- Provera y otra fórmula más suave. Tamoxifen: modulador selectivo Medroxiprogesterona: do por el doctor Astobieta, el habitual en estos enfermos, se compone de un análogo de LHRH (hormona liberadora de la hormona luteinizante) y de un antiandrógeno como el Androcur de la firma Schering, cuya composición química es ciproterona. El problema es que la libido no siempre está relacionada con la testosterona previene Astobieta. En este sentido, el facultativo advierte de que no hay suficiente experiencia acumulada para afirmar que su administración a los condenados por delitos sexuales lograría los efectos deseados. En la misma idea abunda Puigvert: Es un gran error meter a todos los delincuentes sexuales en el mismo saco La andróloga precisa que el primer aspecto fundamental para el debate, y estos días no se ha hablado suficientemente de ello es la necesidad de realizar una profunda evaluación individualizada de cada sujeto. El origen de un comportamiento sexual alterado puede ser hormonal, social e incluso de receptores de estrógenos. AstraZeneca lo vende como Nolvadex, Istubal y Valodex. Se emplea en el cáncer de mama. Ciproterona: progesterona sintética. Utilizado contra el Peor el remedio cáncer de próstata. Androcur (Schering) y otras marcas. Leuprorelina: análogo de LHRH. Se utiliza en el tratamiento de cánceres y pubertad precoz. Viadur (Bayer) y otros. genético. Este último caso se ha documentado en prisiones norteamericanas, donde se ha demostrado la tendencia a la agresividad de los varones que poseen un doble cromosoma Y, los llamados superhombres La doctora juzga esencial que en todos los casos se comience intentando una terapia psicológica, y en función de los resultados obtenidos, decidir la conveniencia o no de tomar otras medidas. Si el trastorno es de origen genético o social, la castración química no serviría para nada afirma. Y prosigue: En estos casos, es posible que la frustración provocada por el tratamiento y la falta de erecciones pudiera incluso inducir una mayor agresividad En caso de optar por la vía química, lo que en todo caso nunca debe realizarse sin supervisión psicológica Puigvert plantea dos posibilidades: los fármacos de administración oral, de corto alcance- -aproximadamente un mes- y los inyectables, que actúan durante cuatro meses. El medicamento más em- Drogas de doble filo La terapia sólo sirve en trastornos de origen hormonal. En otros casos, puede ser contraproducente