Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La crisis financiera aprieta el cinturón a las opas en marcha DOMINGO 26 s 8 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) HASTA CINCO OPAS PARA SEGREGAR METROVACESA Y GECINA Rivero y Soler 36,15 METROVACESA Sanahuja 39,613 Dividendo Complementario: 2,5 euros Reducción Capital 96,808 millones de euros Devolución de aportaciones a los accionistas Sanahuja no acuden OPA: 0,585 acciones Gecina por 1 de Metrovacesa Sanahuja controlan Metrovacesa OPA Sanahuja al 100 %o Rivero y Soler salen del capital y controlan Gecina Rivero y Soler canjean Metrovacesa (Sanahuja) liquida su participación en Gecina Gecina (Rivero y Soler) liquida su participación en la SIIC Metrovacesa (Sanahuja) Acepta la OPA y controla la SIIC Filialización de activos a una SIIC por valor de 1.800 millones de euros OPA de reducción de capital en Gecina por 160,3 millones de euros. Contraprestación: Acciones de la SIIC Si es necesario: OPA Rivero y Soler sobre Gecina Si es necesario: OPA de Metrovacesa (Sanahuja) sobre la SIIC 68,76 GECINA to bancario ha quedado pospuesta hasta septiembre ante la negativa de los compradores de deuda a participar en operaciones de alto riesgo, cuando estaba previsto cerrarse el pasado 24 de julio. El argumento esgrimido reside en que en estos momentos resulta poco conveniente por el periodo vacacional de agosto y porque en este mes termina la opa por el 25 restante de Endemol que cotiza en la Bolsa de Amsterdam. La voz de alarma fue lanzada por The Times poco días después de confirmarse los problemas de liquidez que atravesaban las entidades bancarias como consecuencia de la crisis hipotecaria. El diario británico publicó la grandes dificultades de colocación de la deuda que habían padecido Goldman Sachs, ABN Amro, Barclays, Credit Suisse, Lehman Brothers y Merrill Lynch, operación que se iba a materializar el pasado 24 de julio y que se tuvo que posponer ante la negativa de los compradores de deuda a participar en operaciones de riesgo. Los compradores de Endemol sí han reconocido que son conscientes de que el mercado está convulso y que el proceso de sindicación deberá contar con un mecanismo de flexibilización de precios para adaptarlos a las condiciones actuales del mercado. Otra de las opas que se verán alteradas es la que previsiblemente lanzará sobre Iberia el consorcio formado por TPG, British Airways, Vista Capital, Inversiones Ibersuizas y Quercus Equity. Tras meses de desencuentro, el consejo de la aerolínea decidió el pasado 12 de julio abrir, con condiciones, sus libros contables para que el consorcio acceda a información sensible y pueda elaborar una oferta vinculante que, con seguridad deberá acercarse a los 4.000 millones para satisfacer las ansias vendedoras del núcleo estable de accionistas. Los 3,6 euros por acción que a modo de globo sonda llegó a ofrecer el 29 de marzo se han quedado cortos antes de comenzar a negociar. Y no sólo porque Iberia crea que las 149 aeronaves que explota- -algunas en régimen de propiedad- los derechos de vuelo adquiridos, el negocio de handling de mantenimiento de aviones o los 2.200 millones de euros que guarda en la caja elevan sustancialmente su valor de venta, sino más bien porque la adquisición de la aerolínea será financiada en su mayor parte con deuda, en una proporción que fuentes próximas a la operación establecen en unos 3.000 millones. El encarecimiento también Metrovacesa controla la SIIC Sede Renault Chamartín Fases I y II y Valdebebas Espacio, Bis y Manoteras 48 Posibles opas sobre Iberia supone una mala noticia para Lufthansa, cuyo equipo directivo no se ha cansado de transmitir en los últimos meses, a quien ha querido escucharla, tanto su manifiesto interés por Iberia como su precio desorbitado. La compañía alemana siempre se ha distinguido por afrontar adquisiciones estratégicas- -como sería el caso de Iberia- siempre y cuando no alteren su ratios de deuda. En el sector constructor español también se mira con cierto recelo la actual crisis. Hace meses que la cotización de sus acciones se encuentra a la baja y la banca ya había dado mues- tras de endurecer las condiciones financieras. La hipersensibilidad de la banca a los riesgos no va a jugar a favor de las empresas, con muchas operaciones en marcha. Destaca el proceso de opas para segregar Metrovacesa y Gecina. Hasta cinco opas pueden ser necesarias para que la familia Sanahuja y Joaquín Rivero separen definitivamente sus intereses (ver gráfico adjunto) Cierto es