Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL DOMINGO 26 s 8 s 2007 ABC Ocho palestinos muertos y seis israelíes heridos L. L. C. GAZA. El Ejército hebreo abatió a tiros a dos milicianos palestinos que el viernes por la noche lograron escalar el muro de hormigón de 7 metros que separa Gaza de Israel por el paso de Erez y que, según fuentes militares, iban provistos de armas y cinturones explosivos para atentar en la ciudad judía de Nativa Hasara. El incidente se producía horas después de que la Policía de frontera acabara con la vida de otras cuatro personas- -una de ellas, un niño de once años- -en la aldea de Seida, en Cisjordania, donde un nuevo choque entre los soldados judíos y las milicias se saldó ayer con dos nuevos muertos. En represalia, ayer se registraba una explosión en el paso fronterizo de Kerem Shalom, en el que resultaron heridos 6 militares israelíes. El humo se elevaba ayer sobre el campo de refugiados palestino de Bahr al- Bared, después de que fuera alcanzado por un misil duranteREUTERS los enfrentamientos entre el Ejército libanés y los islamistas de Fatah al- Islam en el norte del Líbano Listos para la guerra que viene Un año después de la guerra con el Líbano, Israel ha urgido este mes a los municipios del norte a que estén listos para la próxima. Karmiel, ciudad judía, lo tiene todo a punto. Sin embargo, en la vecina Bi ne, mancomunidad árabe israelí, no hay ni un refugio LAURA L. CARO CORRESPONSAL KARMIEL BI NE (ISRAEL) En Bi ne lo tienen claro: si desde detrás de la montaña que les separa del Líbano vuelven a disparar cohetes Katiuska de Hizbolá, como los más de cien que el pasado verano descerrajaron 40 casas y mataron a dos jóvenes del pueblo, pueden meterse debajo de las mesas, debajo del quicio de la puerta como si fuera un terremoto o correr a la parte sur de sus casas, la que queda más alejada de la frontera, para que el edificio les haga de escudo. Y a ver si hay suerte y no les toca. Porque, un año después de la guerra, en toda su zona hay lo mismo que había: un aula reforzada para 50 niños en una de las cinco escuelas, más tres sistemas de alarma en vez de uno. En Karmiel, donde los 200 impactos de Katiushas y misiles afectaron a 800 viviendas en 34 días de contienda, también conocen las instrucciones: al menor rugido de las sirenas, hay que cobijarse en la habitación segura -léase fortificada- -que las casas más modernas traen de serie, o en su caso elegir entre el refugio privado o público más cercano. Son 800 en total, suficientes para amparar al cien por cien de sus 50.000 habitantes. Es más, 150 de los alojamientos subterráneos han sido dotados en los últimos meses con aire acondicionado, lavabos, agua, y red eléctrica de emergencia por si hay que pasar dentro semanas. Y hay dinero para poner a punto otros 200 más. Son el orgullo del Ayuntamiento, hemos sido la primera ciudad del norte en prepararnos para la guerra- -señala la portavoz del alcalde, Levia Shalef- hay búnkeres para todos los ciudadanos, todos, y ahora estamos haciendo reformas para mejorarlos Bi ne y Karmiel están tan cerca que se miran entre sí. Bi ne es el municipio central de la mancomunidad de Al Shaghoor que forma con las veMAR MEDITERRÁNEO Karmiel Trípoli LÍBANO Beirut SIRIA N ABC 0 Km 40 ISRAEL Refugios para todos Al menor rugido de las sirenas, hay que cobijarse en la habitación segura que las casas modernas traen de serie cinas Deir el Asad y Madj el Kurum, viejas aldeas con pasado centenario que suman en total 30.000 censados. Todos árabes israelíes, palestinos. Karmiel es una de esas ciu- dades jardín planeadas en los 60, todo población judía. Entre ambos núcleos, discurre la carretera nacional de Akka, que en el lado de Bi ne piensan, -explica el delegado de comunicación del alcalde, Hassan Alí- que es peor que el muro de hormigón que rodea Cisjordania mientras añade que a los suyos, por árabes, el Estado les trata como si fueran un cáncer Pero los datos le contradicen. El Gobierno de Israel reconoce la mancomunidad de Bi ne, ha compensado a los que perdieron sus casas allí con cargo al presupuesto total de 3,2 de shekels para rehabilitaciones que se dispuso tras la guerra, igual que a los afectados de Karmiel: todos han arreglado ya las viviendas. Con los búnkeres, el trato ha sido idéntico: ni un céntimo a ninguno de los dos. Nada. Porque si el municipio judío está blindado es por las donaciones extranjeras de la ciudad hermana de Pittsburg y unos cristianos amigos de Israel Sabíamos que debíamos estar listos sin esperar a que nos dieran dinero, por eso lo buscamos se adelanta la portavoz Shalef. Bi ne también tiene la promesa de una fuerte inversión de Qatar, pero para construir un estadio faraónico que no arranca, aunque ya se sabe que se llamará Doha como la capital del emirato. En lo que tampoco ha hecho diferencias el Estado ha sido a la hora de advertir para la próxima. Fue el pasado martes 14 de agosto en la ciudad de Nazaret, en una conferencia a la que se llamó a todos los ayuntamientos del norte de Israel. A los representantes de los bomberos, de la Policía, de los servicios de emergencia sanitaria del Magen David 200 oyentes en total, y en la que habló el coronel Jossi Luchi, del Comando Norte. Nos dijeron que debemos estar preparados para un escenario, un ataque de Estados Unidos a Irán, en el que se verán involucrados Israel y Siria, y con ellos Hizbolá, Hamás y Al Qaida desde Jordania y Egipto... que puede ser mañana, o quién sabe- -recuerda el portavoz Hassan Alí de Bi ne- -pero que nos vayamos preparando Sí, estuvimos allí con el alcalde de Karmiel ratifica la señorita Shalef. Ella recrimina que el Gobierno debería preocuparse de los árabes, que también son israelíes, como los judíos que en Karmiel hay refugios casi de sobra, pero que la mayoría son privados, y no se puede obligar a los vecinos... Alí Hassan cree que es tarde, ya no podemos hacer nada Y teme que si lo de Nazaret se cumple, los que van a morir serán ellos, los palestinos. O como dice Levia Shalef, los árabes de Israel Árabes israelíes