Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 s 8 s 2007 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA TEST DE LIDERAZGO REVE pasatiempo para lectores en vacaciones imposibilitados de bajar a la playa por los chaparrones del fin de semana. Es muy simple; se trata de un test sobre las condiciones que como ciudadano requiere usted de un líder en circunstancias críticas. Tome un lápiz, marque las respuestas que más les complazcan- -tomadas de la prensa de ayer- -y recuerde que entramos en año electoral. Pregunta número 1. ETA acaba de atentar contra un cuartel de la Guardia Civil en Durango con 100 kilos de explosivos IGNACIO que, afortunadamente, CAMACHO no han causado víctimas. Usted espera del presidente de la nación que: a) Guarde silencio durante más de 24 horas sin interrumpir sus vacaciones, sobre las que acaba de comentar que le vienen muy bien para dormir a pierna suelta, y mande a escena a su vicepresidenta para decir que van a meter a los terroristas en la cárcel. b) Comparezca de inmediato ante los medios informativos, exprese su solidaridad con las víctimas y se reúna con las brigadas de lucha antiterrorista para darles su respaldo presencial y prioritario. Pregunta número 2. El partido de los terroristas, ANV admitido por el Gobierno en las instituciones locales, se niega a condenar el atentado. Usted desea que el Ejecutivo: a) Califique de indecente por boca de la vicepresidenta dicha actitud, mientras el ministro de Justicia asegura que la negativa a rechazar el ataque no es causa suficiente para instar la ilegalización. b) Envíe a los asesinos y sus cómplices el mensaje de que se les ha acabado el derecho de morada y de que no habrá ninguna debilidad ante ellos. Pregunta número 3. Cuando se decide a comentar los acontecimientos, más de día y medio después de producirse, el discurso que usted desea oír a su presidente se refiere a los etarras en los siguientes términos: a) Los violentos b) Los terroristas Pregunta número 4. Identifíquese con uno de estos dos diagnósticos sobre el terrorismo. a) ETA ha de ser consciente de que sólo tiene un destino: el fin de la violencia c) Los terroristas son unos cobardes, los primeros y principales cobardes Pregunta número 5. Como receta para el futuro inmediato, usted desea que su líder nacional le proponga: a) La igualdad de los demócratas, que es un muro igual que la ley b) Orden, autoridad y respeto Resultados. Si usted ha contestado mayoría de respuestas del tipo A, está de enhorabuena: su presidente ideal es José Luis Rodríguez Zapatero. Si, por el contrario, se ha inclinado de modo preferente por el modelo B, lo siento mucho: por más que lo desee y lo considere implicado en nuestro principal problema colectivo, usted no puede votar en las elecciones españolas a Nicolas Sarkozy. B EL RECUADRO QUIERO SER BALCÓN DE BILBAO GUALque el otro día pedí que me borrasen de ciudadano, ante la colectiva Degeneración de la Ciudadanía, hoy solicito oficialmente ser balcón. Pero no un balcón cualquiera. No el larguísimo balcón del Palacio de Peñaflor en Ecija, el que corre por la fachada de frescos de arquitectura fingida, maravilla barroca que se ciñe a la curvatura de la calle. Conocido en Ecija como el Balcón del Coño, pues todo forastero al que se lo enseñan, sorprendido por la valentía arquitectónica de la larga curva, exclama: ¡Coño, qué balcón! Yo quisiera ser balcón. Pero no el balcón de Julieta, ni el balcón de Manet, ni el de las majas de Goya, ni el que al Papa de Roma le da el avío de Cátedra de San Pedro en el Vaticano. Yo quisiera ser balcón, pero no de Toledo en la procesión del Corpus, con el habitual devotísimo Pepe Bono en su barandilla, encendiendo como suele una vela al cardenal primado y otra a los curas rojos de Entrevías. Yo quisiera ser balcón, pero no de Nueva Orleáns en Mardi Gras, con el mujerío enseñando pícaramente las domingas. Yo quisiera ser balcón, pero no el que sirve como unidad de medida para los tontos con balcones a la calle. Yo quisiera ser balANTONIO cón, pero no el del alcalde de Villar del BURGOS Río en Bienvenido, Mister Marshall Yo quiero ser un balcón de Ayuntamiento en condiciones. Un balcón de Ayuntamiento rentable, útil, cómodo y seguro. Yo, señores, quiero ser balcón del Ayuntamiento de Bilbao. Porque ese balcón tiene una extraña extraterritorialidad. No extraterritorialidad en el espacio, como las embajadas del Reino de España que convierten en suelo patrio cualquier accesoria alquilada en los chirlos mirlos. No una extraterritorialidad espacial histórica de señorío nobiliario, de maestrazgo de orden militar, de behetría. La curiosa extraterritorialidad jurisdiccional del balcón del Ayuntamiento de Bilbao merece que sea estudiada, pero muy profundamente, en los próximos congresos de la ciencia jurídica. Porque en ese balcón se acaba de inventar I una nueva figura: la extraterritorialidad temporal. En el balcón del Ayuntamiento de Bilbao rigen las leyes del Reino de España y se aplican las sentencias de su Tribunal Supremo pero muy poco, casi nada. Sólo 25 minutos. En materia de la bandera nacional, por ejemplo: se iza la bandera nacional durante 25 minutos, un abrir y cerrar de ojos, menos que tarda en persignarse un cura loco, y, hala, ya está, ya hemos cumplido las leyes, no se vayan a enfadar estos señores etarras. Y No Nada. Y no va la Guardia Civil a exigir que sean rendidos a la bandera de España los honores que marcan la Constitución, la cortesía y la decencia. Y al señor que manda que la bandera española ondee sólo un ratito, para cumplir el expediente, para hacer el paripé, pues tampoco le ocurre nada. En cambio, atrévase y no rinda honores a la bandera arco iris en una manifestación del orgullo gay, verá la que le lían. O ponga en cuestión la bandera vascongada, o la catalana de las barras. O la misma bandera verde que te dice en la playa que te puedes bañar. Por eso yo pido en tiempo y forma ser balcón del Ayuntamiento de Bilbao. Recibir oficialmente del Estado de Derecho tratamiento de balcón del Ayuntamiento de Bilbao. Esto es, pechar con los deberes de ser España sólo durante 25 minutos. O sus partes proporcionales en espacio, en dinero, en responsabilidades. Por ejemplo: Yo quiero ser balcón del Ayuntamiento de Bilbao a la hora de pagar el impuesto sobre la renta en junio. Pagar sólo la parte proporcional a 25 minutos de IRPF. Y que no me pase nada. Yo quiero ser balcón del Ayuntamiento de Bilbao como conductor. Poder ir a la velocidad que quiera, como quiera, y si me para la Guardia Civil, que me multe sólo el equivalente a 25 minutos de ley, y me quite del carné sólo los puntos correspondientes a 25 minutos de Código de la Circulación. Yo quiero ser balcón del Ayuntamiento de Bilbao para pagar sólo 25 minutos de IBI por mi piso. Y así sucesivamente. No hay nada como ser vaca en la India o balcón en Bilbao. O ZP de veraneo en Asturias, donde lo de la de Ignacio Camacho se le queda en el final: en los de los ronquidos, que se oyen en Pamplona.