Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 s 8 s 2007 Empresas ECONOMÍAyNEGOCIOS 45 Ryanair aplicará una tasa de casi tres euros por facturar en los mostradores EFE LONDRES. La compañía aérean irlandesa de vuelos baratos low cost Ryanair ha anunciado que aplicará una tasa de 2 libras (cerca de 3 euros) por trayecto a cada pasajero por facturar en el mostrador del aeropuerto en lugar de hacerlo antes por internet. Eso significa que a partir del 20 de septiembre, fecha en que entrará en vigor la medida, un vuelo de ida y vuelta se encarecerá en 4 libras para quienes no dispongan de internet o para quienes no confíen en su capacidad para sacar su tarjeta de embarque a través de la red. La nueva tasa se suma a las 10 libras que cobra Ryanair por cada equipaje que viaja en la bodega del avión. Los pasajeros de la compañía tienen que pagar ya por ciservicios como la comida o bebida a bordo o por utilizar una silla de ruedas. La facturación será gratuita para los pasajeros que lo hagan por internet y que lleven sólo equipaje de mano. Ryanair cobra también por otros servicios: 70 libras (103 euros) por cambiar el nombre del titular del billete o cuatro libras (casi 6 euros) para que un menor pueda subir al avión con carácter prioritario. El Consejo de Usuarios de Transportes Aéreos ha advertido a la compañía que la estrategia de imponer cargas adicionales a los pasajeros ha llegado a un límite y advirtió de que, de seguir por esa línea, va a perder a parte de los 42.5 millones de personas que utilizan sus servicios diariamente. Las tasas por facturar maletas están, sin embargo, extendidas entre las low cost y la propia British Airways también cobra por ese servicio, pero la aplicación de la tasa por facturar en mostrador es una novedad que podrían adaptar otras aerolíneas si tiene éxito. La UE, dispuesta a imponer la rebaja del precio de los SMS Bruselas amenaza a las operadoras de móvil con otro tarifazo ABC MADRID. La comisaria de Sociedad de la Información de la UE, Viviane Reding, ha ampliado su cruzada contra los precios que aplican las operadoras de telefonía móvil a los mensajes SMS y advierte que si las compañías no se avienen a rebajarlos de forma sustancial en el próximo año y medio, se enfrentarán a una actuación semejante a la que se encontraron cuando no rebajaron las tarifas de las llamadas en itinerancia en los países de la UE y la Comisión Europea terminó imponiendo un reglamento en el que ha fijado un techo tarifario. En una entrevista publicada por la revista de la Organización Europea de Consumidores, Viviane Reding anunció que pondrá bajo vigilancia los precios de los mensajes SMS durante los próximos 18 meses, con el apoyo de los reguladores nacionales y subrayó que en los casos en los que se detecte que las tarifas aplicadas a los SMS no bajen de forma rápida y significativa, podemos decidir intervenir como lo hemos hecho con la itinerancia para las llamadas de voz (roaming) Como se recordará, la UE ha limitado el precio que las operadoras pueden cobrar a los clientes por llamar y recibir llamadas en el extranjero. A pesar de la advertencia, la comisaria se mostró esperanzada en que los operadores actúen voluntariamente y bajen los precios rápidamente, puesto que a estas alturas deben haber entendido que las instituciones de la Unión Europea no vacilarán en poner otro reglamento sobre la mesa si es necesario Reding recuerda en sus declaraciones que el reglamento sobre las llamadas en itinerancia ha entrado en vigor en junio y que en caso de que un operador no tarifique estas llamadas conforme al reglamento, los consumidores pueden reclamar ante el supervisor nacional y ante los tribunales Según explicó la comisaria, los ingresos por llamadas en itinerancia llegaban a suponer hasta el 20 de los beneficios de algunas operadoras de las que, sin embargo, señala que están reaccionando de forma positiva y ahora están tratando de lavar su imagen con tarifas incluso por debajo de los techos fijados por la Eurotarifa, a la que los consumidores pueden acogerse hasta septiembre. La deuda de las empresas creció un 24,5 en el último año, hasta los 1,123 billones ABC MADRID. La deuda que mantienen las sociedades no financieras españolas se instaló a finales del pasado mes de junio por encima de los 1,1 billones de euros, tras crecer un 24,5 respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según los datos del Banco de España. Este aumento es levemente inferior al registrado en mayo, mes en el que la deuda de las empresas no financieras creció un 24,6 En el pasado mes de junio, la deuda de las empresas se elevó en 22.090 millones de euros, mientras que en los últimos 12 meses el incremento alcanza los 218.154 millones, informa Servimedia. A lo largo del pasado ejercicio, los incrementos llegaron a alcanzar en algún mes el 27,9 como sucedió en diciembre, pero la senda de 2007 apunta a que el incremento será sensiblemente menor. No obstante, el menor crecimiento no impide que la demanda de préstamos por parte de las empresas se mantenga ni que 2007 vaya a ser el segundo año del último quinquenio en el que más se endeuden las sociedades. Así, en 2003 el endeudamiento creció un 13,5 en 2004 lo hizo un 13,2 en 2005 se disparó al 21,4 y en 2006 el incremento fue del citado 27,9 En el presente año se ha observado en los primeros meses una tendencia similar a la de 2006. La deuda se descompone en 832.677 millones de euros en préstamos concedidos por entidades de crédito españolas, un 27,9 más que en junio de 2006; otros 33.510 millones (un 30,2 más) aportados por filiales de sociedades no financieras, y 256.894 millones más (13,9 de préstamos del extranjero. Actuación voluntaria Segundo año con más deudas Enrique Serbeto ¿HIPOTECAS CHINAS? uchos accionistas recordarán este año como el de la crisis de las hipotecas- basura. Aún resulta un poco extraño pensar que lo que esté pasando con unos miles de norteamericanos que tienen dificultades para pagar un crédito que les fue concedido por los pelos cause este tipo de terremotos en las bolsas europeas, pero es M un hecho que cada vez va a ser más frecuente que un fenómeno local tenga repercusiones planetarias. Y de todos modos, hablando de hipotecas y de mercado inmobiliario, en España hace ya bastante tiempo que avanzamos por el filo de la navaja. Unos cuantos dólares de la Reserva Federal y otros cuantos de euros por parte del Banco Central Europeo y hasta la próxima, la próxima crisis quiero decir. Y la próxima bien podría tener una novedad: que tenga como escenario el gigante chino. Hace una década hubo una crisis financiera en Asia y los famosos tigres salieron bien de la experiencia, hasta el punto que aquellas economías parecen hoy más estables que entonces. China tuvo una crisis hace casi veinte años, cuando el boicot a sus productos por la represión de la revuelta estudiantil interrumpió bruscamente su crecimiento. La economía china no está vacunada contra todos los riesgos, sino al contrario, a medida que crece se hace más vulnerable. No hay más que ver con la reacción dolida con la que han respondido a este feo asunto de los juguetes con pintura tóxica que ha vuelto a dejar en mal lugar al made in China Aún no se ve claro cómo pueden afectarnos las turbulencias en la economía china, pero por lo que vemos que pasa cuando les van bien las cosas como ahora, se puede deducir que los efectos pueden ser temibles. Un día u otro habrá hipotecas en China, lo cual será buena señal, y es razonable pensar que también crisis financieras.