Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26- -8- -2007 Un joven, muy grave al recibir siete disparos en una gasolinera de Orcasitas 55 Una mudanza complicada El Palacio de Correos se convirtió en municipal merced a una rocambolesca permuta de edificios que comenzó a fraguarse en 2002. Tiene 60.000 metros cuadrados, de los que 40.000 se destinarán a actividades culturales y a la concejalía de Las Artes. El proyecto para su reforma es de Arquimática, equipo dirigido por Francisco Rodríguez Partearroyo. Lo presentó a concurso bajo el lema El corazón de la ciudad El presupuesto para la reforma ronda los 67 millones de euros. Junto al alcalde, se trasladan el vicealcalde, los servicios jurídicos, protocolo y prensa. El patio se cubre con una cúpula de cristal y acero y se transforma en un espacio cultural, el Salón de Villa El zaguán de entrada al Palacio- -junto a la calle de Alcalá- con la llamada escalera de honor al fondo, se remozará y mantendrá en su estado original, como lugar de recepción y acceso para autoridades y visitas ilustres vidades culturales. E incluso se abrirá al público la torre central, de once plantas, que ofrece unas vistas impagables. El acceso de autoridades se realizará por la calle de Alcalá, por el zaguán de entrada, del que arranca la escalera de honor. Abundan en la zona los materiales nobles; como las maravillosas vidrieras del maestro francés Maumejean- -ahora restauradas- que conducen hasta el impresionante salón de actos. La sala recuperará su disposición espacial original, con la cabecera en la parte ancha de la habitación. Enfrente, se situarán las cabinas de traducción simultánea. Sillones de cuero negro y una zona para prensa completarán las dotaciones de este salón de actos. Dados los valores arquitectónicos y artísticos de este Palacio, todos los trabajos que se llevan a cabo están controlados por la Comisión de Patrimonio de Madrid, que ha marcado unas pautas de actuación y vigila que se ejecuten. Especial atención merece la actuación sobre el pasaje de Ruiz de Alarcón, antes calle abierta- -el aparejador municipal Santiago García, ahora responsable de las obras en el Palacio, recuerda haberla recorrido en triciclo cuando era niño- -y más tarde aparcamiento de los servicios postales. Va a sufrir una transformación Comisión de patrimonio Suelo técnico en la nueva sala de prensa, en la segunda planta, muy cerca del despacho de trabajo del alcalde de Madrid. Un ejemplo de cómo se ha transformado el interior del edificio, en las zonas dedicadas a la actividad diaria, con la funcionalidad como objetivo radical: se cubrirá con una bóveda acristalada que permitirá su uso todo el año. Será el salón de la Villa un espacio diáfano de 2.600 metros llamado a convertirse en el ágora abierta a los madrileños. Bajo rasante se construye un auditorio con capacidad para 300 personas. Y también un aparcamiento para uso interno, con 60 plazas. Todos estos trabajos, así como los que transformarán el resto del edificio, no estarán finalizados hasta la primavera del año 2009, calculan los responsables de FCC, adjudicataria de las obras. Por el momento, las tareas en esta segunda zona de trabajo se centran en quitar apósitos -aquello que se ha ido añadiendo al edificio con años- -y probar el estado de estructuras y forjados. El patio de operaciones continuará abierto, y con sus típicos mostradores, aunque cambiará el uso: será un Centro de Información sobre la ciudad, en el que también se puedan adquirir entradas para espectáculos o conocer la agenda cultural de Madrid. Salón de Villa