Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23- -8- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 97 Calderón cumple su promesa y ficha a Robben por 36 millones... y a Heinze JULIÁN ÁVILA MADRID. Lo veníamos anunciando desde que el Madrid cayó con estrépito frente al Sevilla en el Bernabéu. Siempre ocurre lo mismo. Una derrota que escuece conlleva medidas inmediatas: la de fichar o parchear, según se mire. Ayer se hizo por partida doble. Heinze y Robben en el mismo lote. Hoy, con toda urgencia, serán presentados por la mañana y estarán por la tarde en el entrenamiento con sus nuevos compañeros. Con el fichaje del holandés Arjen Robben, el Madrid se ha salido con la suya. Han sido unas negociaciones durísimas en las que los blancos han estado a punto de tirar la toalla. Al final, Robben vestirá la camiseta blanca cinco temporadas por 36 millones de euros. Promesa electoral de Calderón, el extremo izquierdo holandés es el octavo fichaje del Madrid esta temporada y el cuarto holandés que se pone a disposición de Schuster. Robben, de 23 años, jugaba en el Chelsea desde 2004 cuando fue traspasado desde el PSV El pasado 10 de junio ABC tituló así una información en esta misma sección: El argentino Gabriel Heinze, un recambio para Roberto Carlos En la misma se detallaba una operación que costaría alrededor de diez millones de euros. Finalmente se archivó el caso porque se pensó que con Miguel Torres y Marcelo estaba bien cubierto el lateral izquierdo. Sin embargo, la pretemporada ha dejado al descubierto las carencias en esa posición. Llegó Drenthe, pero el holandés, de momento, es una copia de Roberto Carlos. Es más interior que lateral y tiene muchas carencias posicionales. Por eso Bernd Schuster pidió la contratación de Gabriel Heinze y en una operación relámpago el argentino abandona el Manchester United por 12 millones y se compromete con el Real Madrid para las próximas cuatro temporadas. Y unos vienen y otros se van. El brasileño Cicinho hará las maletas en breve para dirigir su destino futbolístico al Roma, equipo que pagará al club blanco nueve millones de euros. Alonso ya está en Estambul, donde participó junto a Fisichella en un partido de fútbol que enfrentó a pilotos contra celebridades turcas REUTERS Todo sigue igual en McLaren Pese a la pretendida cita de conciliación entre Alonso y Hamilton, ambos no se han visto en vacaciones JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Todo está como lo dejamos sueltan escuetos, lacónicos, siempre tendentes a la reflexión directa, desde el mundo Alonso. Como lo dejamos significa guerra abierta, desconfianza total, intrigas y sospechas en McLaren, convertido el equipo británico en su propio enemigo en esta fase final del Mundial de Fórmula 1 que pende tirante de seis carreras en nueves semanas en tres continentes y con siete puntos de diferencia a favor de Lewis Hamilton. A cada lado del cuadrilátero, Hamilton y Alonso, todo sigue igual en la factoría de McLaren camino de Estambul. El público veterano de la Fórmula 1, el que sigue este deporte desde los tiempos de Hunt, Lauda o Piquet, cuenta que Ron Dennis ya no es el que era a los sesenta años, que acusa sobremanera el salto generacional que existe entre sus cachorros (Alonso, 26 años, y Hamilton, 22) Cuentan que hace quince veranos tenía vitalidad, cercanía y argumentos para domesticar la rivalidad entre Ayrton Senna y Alain Prost con gracia y beneficio. Pero ahora no entiende las formas que gastan Fernando Alonso y Lewis Hamilton. Lo que debería ser una satisfacción total, una fiesta cada domingo, con Hamilton líder, Alonso segundo y el MP 24 volando en la pista durante todo el año se ha convertido en un dolor de muelas. Primero, por el supuesto espionaje y los 780 folios que volaron de Ferrari a Woking. Y segundo, por la pelea abierta entre los dos pilotos. ciase veladamente un intento de reconciliación en las vacaciones de agosto, tres semanas para deshacer entuertos. Esa cita para fumar la pipa de la paz ha generado otro malentendido y ningún cara a cara. Fernando Alonso ha conseguido su Eldorado particular en estas semanas: ser invisible. Nadie le ha visto, ni solo ni en compañía de otros u otras. Y aunque se supone que ha permanecido algunos días en Asturias (su pareja, Raquel, dio un gran concierto en la semana grande de Gijón, protagonista indiscutible de las fiestas junto al Circo del Sol y un novedoso cachivache para escanciar sidra en la feria de Muestras) ha logrado desaparecer del mapa. Sin actos promocionales, sin carreras, sin entrenamientos y sin reuniones en su equipo, Alonso ha disfrutado de dieciocho días libres seguidos, algo inconcebible en su agenda. Y pese a las intenciones de Ron Dennis, el ovetense no se ha visto con nadie: ni Hamilton, ni Dennis ni Martin Whitmarsh, el director del equipo McLaren. Desde el flanco británico de la polémica se ha deslizado que Alonso recibió una invitación del magnate Mansour Ojieh (propietario del 30 por ciento de McLaren en sociedad con Dennis) para navegar en las aguas de Ibiza a bordo del Kogo el yate donde parece ha habido más que palabras entre Lewis Hamilton y Sara Ojieh, la hija del jefe En la oficina de Fernando Alonso se asegura que no ha habido ninguna invitación, ni formal ni informal para fondear por las Pitiusas. Lo que pretendía ser un acto de conciliación veraniego, al calor del Mediterráneo, ha terminado en un nuevo desencuentro a causa del protocolo. Alonso y su gente entienden que los pilotos no deben resolver ningún problema, ya que en la pista luchan por ganar, y que debe ser McLaren la que clarifique su posición. En este punto aparece de nuevo Norbert Haug, jefe deportivo de Mercedes, que vuelve a convocar a los pilotos para una cita previa a la carrera de Turquía. Eso sí, Haug sale al paso de los rumores que colocan a Alonso en otro equipo: Hay un contrato en vigor (firmó por tres años) La última confirmación verbal y voluntaria de que se cumplirá fue en Hungría Navegar en Ibiza Cisma en Hungría El cisma de Hungría (sanción a Alonso con la pole Hamilton desautorizado por desobedecer órdenes de equipo, y la victoria sin champán del inglés) provocó que Ron Dennis anun- Niki Lauda: Los pilotos son muy egocéntricos, mocosos malcriados Niki Lauda, tres veces campeón del mundo, ofreció una visión distinta de la polémica en McLaren: La rivalidad es normal en las relaciones entre compañeros de equipo. Hamilton y Alonso son los aspirantes más lógicos al título por el comportamiento del coche y porque van en la dirección correcta. Pero los pilotos tienden a ser egocéntricos, mocosos malcriados. Usan tretas legales e ilegales para ganar a su compañero Se va Cicinho al Roma