Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 25 s 8 s 2007 ABC AD LIBITUM Y FEOS DE GUAPOS EDUARDO SAN MARTÍN RAJOY, EN CUARENTENA lidad se consumara, aventurábamos, iba a depender N poco menos de cuarenta días, el Partido Popudel propio PP, convertido con frecuencia en su peor lar se transformó, de probabilidad razonable, enemigo. en una eventualidad algo más incierta. Y al caSería mucho decir que, en el debate sobre el estado bo de otros cuarenta, corre el riesgo de retroceder, de de la Nación, Rajoy se erigió en su propio enemigo, peesa eventualidad azarosa, a su anterior condición de ro sí que fue una sombra de sí mismo. Se atascó en una simple posibilidad. La primera cuarentena es la que demanda estéril porque los ciudadanos habían amortitranscurre desde las elecciones del 27 de mayo hasta el zado con asombrosa rapidez, como era de esperar, el fradebate sobre el estado de Nación de los días 3 y 4 de jucaso del pretendido proceso de paz; y porque lio. La segunda, la que media entre esta última una perspectiva de futura violencia terrorista fecha, en la que Mariano Rajoy perdió parte del nunca juega, salvo contadísimas excepciones, crédito ganado en mayo, y la esperpéntica toren contra del gobierno de turno. Después de menta que los de siempre han desatado estos aquel trasteo inútil, Rajoy ha venido desarrodías en el vaso de agua de las aspiraciones del alllando el resto de su faena por estatuarios. No calde de Madrid; tan conocidas por otra parte mover nada, no hacer nada, no le vaya a coger como absolutamente normales en un partido el toro. El mismo partido, las mismas caras, que no esté integrado por un hato de borregos. hasta marzo de 2008, y luego ya se verá. Así que En los días siguientes a las elecciones, sosteEDUARDO la pieza a abatir, Zapatero, vio al cazador dorminíamos en estas páginas que una de sus conseSAN MARTÍN tando en el puesto, levantó vuelo y supo convercuencias más visibles era que el PP, que hasta tir algunas de sus pesadillas (Navarra) en activos elecesa fecha apuntaba apenas como alternativa posible, torales. A un coste cuya factura está por pagar. Pero ense había transformado en alternancia probable. No era tretanto gana tiempo y vende la mercancía. una conclusión descabellada. A pesar de ciertas laboAquel análisis sobre los riesgos que corría un PP res de prestidigitación en el manoseo de los resultaconvertido en su peor enemigo coincidía con la bados, el PSOE proyectaba una imagen de desolación: los rahúnda montada por las primeras declaraciones poscomicios les habían reportado algunas ganancias, catelectorales de Gallardón acerca de sus conocidísimas si nunca por sus propios votos, pero también regalos enintenciones de futuro. Hoy, la nueva entrada en tromba venenados, como Navarra, Canarias y, ya se verá, Bade la partida de la porra peperil contra el alcalde de Maleares. Al proceso de paz que ya había entrado en codrid cierra el bucle de esta segunda cuarentena. Pero ma profundo, ETA le desconectó el respirador pocos que no se engañe Rajoy: quienes con más ahínco procladías después, y se comenzaba a jugar al tiro al blanco man como objetivo la defensa de su liderazgo son quiecon nuestras tropas en el extranjero, un espectáculo nes han descontado ya su derrota electoral y su posteque soportan mal las debilidades soft power de nuestro rior renuncia, o defenestración. Porque, si no fuera presidente del Gobierno. así, ¿a qué temer que un buen tribuno del partido se Por el contrario, el PP había pasado lo peor de su postule como candidato al Congreso? Y aunque lo hicietravesía del desierto sin desplomarse en las encuestas ra como futuro líder del partido. Gallardón es un estory parecía haber dado carpetazo a sus irresponsables bo para quienes dentro del PP, instigados por los aprencoqueteos con los aventadores de basura del 11- M. El lidices de king maker obsesionados con poner y quitar derazgo de Rajoy se afirmaba y el partido disponía de presidentes, ya se están repartiendo los despojos de un electorado, como se vio, muchos menos propenso a una posible derrota. la melancolía que el de los socialistas. Que esa probabi- EL mismo modo que José María Aznar cerraba sus vacaciones veraniegas con una partida de mus en Quintanilla de Onésimo, un gesto de identificación con la España más profunda, José Luis Rodríguez Zapatero tampoco ha querido renunciar a un coup de théâtre para el mutis de su holganza canicular. En Asturias, en Villanueva de Oscos, el presidente y su mujer disfrutan de la fresca cantábrica y, al hacerlo con manta, duermen como benditos. Mientras, tal que en los poemas románticos, la lluvia repiquetea sobre los cristales. Es muy raro este Zapatero que nos gobierna. Cuando decide invertir sus ahorros- -y, supongo, tamM. MARTÍN bién sus deudas- -en la adFERRAND quisición de una vivienda para el descanso familiar, elige la costa de Almería, un lugar bendito por el viento y bien distinto del Coto de Doñana en el que, de hecho, ha pasado este año sus días de asueto; pero, después, descubre que está en el paraíso cuando le salpican las aguas crecidas del modesto río Santa Eufemia. Él solo, ya que no la de los hombres, simboliza la unidad de las tierras de España. Estos juegos itinerantes tienen mucho de escaramuza electorera. El que una mujeruca de la braña le diga al presidente del Gobierno que es más guapo que en la televisión convenientemente amplificado el dicho por los terminales mediáticos próximos al PSOE, suscita un efecto positivo y pasan a ser muchos quienes llegan a entender a Zapatero como un émulo de George Clooney. Si a ello se le añade que quienes debieran estar trabajando para que Mariano Rajoy nos resulte más hermoso que Colin Firth se entretienen en evaluar la resistencia de su propio empleo ante la hipotética llegada de Alberto Ruiz- Gallardón o de Rodrigo Rato a la vanguardia del PP tendremos un anticipo de lo que, por méritos propios o deméritos ajenos, les espera a los otros y a los unos. Es decir, de lo que nos espera a quienes, aunque sea sin mucho entusiasmo, entendemos que la alternancia en el poder es un bien democrático. Como ha dicho María Teresa Fernández de la Vega, de aquí a las elecciones legislativas nos aguardan seis meses apasionantes Quiere la vicepresidenta que los subsecretarios de los distintos ministerios, su tropa más próxima, sean especialmente eficaces en ese tiempo. ¿Será para compensar los tres años y medio en los que no lo han sido y durante los cuales el esperpento y la paradoja se han enseñoreado del Gobierno? No lo sé, pero serán verdaderamente apasionantes. José Bono, que es perro viejo en estos lances, tiene la impresión de que el PP esconde a los que destacan para que sobresalgan quienes no levantan cabeza Es un diagnóstico con el que ha tirado a dar, pero tiene su enjundia. Así no hay manera de ganar torneos y, aun tratándose de un buen mozo con prestigio de galán, Ruiz- Gallardón, gracias a los suyos y en el mejor de los casos, terminará pareciéndosenos a Antonio Tejero, pero sin bigote. Ángel Acebes y Eduardo Zaplana no son grandes constructores, pero dominan la técnica del derribo. D E -Ha sido un error ese atentado sin víctimas mortales, en memoria de nuestro amigo Xirinacs