Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26- -8- -2007 40 Los Romanov y la Iglesia rusa dudan de la autenticidad de los restos 91 Piden que se analicen a fondo los supuestos restos del zarévich y su hermana RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. La falta de unanimidad sobre la autenticidad de los restos de Nicolás II y su familia deslucieron la ceremonia de su entierro en 1998. La Iglesia ortodoxa rusa y parte de los Romanov continúan cuestionando si aquellos cadáveres eran los de la familiaimperial. Por eso, ahora se exige el máximo rigor en los análisis que determinen si las osamentas recién halladas en las cercanías de Ekaterimburgo pertenecieron al zarévich Alexéi y a su hermana, la gran duquesa María. Los cuerpos del zar, de la zarina Alejandra y de sus tres hijas: Tatiana, Olga y Anastasia fueron identificados en Londres a comienzos de los 90. Las pruebas se realizaron comparando genéticamente los huesos con muestras de ADN del príncipe Felipe de Edimburgo, cuya abuela materna era hermana de Alejandra de Hesse. Pero el resultado de los análisis no satisfizo a la Iglesia ortodoxa rusa ni tampoco a la gran duquesa María Vladimirovna Romanova, cabeza de la Casa Imperial. En declaraciones a distintos medios de comunicación rusos, Alexánder Zakatov, jefe de su cancillería, ha pedido cautela antes de que se lance a los cuatro vientos la noticia de que los restos de los hijos del último zar han sido por fin localizados. Sin embargo, el príncipe Nikolái Romanov, el descendiente del zar ruso de mayor edad, es más proclive a creer que los restos exhumados son precisamente los del zarévich y su hermana. También dio por buena la identificación de los cadáveres encontrados en la primera fosa. La Iglesia ortodoxa, por su parte, sigue manteniéndose escéptica. Mark Yegorevski, uno de los prelados del patriarcado moscovita, ha pedido mayor minuciosidad que la demostrada en los análisis efectuados antes, ya que, al haber sido canonizada toda la familia real, un error de identificación conduciría a la adoración de falsas reliquias. Vladimir Soloviov, jefe del departamento de criminología de la Fiscalía General de Rusia, ha vuelto a ser encargado de supervisar las pesquisas. El caso sobre el asesinato de Nicolás II y su familia fue cerrado en 1998, pero ha sido reabierto con el hallazgo de los supuestos restos de Alexéi y María. Soloviov se muestra optimista y está convencido de que con el magnífico equipo de especialistas que han empezado ya a trabajar en la identificación, se podrá demostrar la autenticidad de los cuerpos y proceder a darles cristiana sepultura Mascarilla mortuoria de cera del emperador, cuyos restos reposan en Los Inválidos ABC La cicatriz de Napoleón La marca que aparece en un retrato del emperador francés vuelve a reabrir el debate sobre la identidad del cuerpo enterrado en su tumba en París MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL LONDRES. A casi dos siglos de su muerte, Napoleón Bonaparte sigue generando polémica. Esta vez no es una evaluación histórica de su figura la que divide a los especialistas, sino la identidad real del cadáver que se encuentra en la tumba oficial del emperador. Y es que un retrato de Napoleón que se encuentra en el National Maritime Museum de Greenwich ha relanzado la teoría de que la tumba de París contiene los huesos equivocados. La prueba esgrimida por los defensores de esta teoría es el retrato de Napoleón que pintó del natural el británico Charles Locke Eastlake en 1815 y su comparación con la máscara mortuoria que se encuentra en el Museo del Ejército, muy cerca de la tumba parisina. El cuadro, pintado en el buque de guerra británico HMS Bellerophon muestra una cicatriz en la mejilla izquierda del emperador. La máscara mortuaria no tiene rastros de esta cicatriz. El adalid de la teoría del cadáver equivocado, el historiador Bruno Roy- Henry, afirma que el cuerpo exhumado y repatriado en 1840 es el de uno de los colaboradores de Napoleón, Jean Baptiste Cipriane, fallecido también en la isla de Santa Helena. La verdadera máscara mortuoria de Napolón fue expuesta en el Royal United Museum Service Institution de Londres de 1947 a 1973. Desapareció de las colecciones del museo y fue vendida por Sotheby s en Nueva York en 2004. Actualmente la tiene un particular, cuyo nombre se ignora declaró Roy- Henry a la agencia AFP. Según el historiador, en esta máscara figuraba la cicatriz que se ve en el cuadro de Charles Locke Eastlake. Napoleón falleció en su exilio en Santa Helena en 1821 y tiene varias máscaras mortuorias, lo que ha añadido a la confusión. Sabemos que Napoleón tenía la cabeza grande, con una mandíbula potente y que era más bien braquicéfalo. Nada de eso puede observarse en la máscara oficial puntualizó Roy- Henry. El gobierno francés se ha negado a hacer pruebas de ADN porque considera que la teoría no tiene mucho asidero. Por el momento no parece que vaya a haber cambios de la posición oficial francesa. En un comunicado, el Museo del Ejército señaló que no le preocupaban las teorías que se estaban propagando: Siempre aprovechan el mes de agosto para diseminar sus tesis sobre la muerte de Napoleón Pavarotti salió del hospital ABC MÓDENA (ITALIA) El tenor italiano Luciano Pavarotti fue ayer dado de alta, después de haber estado ingresado en el Policlínico de Módena (norte de Italia) durante 17 días, informó el hospital en un comunicado. El tenor, según Efe, ingresó el pasado día 8 en el hospital debido a un estado febril, que, según medios italianos, se debía a una infección o un principio de pulmonía. Después de recuperarse, Pavarotti decidió seguir ingresado para que le realizaran una serie de controles relativos a la operación de cáncer de páncreas a la que se sometió en julio de 2006. Pavarotti continuará su convalecencia en su residencia en la periferia de Módena, aunque antes de su hospitalización, el tenor pasaba el verano con su esposa y su hija Alice en la casa que tiene en la provincia de Pésaro.