Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 25 s 8 s 2007 ETA BUSCA UNA MASACRE EN DURANGO ANÁLISIS ESPAÑA 19 La sacudida esperada Los terroristas han utilizado nada menos que tres coches en el atentado de Durango, lo que implica amplia capacidad logísticas La estrategia de los adversarios de Imaz en el PNV está por definirs El PP convierte en problema lo que es un lujo Pero, para quienes crean que ETA está en la indigencia estructural, sólo un dato: para el atentado de la madrugada de ayer, los terroristas han utilizado nada menos que tres coches. Y ello significa capacidad de movimiento, lugares donde prepararlos y esconderlos y claros apoyos logísticos. La acción policial, que tuvo claros frutos en las últimas semanas, sin duda descolocó a los terroristas, que con toda probabilidad optaron por unas jornadas de repliegue para estudiar su propia situación interna. Y ahora, ahí están. A las puertas de un cuartel de la Guardia Civil dispuestos a realizar el mayor daño posible. Las previsiones y los temores se han cumplido. Los de las Fuerzas de Seguridad del Estado y los de los propios responsables políticos, que tendrán que gestionar una situación que desgraciadamente no es nueva. En esta situación lo único que no cabe son las ensoñaciones, y no deja de ser una ensoñación que raya en lo absurdo pensar, por ejemplo, que ANV o el PCTV o la ilegalizada Batasuna van a mover una ceja, van a tener una palabra de condena ante este atentado. Ni ante éste ni ante los que vengan. El atentado renueva las alertas en un momento en el que en el País Vasco hay evidentes signos de debilidad política. Débil es el tripartito gestionando sus propias cuitas, todas ellas dirigidas, de manera consciente o inconsciente, a debilitar la línea política de Imaz y ello, que nadie se engañe, con el silente Juan José Ibarretxe a la cabeza. La estrategia que sus adversarios vayan a desplegar con vistas al proceso electoral interno es todavía una incógnita. No hay que descartar que sea atípica y que, por ejemplo, no presenten alternativa a la presidencia del EBB y sí se ocupen de copar todos los puestos de la Ejecutiva. Incógnita es también que el propio Imaz se vaya a presentar y, en todo caso, su triunfo no está claro. El baremo no son los militantes que le sigan, sino los delegados que cada cual obtenga. La extrema peculiaridad del sistema de representación da a Navarra, por ejemplo, un papel decisivo a la hora de conformar mayorías y en Navarra la militancia del PNV es, a todas luces, extraordinariamente escasa y mayoritariamente soberanista. Entretanto, la debilidad llega a la oposición. Una oposición, la formada por el PP y el PSE, dura y vergonzosamente enfrentada. Este enfrentamiento es la mejor garantía del tripartito que, habiendo conseguido los peores resultados de su historia en las elecciones del pasado mes de mayo, ha obtenido las mayores cuotas de poder que podía imaginar. Esto, todo esto, es la fatigosa noria vasca. El verano se ha ido pero ha dejado sus serpientes. La de Alberto Ruiz- Gallardón ha sido de libro. El PP tiene la virtud de convertir en problema lo que no deja de ser un lujo. ¿No es un lujo tener un banquillo como el que tiene Rajoy? El PP se mete en sus propios charcos con una facilidad pasmosa. Deberían aprender del PSOE, que en Navarra ha quedado el tercero de tres y ha logrado transmitir a la opinión pública ser el sacrificado en aras de la estabilidad. Venden al mismo tiempo la imposibilidad del acuerdo con NaBai y el sacrificio que han hecho por no pactar con ellos. Todo al mismo tiempo es imposible. Impoluto sale del verano el presidente del Gobierno. Magdalena Álvarez se las tiene que ver en Cataluña; José Blanco, cada día más canoso- -y no es de extrañar- -tiene que lidiar con el laberinto navarro; Fernando Puras- -que hizo lo que se le dijo y se le dejó hacer- -ha acabado en su casa. Miguel Barroso, que es listísimo, sabe lo que hace. El PP pisa charcos Charo Zarzalejos Se ha acabado la modorra veraniega. ETA ha dado la sacudida que todos esperábamos, con la fortuna de no haber provocado víctimas mortales. Hablar de fortaleza o debilidad de la organización terrorista no deja de ser un ejercicio un tanto banal. Su sola existencia es una amenaza y ocurre que si para evitar atentados el Estado se ve en la necesidad de acertar siempre, a los terroristas les basta con un solo acierto como el que han tenido ayer en Durango. El PSOE quedó en Navarra tercero y ha logrado vender a la opinión pública que es el sacrificado