Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA SÁBADO 25 s 8 s 2007 ABC Valcárcel teme que Murcia sufra un siglo de retraso con el AVE de Magdalena Álvarez La Unión Internacional de Ferrocarriles excluye a esta Comunidad de la red europea de alta velocidad M. BUITRAGO MURCIA. No aparece ni en los mapas. La Región de Murcia sigue fuera de la red europea de ferrocarriles de alta velocidad, según refleja el último informe de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC) Según dicha red, el AVE Madrid- Levante actualmente en construcción se dibuja entre la capital de España, Valencia, Albacete y Alicante. No así Murcia. Viene recogida incluso la línea directa entre Madrid y Valencia a través de Motilla del Palancar. No hay ni rastro de la Región de Murcia ni de Almería. No figuran las conexiones con Alicante ni con Albacete a través de Cieza. Como se sabe, el Ministerio de Fomento ha incluido a la Región en las líneas ferroviarias de altas prestaciones, según la denominación que puso el Gobierno socialista, que permite el uso compartido de las vías para todo tipo de trenes. En lo que afecta a Murcia, sólo está en obras un pequeño tramo en Beniaján y en la línea de Lorca que se prolongará después hasta Almería. El mismo informe de la Unión Internacional de Ferrocarriles fue recogido por The Economist el pasado 13 de julio, según el cual aparecen tres niveles de alta velocidad ferroviaria en la telaraña europea que no para de crecer. En España, la mayor velocidad comercial de más de 250 kilómetros por hora se limita a las líneas de Madrid- Sevilla y Madrid- Zaragoza- Barcelona. En un segundo nivel figura el tramo entre Valencia y Barcelona y Valencia y Madrid, donde los trenes viajarán entre 180 y 250 kilómetros por hora. El mismo estatus le corresponde a la red del AVE de Levante para las conexiones con Albacete y Alicante. En tercer lugar se señalan otras líneas de alta velocidad, como la de Valladolid y Bilbao. En cuando a los periodos de ejecución, el horizonte de obras está marcado en el año 2020. The Economist hace hincapié en que el sector de los trenes de alta velocidad está a punto de sufrir una revolución, según recoge en su traducción la revista Actualidad Económica. Esto se debe a las cuatro nuevas líneas de alta velocidad- -a 320 kilómetros por hora- -que se están abriendo entre varios países del centro de Europa. Y en segundo lugar porque, en el año 2010, se abrirá la competencia, de tal forma que se liberalizarán los ferrocarriles para que puedan operar las compañías privadas, similar a lo ocurrido con las líneas aéreas. No se descarta en este punto que surjan incluso tarifas de trenes de bajo coste, como ocurre actualmente en los aviones. Si se trata de los grandes corredores europeos, la situación tampoco es halagüeña para la Región de Murcia, ya que la red acaba en Valencia, tal y como está configurada en la actualidad. El Gobierno de Ramón Luis Valcárcel ha incluido entre sus prioridades que la Región de Murcia quede incluida dentro de las redes y corredores europeos, pensando también en el fortalecimiento del puerto de Cartagena y la dársena proyectada en El Gorguel, cerca de Escombreras. La realidad actual es que Murcia, Cartagena y Lorca siguen a la cola en el ritmo de construcción del AVE de Levante. En el resto de regiones, todos los tramos están adjudicados o en obras. Uno de los obstáculos sigue siendo el trazado a través de la Vega Baja, el cual rechaza el Gobierno regional porque considera que no tiene características de alta velocidad, razón por la cual no aparece en el mapa europeo de la Unión Internacional de Ferrocarriles. El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Murcia, José Ballesta, manifestó ayer que espera aclarar con el Ministerio de Fomento la no inclusión de la Región de Murcia de la red europea de alta velocidad. Lógicamente tengo en estos momentos una actitud de prudencia porque no me puedo creer que todo lo que existe firmado acabe en esto dijo Ballesta a este periódico tomando como referencia los acuerdos del AVE de Levante que se firmaron en Murcia en enero del año 2001, según el cual la Región estaría en igualdad de condiciones con el resto de comunidades autónomas que comparten esta línea con características de alta velocidad. El Gobierno presidido por el popular Ramón Luis Valcárcel no está dispuesto a ceder y rechaza un tren de altas presta- ciones. Si esto fuera así- -señaló el consejero de Obras Públicas en referencia al informe de la UIC- -supondría un retraso de cien años para esta tierra. Ante esto, no debe haber dudas de colores ni de ideología porque se comprometería el futuro de las próximas generaciones. Ya hemos tenido demasiados retrasos en el pasado. Si esto se confirma, sería un sarcasmo de proporciones estratosféricas. Esperamos aclararlo todo y conocer las perspectivas que tiene el Ministerio El titular de Obras Públicas explicó que precisamente ayer por la mañana había enviado una carta a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para mantener una reunión de trabajo el próximo mes de septiembre, en la fecha que más convenga a esta última. La reunión, con agenda incluida, está motivada por el relevo en la Consejería tras las recientes elecciones. José Ballesta ofrece a la ministra su colaboración y espera otro tanto de Magdalena Álvarez para sacar adelante todos los proyectos y convenios que hay pendientes en la Región de Murcia. Carta a la ministra Los únicos AVE que figuran con velocidad comercial de más de 250 km h son los de Sevilla y Zaragoza- Barcelona Transporte en auge El Gobierno de Rodríguez Zapatero ha incluido a Murcia en lo que ha denominado líneas ferroviarias de altas prestaciones VICENTE VICENS Alegaciones contra el trazado por la Vega Baja Con el Ministerio de Fomento casi todo son discrepancias. Antes y ahora. El Gobierno de Valcárcel ha presentado alegaciones contra el trazado ferroviario por la Vega Baja porque exige que se construya al menos una tercera vía para los trenes de cercanías y mercancías. Está dispuesto a asumir un retraso en el proyecto con tal de que Fomento corrija el diseño del tramo entre el límite provincial de Murcia y Elche. Ya se opuso durante el mandato de Francisco Álvarez- Cascos y ahora hace lo propio, apuntando que el Ministerio no ha respetado el acuerdo alcanzado entre los gobiernos regionales murciano y valenciano. Dicho tramo, aparte de acoger todos los tráficos, es básicamente un desdoblamiento de la línea actual y su velocidad comercial se ve muy limitada por el trazado. Sobre el papel, se podrían alcanzar los 220 kilómetros por hora.