Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES VIERNES 24 s 8 s 2007 ABC OJO CRÍTICO Enrique Ortego MUY CAROS Y MUY TARDE P or el bien de la economía del club lo mejor que podrían hacer Schuster y sus hombres es ganar al Atlético. De perder, hasta el día 31 que se cierra el mercado Ramón Calderón puede gastarse otros 50 millones para ahogar la que sería la segunda crisis de la temporada. La primera ya la vivió tras la victoria del Sevilla en la Supercopa y le ha costado parte de los 48 millones de Robben y Heinze. Ningún club del mundo ha invertido tanto para reforzar un equipo que, aunque jugara mal, ganó la Liga: 120 millones. Veinte más que la pasada temporada. Un dineral, sobre todo si se tiene en cuenta que no ha fichado ninguna gran estrella, si como tal se contemplan a Kaká, Cristiano Ronaldo, Henry... Ni siquiera al deseado Cesc. Es Robben quien más se puede acercar a ese nivel futbolístico si el físico le respeta porque su nivel técnico es altísimo, pero su precio resulta muy caro. Para terminar pagando 36 millones el 22 de agosto mejor hubiera sido hacerlo en junio. El interés por el holandés no es una petición de última hora de Schuster, sino una promesa electoral del presidente. Además, Mourinho ya le había descartado desde el mismo momento en que fichó a Malouda en su puesto y por lo tanto era una valor de traspaso a la baja. El Madrid ficha tarde y caro. El mismo argumento se extiende a Heinze, ofrecido hace dos meses al club y no lo quiso. El Manchester le firmó un documento en el que por 10 millones le vendía. Rafa Benítez saltó como un felino, pero Ferguson rectificó cuando vio que su destino era Anfield. Intervino la Comisión de Arbitraje de la Premier que le dio la razón al Manchester argumentando que el precio tasado era para un club que no fuera inglés. Ahora, el Madrid paga 12, dos más del valor marcado. Heinze llega, en teoría, para jugar de lateral izquierdo. Posición para la que se ha fichado a Drenthe y además ya estaban en la plantilla el canterano Torres, revelación la temporada pasada, y Marcelo, fichado en enero por esta misma dirección deportiva. Nunca podía imaginar Roberto Carlos que para suplirle el Madrid fuera a manejar cuatro jugadores e invertir 36 millones. Heinze (izquierda) y Robben se vistieron de blanco y pisaron el Bernabéu DE SAN BERNARDO El Madrid no cierra la plantilla Pese al desembolso por Robben y Heinze, el club dispone de dinero para fichar a un 9 pero siempre que se ponga a tiro y a precio módico JULIÁN ÁVILA MADRID. Con las incorporaciones de Robben y Heinze el Real Madrid refuerza dos posiciones (extremo y lateral izquierdo) con carencias, pero la plantilla no está cerrada. Aunque el club ha desembolsado en esta pretemporada casi 120 millones de euros (222 lleva gastados Ramón Calderón en dos campañas) todavía cuenta con fondos para hacer frente a una última incorporación. El capítulo del delantero aún no se ha cerrado, pero el Madrid no hará ninguna locura económica como con Pepe o Robben. Seguirá muy pendiente de Diego Milito y de otros delanteros y si alguno se pone a tiro irá a por él. Con idénticos parámetros se maneja la salida de Baptista. Sólo dejará el club si llega una oferta jugosa. Por lo que respecta a Robben y Heinze, el día fue intenso para los nuevos jugadores. El primero en aterrizar en la capital fue Gabriel Heinze. El argentino llegó sobre las nueve de la mañana en un vuelo privado al aeropuerto de Torrejón y comenzó su carrera contra el reloj. Primero al hotel, luego al centro médico ubicado en La Moraleja (dos horas de reconocimiento) y de nuevo al hotel a almorzar para echar una cabezada antes de la presentación. Tres horas más tarde Robben aparecía por la Terminal Cuatro de Barajas en un vuelo regular procedente de Londres. El holandés tuvo mucho menos tiempo para completar el mismo itinerario que su compañero. Ambos comieron, por separado, en el Mirasierra Suite y luego, a las cuatro y media, se desplazaron hasta el Santiago Bernabéu para firmar el contrato. Primero Heinze estampó su sello. Después, Robben. La presentación ante los sesenta y seis medios de comunicación acreditados estaba prevista para las 17.00, pero se retrasó más de media hora. Fue puntual el presidente de honor, Alfredo di Stéfano, que cada día que pasa parece un bulto sospechoso en este tipo de actos (recibió más calor de los aficionados que de los directivos) A las 17.35 se hizo visible la figura de Ramón Calderón y de Gabriel Heinze por uno de los vomitorios. El argentino lució para la ocasión un look atre- Robben: He estudiado castellano y voy a demostrar que valgo la inversión que ha hecho el Real Madrid por mi fichaje Sobre la fama que arrastra de lesionarse con frecuencia: No soy un futbolista de cristal Heinze: En los últimos años he jugado como lateral, pero es imposible hacer olvidar a un jugador como Roberto Carlos En el club de los 1.000 Robben pasará a ser uno de los futbolistas mejor pagados de la plantilla. El holandés percibirá por cada una de las cinco temporadas diez millones de euros (7,5 netos por año) Hay que recordar que los futbolistas extranjeros liquidan sus ingresos en un régimen especial y sólo se les retiene el 25 por ciento. Los nacionales deben abonar el 33, si cobran por sociedad, o el 46 si se es persona física. vido. Chaqueta de terciopelo oscura con las solapas de cuero, camisa blanca, corbata azul eléctrico y pantalón gris de fiesta. El presidente blanco liquidó el paripé en apenas cinco minutos. Dos minutos más tarde se repitió la escena con Robben. Y los más de tres mil seguidores enloquecieron. El holandés vestía más sobrio. Traje oscuro con raya diplomática ceñido (una talla más le hubiese quedado mejor) camisa blanca, corbata de dos colores claros y una sonrisa de dentífrico. Aquí sí se explayó el presidente y se apoyó en la coletilla de la promesa electoral para presentar a la nueva adquisición. Era una de las promesas electorales. El mejor extremo izquierdo del mundo... Luego repasó su historial y le entregaron la camiseta. Sorprendió mucho más la reacción de Robben. Metió su mano en el bolsillo de la chaqueta y tiró de chuleta. Agradeció en un castellano aceptable el esfuerzo del Madrid por ficharlo. Luego, en la rueda de prensa posterior reconoció que demostrará porqué han pagado 36 millones por él. Reconoció que se ha liberado de una situación terrible en el Chelsea y que está preparado para jugar frente al Atlético. A las seis y media se puso punto y final a los actos en el estadio y ambos jugadores se trasladaron hasta Valdebebas para conocer a Schuster y sus compañeros y tomar parte en el entrenamiento.