Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24- -8- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 85 El murciélago de la fruta, reservorio del virus Marburgo La mayoría de los murciélagos son insectívoros, pero algunos prefieren las frutas maduras, como los Rousettus aegyptiacus Esos murciélagos de la fruta tan comunes en las cuevas de África son también el huésped natural del virus Marburgo. Científicos del Centro para el Control de la Enfermedad de Estados Unidos y del Instituto de Investigación de Gabón han hallado el ARN de este virus en esta especie de murciélagos. En el hombre provoca fiebres hemorrágicas similares al Ebola. Ambos virus se encuentran entre los patógenos conocidos más virulentos para el hombre. Las secuencias genéticas del virus se obtuvieron de murciélagos infectados en Gabón y el Congo, pero esta especie también se encuentra por todo el África subsahariana. El hallazgo acaba con la especulación científica de cuál es el reservorio natural de la infección. Supone, además, un paso importante para conocer esta grave enfermedad. Un miembro de la tripulación desinfecta un avión en plena epidemia del síndrome respiratorio agudo y severo en Asia ABC La OMS dice que sería ingenuo pensar que no surgirá un nuevo sida El último informe sobre la Salud Mundial advierte que cada año surge una nueva enfermedad infecciosa, a un ritmo sin precedentes en la historia N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El mundo se mueve a un ritmo trepidante, una celeridad de la que se han contagiado también las enfermedades infecciosas. El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que la prioridad sanitaria en este siglo es evitar el avance sin control de epidemias porque las infecciones se propagan ahora con mayor rapidez que en cualquier momento de la historia. Cada año surgen una o más nuevas infecciones, una velocidad de la que no existen precedentes asegura el informe. La OMS calcula que sólo en los últimos 30 años se han identificado 40 nuevas patologías, enfermedades que desconocía la generación anterior. La generalización del transporte aéreo permite que en una hora un brote en el lugar más recóndito del mundo se convierta en una amenaza en cualquier punto del planeta. Las infecciones no son el único riesgo. Los vertidos tóxicos, el actual modelo de desarrollo, la automedicación sin control y el bioterrorismo han convertido el mundo en un lugar más peligroso para la salud. Y la amenaza va en aumento, asegura la agencia sanitaria de Naciones Unidas. Las enfermedades de toda la vida vuelven y lo hacen en un momento en el que los antibióticos y otros tratamientos pierden eficacia por el aumento de resistencias. Los antimicrobianos básicos fallan a un ritmo mayor que el del desarrollo de los medicamentos que deberán reemplazarlos A la OMS le preocupan especialmente las consecuencias que esto tendrá en la lucha contra la tuberculosis. Pero también en el control de la malaria, las infecciones hospitalarias, las enfermedades respiratorias y de transmisión sexual, incluido el sida. me no se refiere a intoxicaciones, sino a la posibilidad de que los alimentos sean el origen de nuevas epidemias como el llamado síndrome de las va- Medicamentos que ya no sirven. cas locas No es el único ejemplo. En Malasia, en 1998, se perdió un tiempo precioso fumigando mosquitos para combatir un brote de encefalitis. Después, se averiguó que era el virus Nipah- -un nuevo patógeno- -el origen del brote. Los que se contagiaron estuvieron en contacto con cerdos. Tres amenazas. La OMS no lo duda. Las últimas amenazas son: el bioterrorismo, el vertido de residuos químicos tóxicos (el vertido ilegal en Abidjan en agosto de 2006 hizo enfermar a 90.000 personas) y la aparición de nuevas enfermedades como el Síndrome Respiratorio Agudo y Severo (SRAS) Con el SRAS se confirmó el temor de que un patógeno nuevo o poco común tenga profundas repercusiones en la salud y la economía global El temor continúa con la gripe aviar. fiesa que sería pecar de ingenuidad y exceso de confianza pensar que no surgirá tarde o temprano otra enfermedad como el sida, el Ebola o el SRAS Si emergiera un virus pandémico transmisible, no se podrá evitar la propagación de la enfermedad, que afectaría al 25 por ciento de la población Los científicos coinciden en que persiste el riesgo de pandemia. La cuestión no es si se producirá, sino cuándo dicen. Esta expresión lleva repitiéndose desde que la gripe aviar empezó a causar estragos. Y en este informe se repiten los temores de que el H 5 N 1 sea ese virus pandémico. Enfermar con la comida. El infor- Epidemias que vuelven. El cólera, la fiebre amarilla, la meningitis y la tuberculosis han vuelto con fuerza. Otros virus emergentes son el Ebola, la fiebre hemorrágica de Marburgo o la infección de Nipah, un virus mortal para el ser humano en el 75 de los casos. Es imperativo fortalecer la colaboración para atajar con con rapidez la propagación de los brotes Los vertidos tóxicos, la automedicación, el bioterrorismo y las nuevas epidemias amenazan la salud Nuevas pandemias. La OMS con- respuesta posible es la colaboración internacional y el control de las fronteras. Ningún país, por preparado que esté o rico y tecnológicamente avanzado que sea, podrá dar respuesta en solitario advierten. Por eso, la OMS insiste en que es imprescindible que todos los países cuenten con la capacidad básica para detectar enfermedades y colaborar entre sí ante las emergencias de salud pública de importancia internacional. El Reglamento Sanitario Internacional quiere ser un instrumento clave. Controlar las fronteras. La única Informe completo en: www. who. int whr 2007 es index. html