Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA ETA BUSCA UNA MASACRE EN DURANGO UNA COMARCA CASTIGADA POR EL TERROR SÁBADO 25 s 8 s 2007 ABC Durango, cobijo de ETA Diez atentados ha sufrido la Guardia Civil en Durango, feudo nacionalista en el que ETA ha asesinado a nueve personas, la última de ellas el concejal del Partido Popular Jesús María Pedrosa, en 2000 B. TORQUEMADA MADRID. ETA siempre se ha movido con comodidad en el Duranguesado, una comarca del interior de la provincia de Vizcaya en la que coexisten una fuerte implantación del nacionalismo vasco y el peso de la inmigración desde otros puntos de España, por su pujante industria de fundición y fabricación de herramientas. También hay factorías de armas, como oportuna alegoría del recurso al terror que cíclicamente castiga esas tierras y que se ha cebado reiteradamente con la Guardia Civil destacada en Durango, atacada por los etarras en numerosas ocasiones. Hasta diez atentados ha sufrido la Benemérita (bien sus efectivos, bien sus instalaciones) en esta localidad, con el saldo de un agente muerto. Pedro Ballesteros falleció al ser ametrallado por los asesinos cuando circulaba en su coche acompañado por su esposa, en 1988. En diciembre de 1990, artificieros de la Guardia Civil hicieron explosionar un coche bomba estacionado en el arcén de una carretera, a seiscientos metros del cuartel. El vehículo, preparado para atentar al paso de una patrulla, contenía 50 kilos de amosal y 10 de metralla. En 1986 las fuerzas de seguridad lograron abortar y neutralizar un intento de atentado con granadas anticarro colocadas en la baca de un coche contra la casa- cuartel. Previamente, en 1984, los terroristas lanzaron tres granadas de carga hueca contra las instalaciones y las ametrallaron, aunque no lograron producir víctimas. Otras ofensivas con granadas y ametrallamientos a vehículos se registraron en 1978, 1980 y 1982. Pero el sangriento historial de ETA en esta localidad vizcaína no se limita a su brutalidad contra la Benemérita, ya que en este lugar ha asesinado a otras ocho personas, además del guardia civil Pedro Ballesteros. En 1978 ETA mató a Epifanio Benito Vidal, un obrero de la construcción, y en 1979 al policía municipal Pedro Ruiz. Inmediatamente después, en 1980, la banda rubricó su historial más negro en la ciudad al segar las vidas del capitán de farmacia José María Urquizu, de los policías nacionales José Antonio Merenciano y Jesús Hernando Ortega, del comerciante Dámaso Sánchez, propietario de una relojería, y del policía nacional Sergio Canal. La lista del horror la cierra el asesinato de Jesús María Pedrosa, concejal del Partido Popular, en 2000. Son páginas criminales que ensombrecen el atractivo de una ciudad próspera de casi treinta mil habitantes situada en las inmediaciones del parque natural de Urkiola, una de las reservas naturales y paisajísticas más interesantes del País Vasco. El Duranguesado (al que también pertenece Ermua) es una zona heterogénea, políticamente, aunque prime en ella el peso del nacionalismo tradicional, en la órbita del PNV En Durango nunca han gobernado los proetarras, que suelen cosechar una representación de entre 3 y 5 concejales de un total de 21. Esta pauta se ha repetido en los últimos comicios municipales, en los que la lista de ANV (que no fue tumbada obtuvo 4 concejales, mientras que el PNV ganó, con 7, el PSE logró otros 4, 3 el PP, 2 Aralar y 1 EB. Más arraigados en otros puntos de la comarca del Duranguesado, los batasunos han logrado oxigenarse en estas elecciones y, a través de su nueva marca, se hicieron el 27- M con los ayuntamientos de Elorrio, Dispositivo lanzagranadas contra la casa- cuartel neutralizado en 1986 FOTOS ABC Granadas y ametrallamientos Durango es la cuna de etarras históricos como Kubati asesino de la disidente etarra Yoyes En esta comarca los proetarras se han oxigenado al obtener cuatro alcaldías a través de ANV El cuerpo sin vida del guardia civil Pedro Ballesteros, tras ser acribillado en su coche en 1988 Atxondo, Izurtza y Mallabia. Ese caldo de cultivo ha convertido a la comarca, como a otras de la Vizcaya profunda en cantera de terroristas. Natural de Durango es José Antonio López, el histórico Kubati quien cinceló su alias en los anales de la banda por asesinar a la etarra disidente Yoyes También nació en ese pueblo Gregorio Vicario Setién, coautor de los secuestros de Cosme Delclaux y José María Aldaya. Recientemente fue detenida en Francia otra duranguesa, Alaitz Areitio, implicada en el aparato de captación de la banda y considerada responsable de la colocación de un coche bomba en Madrid en 2005. Además, ha sido relacionada con el montaje del explosivo de la T- 4 de Barajas. El pasado mes de marzo, el Ayuntamiento de Durango, gobernado por el PNV se decidió, después de treinta años de horror, a homenajear a sus víctimas del terrorismo. Con sordina, eso sí, pues el socorrido monolito conmemorativo ni siquiera recoge sus nombres. Los proetarras renacen