Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Biblioteca Nacional Desaparecen dos mapamundis grabados e ilustrados, que formaban parte de sendos ejemplares de la edición incunable de 1482 de la obra de Ptolomeo Cosmographia Tendencias Uno de cada cinco pacientes de los cirujanos estéticos en España es varón, y cada vez es más frecuente que la única razón para visitar el quirófano sea la de verse guapos Isabel Pantoja La cantante suspende su concierto en Valencia (Venezuela) primero de su gira por Iberoamérica, por no vender suficientes entradas 65 El zar Nicolás II y su hijo, el zarévich Alexéi, en una foto de fecha indeterminada tomada en Siberia que perteneció a un tal Ipatiev, situada en la calle Voznesenski de Ekaterimburgo y destruida por orden de Yeltsin en 1977, en la noche del 16 al 17 de julio de 1918 fueron fusilados Nicolás II y su familia. A las dos y media de la madrugada Botkin, el médico real, fue levantado de la cama y obligado a despertar a los monarcas y a los criados. Se le explicó que esperaba un ataque de fuerzas de la contrarrevolución en la ciudad. Por razones de seguridad, todos serían trasladados al sótano de la casa. Una vez allí, el zar, su esposa, la zarina Alejandra Fiodorovna, el pequeño Alexéi, sus cuatro hermanas, Tatiana, Olga, Anastasia y María, junto con Botkin y tres criados fueron acribillados a balazos por once individuos capitaneados por Yakov Yurovski. Días después, intentaron hacer desaparecer los cadáveres con ácido, antes de ser con- AP Imagen tomada de la televisión con uno de los supuestos cráneos de la familiar Romanov AFP sumidos con gasolina, pero, según Radzinski, no les debió dar tiempo, ya que Ekaterimburgo estaba rodeada por fuerzas zaristas y no tenían apenas combustible Al parecer, sólo les dio tiempo a quemar los cuerpos del zarévich y de María, a los que enterraron aparte para hacer más difícil su posible hallazgo. Serguéi Pogoriélov sostiene que se ha podido encontrar el enterramiento gracias a las memorias de Yurovski, clasificadas hasta hace poco como documento secreto. Sin embargo, Radzinski afirma que los escritos del infame verdugo ya fueron utilizados en la búsqueda y posterior identificación de todos los demás miembros de la familia real asesinados. Riábov y Avdonin tuvieron acceso a esas narraciones. Por eso, no se explica cómo no fueron encontrados antes los cuerpos del zarévich y su hermana.