que la mayor parte de las opas serán por intercambio de acciones, pero los cambios de mayoría pueden llevar a los Sanahuja a tener que lanzar una opa sobre el 100 de Metrovacesa al final del proceso y, aunque cuentan con créditos no dispuestos de la opa anterior, las condiciones pueden endurecerse mucho. También Sacyr tiene una opa en marcha (aunque paralizada de momento) Quiere controlar la francesa Eiffage para poner Cuidado en la construcción fin a al guerra total con los directivos de esta empresa, de la que es su principal accionista y aunque ofrece canje de acciones podría terminar teniendo que lanzar una opa en metálico a financiar pignorando acciones, tanto de la empresa comprada como del propio grupo español. Este tipo de operaciones han sido habituales en los últimos años, pero a los bancos, ahora a la defensiva, han dejado de gustarles por el riesgo de aminoración de las garantías por una pérdida de valor de las acciones en Bolsa. Colonial y su deuda Algunos compradores piden un mecanismo que flexibilice los precios para adaptarlos a las actuales condiciones Colonial, por su parte, tiene todavía pendiente la culminación de la renegociación de su deuda. Luis Portillo, con una agresiva política de adquisiciones, desde la pequeña Expo- An tomó Inmocaral para crear un grupo potente que, a su vez, compró Colonial y, finalmente, se ha fusionado con Riofisa. Todo eso en menos de un año y uti- lizando siempre el apalancamiento como método: la garantía de los créditos son las acciones propias y las de la empresa comprada. No tiene problemas y el crédito está concedido, los pagos realizados y las operaciones culminadas, pero la sindicación de los 7.200 millones de deuda ya pasaba por dificultadas antes de que estallara el asunto de las hipotecas basura y los bancos querían imponer las cláusulas de market flex por las que, ante una caída del valor de las acciones pignoradas, se aplicarían mayores tipos. Colonial ha vendido activos para rebajar el nivel de la deuda, pero el asunto no está ni mucho menos cerrado. Y la menos constructora de las constructoras españolas, Acciona, tiene en marcha su opa sobre Endesa (a realizar con la italiana Enel) Lo cierto (Pasa a la página 42) Imperial fijó en julio la financiación de 13.650 millones para comprar Altadis MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. En la opa presentada el 17 de julio por Imperial Tobacco sobre Altadis, cuya resolución está prevista para septiembre, la crisis crediticia podría afectar al precio final de la operación. La incógnita es si se podría paralizar la compra. No parece probable. En Imperial confirmaron a ABC que la financiación se cerró el pasado julio y se mantiene Dicho acuerdo de financiación fue pactado con ABN Amro, Lehmand Brothers- -afectado ahora por la crisis- Morgan Stanley y Citigroup, además de otros inversores a través de Citibank, Royal Bank of Scotland, Santander y Barclays. Imperial ofreció a Altadis 50 euros por acción, resultando un montante de 12.600 millones de euros, que se elevaría hasta los 16.200 millones a pagar en efectivo, al asumir la británica también la deuda de la hispano- francesa. Imperial ha obtenido un crédito sindicado de 13.650 millones de euros para la compra y refinanciación de la deuda. A ello se suma una ampliación de capital por 8.250 millones de euros. Ante la subida del dinero que los bancos prestan a sus clientes, lo que parece evidente es que Imperial deberá pagar más en la devolución de su crédito y también deberá mantener su oferta a un precio por acción superior al que registra el mercado. CVC decidirá en octubre Mientras, el otro posible comprador, que aún no ha presentado su puja, el fondo de capital riesgo CVC parece tener la situación cada vez más difícil. Fuentes consultadas por ABC confirmaron que CVC tomará su decisión en octubre lo que resulta extraño ya que está previsto que la CNMV dé su visto bueno a la opa de Imperial en septiembre. ¿Se podría interpretar como una retirada o es más bien un mantenerse a la espera hasta que los mercados se calmen? CVC había ofrecido en mayo de forma oficiosa 50 euros por acción, y si aspira a hacerse con Altadis deberá mejorar esa oferta. Tras la retirada de su socio PAI Partners, el fondo británico está siendo asesorado por Goldman Sachs y Lazard, y podría tener cerrada la financiación con Goldman Sachs, Société Générale, Calyon y BNP, y Caja Madrid, que tomaría el 5 de la tabaquera. ABC Reducción a menos del 50 Segregación de tres activos a Newco (Rivero y Soler)