Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26- -8- -2007 Fallece a los 83 años el ex primer ministro francés Raymond Barre 29 Una colecta de 15 millones para consumo interno A. G. Los republicanos más leales a George W. Bush han hecho una colecta y han reunido 15 millones de dólares (casi 11 millones de euros) para pagar una campaña a favor de la guerra de Irak. Lo más curioso es que es una campaña de consumo interno, dirigida a las mismas filas del partido. En ella se insta a los representantes republicanos en el Congreso y en el Senado a no desfallecer en las votaciones a cara de perro que se avecinan en el Capitolio, especialmente después de la brecha abierta por el senador John Warner. Warner sugirió el regreso a casa antes de Navidad de 5.000 soldados como una posible tercera vía entre la resistencia numantina y la retirada total. Ex colaboradores personales de Bush, como Ari Fleischer, -que trata a Warner de vejete cascarrabias -han gastado 145.000 dólares (106.000 euros) en un solo anuncio de televisión para recuperar ovejas descarriadas como el congresista Jim Walsh de Siracusa (Nueva York) que por miedo a perder su escaño se alineó con los demócratas en el frente contra la guerra. ¿Y si Ryan fuera hijo único? Ha regresado a casa el soldado Jason Hubbard tras la muerte en combate de sus hermanos Jared (en 2004) y Nathan, que el pasado miércoles se estrelló en un helicóptero al norte de Irak A. GRAU WASHINGTON. Después de haber mandado más de 160.000 soldados a Irak, y de haber dejado más de 3.000 cadáveres de uniforme, al Ejército norteamericano le está costando encontrar héroes de esta guerra. No siempre es edificante bucear en los bajos fondos sociales de un ejército profesional. Pero, ¿tanto cuesta encontrar un contrapunto glorioso, o por lo menos noble, a la imagen de la soldado England arrastrando presos iraquíes con una correa, como si fueran perritos? Se dice que no es que haya menos héroes que durante la Segunda Guerra Mundial o en Vietnam; sigue habiendo gestas individuales conmovedoras, que obtienen altas condecoraciones. Simplemente se ha optado por no darles publicidad. Al parecer la nueva moda en propaganda bélica es desconfiar de los héroes, porque a veces salen rana: con el tiempo pueden hacer algo no tan heroico, incluso algo indebido o molesto para el ejército, que ya no sabe cómo volverles a quitar el protagonismo. Por todo esto, en esta guerra se decidió dar una imagen de la tropa mucho más amorfa, mucho más impersonal. Lo malo es que la misma tropa se siente así. Nada más faltaba entonces que la guerra se eternizara y que, al calor de las luchas de poder en Washington, políticos y militares empezaran a pelearse a gritos sobre si hay que irse de Irak o hay que quedarse. Los soldados asisten a todo ello atónitos y un punto asqueados. Cunde entre ellos el desconcierto y la convicción de que se están haciendo matar para nada Informa Los Angeles Times de que el ejército estaría experimentando ahora mismo el índice de suicidios más alto de su historia. De 99 suicidios el año pasado, 27 ocurrieron en ginia dentro del mismo partido. Resulta llamativo que todos los que responden a Warner lo hacen en abstracto. Nadie entra a discutir si es técnicamente posible sacar sólo 5.000 soldados de Irak (dejando más de 155.000 sobre el terreno) sin desestabilizar la situación. Nadie quiere considerar si existe la tercera vía. El peligro de que una tercera vía militar lleve a una tercera vía política, es lo que la Casa Blanca teme e intenta neutralizar. Su portavoz Gordon Johndroe negó que el presidente se sienta amenazado por la sugerencia de Warner, y descartó que el senador tome ninguna medida para forzar a Bush a hacerle caso. Jason Hubbard (a la izquierda) y su hermano Nathan en una imagen cedida por el Ejército norteamericano que fue tomada en Fort Benning, Georgia, en 2005 Irak. Una encuesta realizada en mayo calificaba de baja o muy baja la moral de un 45 de los soldados. El ejército discrepa de esta apreciación reivindicando los alrededor de 500 reenganches que registró el año pasado sólo en Bagdad. Pero no todo el mundo cree que quien se reengancha lo haga por ilusión. Muchos no tienen otro sitio donde caerse muertos, en un sentido macabramente literal. Tanta melancolía puede haber traslucido en la cobertura informativa del regreso a casa del soldado californiano Jason Hubbard, de 33 años, tras la muerte en combate de sus hermanos Jared (que tenía 22 años en el 2004, cuando falleció) y Nathan, de 21, que el pasado miércoles se estrelló con 13 compañeros más dentro de un helicóptero Black Hawk, al norte de Irak. Al conocerse el deceso de Nathan, el ejército actuó como en Salvar al soldado Ryan ordenó licenciar de inmediato al único hermano superviviente. AFP ABC. es Especial sobre el conflicto de Irak en abc. es internacional La película Salvar al soldado Ryan de Steven Spielberg era pura ficción, pero se basaba en un hecho real en el que cinco hermanos alistados en el Ejército de EE. UU. murieron en un barco en la Segunda Guerra Mundial La famosa película de Steven Spielberg era pura ficción, pero se basaba en un principio real en el ejército norteamericano desde que cinco hermanos perecieron en un barco hundido en la Segunda Guerra Mundial. La película conmocionó a las masas y cosechó un montón de Oscar. En cambio, Jason Hubbard ha vuelto a casa en medio, no de la indiferencia general, pero sí de un interés discreto. El británico The Times dedicó a la historia una cobertura más extensa que la mayoría de periódicos norteamericanos. No parece que esté el horno para bollos. O para que alguien se pregunte cómo se aplica la política del último superviviente a las familias que tienen un único hijo en Irak.