Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 25 de Agosto de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.491. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El velo más chic de la señora Gül Hayrunnisa Gül, esposa del futuro presidente turco, quiere renovar su guardarropa para dar una imagen moderna con los patrones islamistas. Un modisto vienés que viste a Naomi Campbell o Catherine Z. Jones dice tener el encargo Por ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS omo si no tuviera ya suficientes preocupaciones en su carrera hacia la presidencia de Turquía (ayer perdió la segunda votación) al actual ministro de Exteriores turco, Abdulá Gül, se le ha sumado ahora una nueva polémica que capear. Y es que, si su condición de islamista moderado no deja de despertar el recelo de los militares y el rechazo de los partidos laicos, el vestuario de su esposa Hayrunnisa se ha convertido en una verdadera cuestión de Estado. Quien, casi con toda seguridad, será primera dama de Turquía ha dejado claro su intención de seguir vistiendo el türban el tradicional velo que usan más de la mitad de las mujeres turcas, pero que está vetado por Ley en edificios públicos y rechazado por la cúpula castrense, empeñada en que el país no escore hacia una república islámica. Así la cosa, y a espera de que el próximo martes el Parlamento elija por mayoría absoluta al candidato del gobernante AKP, el debate político se centra en las noticias que hablan de un cambio de estilo en el vestuario de Hayrunnisa. De momento, Atil Kutoglu, un diseñador turco afincado en Viena, asegura haber recibido el encargo de ofrecer a la señora Gül un estilo más moderno pero que no desentone con las tradiciones del Islam. La señora Gül me ha pedido que rediseñe su velo así como su guardarropa en un estilo que satisfaga a todos, de los más modernos a los más conservadores declaró recientemente a la agencia AFP. El modisto turco indicó que ya tenía listos unos 20 patrones en los que pretendía fundir el glamour de Hollywood de los años 40 y 50 con la seriedad de su po- C Hayrunnisa Gül, en la imagen con su esposo, quiere modernizar su imagen, pero todo dentro de un orden sición Unos modelos en los que el cuello, la frente y el rostro quedarían más despejados que con el tradicional pañuelo. De hecho, para el couturier, que vive en Viena desde hace dos décadas, el türban debería ser visto como un moderno accesorio de moda. Kutoglu asegura que conoció a la esposa del ministro en Nueva York hace cuatro años, durante un pase de moda. Ya sabía que era una admiradora de mi trabajo ha asegurado. Según Kutoglu, que tiene entre sus clientas a Catherine Zeta- Jones y a Naomi Campbell, sus ideas están tan avanzadas que ya tiene claro incluso los materiales más apropiados: seda, piel y algodón. Estoy imaginando cómo se vería a Romy Schneider o Catherine Deneuve llevando velo en sus películas ha llegado a fantasear el modisto. Tanto, que ya piensa que si la colección le sienta bien y Hayrunnisa tiene éxito como primera dama su estilo puede crear nuevas corrientes de moda De momento, la noticia del cambio de vestuario de la futura primera dama EPA Kutoglu, el couturier conoció a su clienta hace cuatro años en Nueva York en un pase de modelos. Ahora quiere crear moda con ella turca ha corrido como la pólvora y ha llegado a Turquía, donde varios diarios se han apresurado a poner en duda que la señora Gül haya encargado nuevo guardarropa. En declaraciones a ABC, y ante el temor de que se frustre el encargo, la agencia de relaciones públicas de Kutoglu indicó que el asunto se había hablado pero prefirió no confirmar si existe o no esa petición por parte de Hayrunnisa. Mientras, la suave tela del velo de la señora Gül sigue siendo tan obstáculo para que su marido alcance la presidencia como los votos que a su esposo le faltaron ayer para hacerse con el cargo. Sin embargo, tanto lo uno como lo otro pueden no ser más que una cuestión de tiempo.