Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA BUSCA UNA MASACRE EN DURANGO CRONOLOGÍA SÁBADO 25 s 8 s 2007 ABC ETA dispone de infraestructura en Portugal, donde se ha reorganizado durante la tregua Desde el atentado de la T- 4, la banda ha contestado a cada detención con un intento de cometer otro crimen S. E. MADRID. El director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, explicó ayer por la mañana que el atentado confirma que ETA dispone de infraestructura en Vizcaya y en Portugal. El responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aseguró que el vehículo utilizado en la fuga disponía de matrícula portuguesa, lo que a su juicio, podría confirmar la hipótesis con la que se ha venido trabajando o la posibilidad de que ETA pudiera tener algún tipo de infraestructura en Portugal que se acompañaría de infraestructura de apoyo en el territorio vizcaíno. Sin embargo, horas después, la Policía Judicial (PJ) portuguesa afirmaba que no hay indicios de que ETA tenga una infraestructura sólida en Portugal, y que no hay elementos que sugieran que hay una célula en Portugal aunque admitió que algunos miembros de ETA parecen tener una cierta capacidad para desplazarse en Portugal Si bien la ruptura real de la tregua trampa declarada por ETA el 22 de marzo de 2006 se produjo el pasado 30 de diciembre con el brutal atentado cometido contra el aparcamiento de la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid (en el que dos personas perdieron la vida y una veintena resultaron heridas) lo cierto es que la banda terrorista y sus bases no dejaron nunca- -ni antes ni durante ni después del alto el fuego- -de ejecutar sus acciones de violencia, tanto escudados tras el chantaje escrito de las cartas de extorsión a los empresarios como bajo la forma del rearme. Y también, bajo la capucha de la kale borroka de lo que es prueba que, junto a los dos ecuatorianos muertos en la T- 4, la tercera víctima mortal de ETA durante el supuesto cese de los atentados fue Ambrosio Fernández. Este hombre, de 79 años y con problemas respiratorios, falleció dos meses después de resultar herido en el ataque a un cajero de La Caixa en Guipúzcoa, el 5 de enero de este año. En fechas recientes, y como respuesta a las detenciones, ETA ha ordenado intensificar la violencia urbana. Con el atentado de la T- 4 llegaron las primeras declaraciones institucionales del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en comparecencia extraordinaria en Moncloa y del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. El jefe del Ejecutivo, de forma tibia y sin decir con claridad si daba por cerrado definitivamente el proceso habló de la suspensión del diálogo autorizado por el Parlamento. Dos días después, salió al paso un mucho más explícito ministro del Interior: Evidentemente dijo, el proceso de paz está roto, liquidado y acabado Claras intenciones Cuatro días después del atentado de Barajas, la Ertzaintza halló un bidón 100 kilos de explosivo en Atxondo (Vizcaya) otra muestra clara de cuáles eran las intenciones de ETA en plena tregua Un día más tarde,