Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 29 Jovenes austríacos observan la televisión durante la entrevista que Natascha Kampusch realizó el pasado mes de septiembre AFP Natascha Kampusch: año cero Un año después de escapar de un infierno que la mantuvo cautiva durante más de ocho años, la joven austríaca dice sentir lástima por su secuestradors Ahora está centrada en sus estudios e incluso ha viajado a España ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Era mediodía del 23 de agosto de hace un año cuando una joven pálida irrumpió en el jardín de una casa de la pequeña aldea de Strasshof an der Nordbahn, a 20 kilómetros de Viena, y le dijo a su propietaria que era Natascha Kampusch. Una inesperada aparición que conmovió al mundo y que sigue despertando curiosidad, lástima y sorpresa. A pocos metros de ese jardín en el número 60 de la Heinestra e, Natascha había pasado los últimos 3.096 días de su vida. Su historia es conocida: su secuestro cuando iba camino del colegio. La desesperada búsqueda policial. Los interrogatorios masivos, incluyendo al que luego se reveló como su captor y que en su día no levantó sospechas. La fuga de la joven y el suicido de Wolfgang Priklopil, el técnico de comunicaciones que la recluyó en un zulo bajo el garaje durante ocho años y medio. Un año después, apenas una décima parte del tiempo que estuvo encerrada, Kampusch sigue empeñada en vivir una vida libre. Si apenas dos semanas después de su fuga sorprendió por su entereza al conceder una entrevista televisada, la joven ha tratado después de mantenerse alejada de los medios. Tras salir del hospital, Kampusch se mudó a un piso tutelado (ahora vive sola aunque supervisada por psicólogos) y sólo de vez en cuando ha hecho declaraciones para negar teorías conspirativas. Se ha dicho de todo, que su madre conocía al secuestrador, que Priklopil se movía en ambientes sadomasoquistas, que pudo haber escapado antes y no quiso... Mientras, la joven se ha concentrado en sus estudios. Está aprendiendo a conducir y practica el tiro con arco. También ha disfrutado de su primer baño en el mar y su primer viaje en avión, las dos cosas en España. Pero sobre todo, sigue batallando con los rumores y una auténtica campaña de acoso que un sensacio- Centrada en sus estudios nalista diario gratuito vienés ha lanzado contra ella. Además de ver cómo su madre hace dinero contando en un libro los años de secuestro, su padre acude a televisiones de media Europa y los dos se enzarzan en una serie de reproches y denuncias. Los padres de Natascha se reprochan y denuncian mutuamente en los medios austríacos El pasado lunes, la joven aparecía en un programa especial rodado en Barcelona para reivindicar su papel de víctima y recordar que ni es una estrella de Hollywood ni su situación es envidiable: que sigue teniendo miedo, que le es difícil confiar en la gente, que estuvo ocho años secuestrada. Natascha Kampusch no se avergüenza de decir que siente lástima por su secuestrador y que, en definitiva, ella ganó la lucha de esa complicada relación que se estableció entre ambos. Yo soy la que quedó en pie aseguró Natascha. Dos mujeres aseguran que vieron a Madeleine en una gasolinera de Cartagena EFE CARTAGENA. La Guardia Civil y la Policía Nacional de Murcia investigan una denuncia interpuesta por dos mujeres en Cartagena, que aseguran haber visto en una gasolinera de la ciudad portuaria a Madeleine, la niña inglesa desaparecida en Portugal. Según la Delegación del Gobierno en Murcia, en la denuncia las dos mujeres aseguran haber reconocido a la menor en una estación de servicio de la carretera de Tentegorra (Cartagena) cuando se encontraba en compañía de un hombre. Las mujeres comunicaron los hechos a las 19: 45 horas del martes ante el cuartel de la Guardia Civil de Cartagena, y afirmaron a los agentes que el acompañante de la niña, al sentirse observado, introdujo precipitadamente a la menor en un coche ocultándole la cabeza Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional, según las fuentes, han abierto una investigación en relación con la posible presencia en la región de esta niña, que desapareció el pasado 3 de mayo en Portugal. Dos diarios murcianos publicaron ayer que la menor viajaba en un Citroën ZX de color verde, y que su acompañante era de complexión fuerte, pelo castaño, de alrededor de 1,75 metros y de ojos marrones. Un portavoz de la Benemérita dijo a Efe que, desde que se tuvo conocimiento de la denuncia, se ha patrullado la zona en varias ocasiones para comprobar su veracidad en un operativo en el que colaboran también las policías Nacional y Local. La Guardia Civil rastrea desde entonces la zona y ya ha tomado declaración a varias personas, aunque considera que este tipo de sucesos despierta más sensibilidad social que otros y trabaja con la hipótesis de que sea falsa esta pista. La mencionada gasolinera está en la carretera que une Cartagena con Tentegorra, una zona residencial de monte. En el término municipal de Cartagena hay una colonia importante de ingleses.