Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 TOROS www. abc. es toros JUEVES 23- -8- -2007 ABC Jesulín de Ubrique se despide del toreo en la Feria del Pilar Á. G. A BARCELONA. Jesulín de Ubrique se despedirá del toreo el próximo día 12 de octubre en la plaza de toros de Zaragoza, dentro de la tradicional Feria del Pilar. La retirada del carismático torero y la vuelta al coso zaragozano de los toros de Miura marcan el ciclo organizado por el empresario Ignacio Zorita, que se desarrollará entre los días 5 y 14 de octubre. El empresario aragonés, que gestiona por primera vez en solitario la Misericordia- -la Casa Chopera se ha desvinculado de la gestión directa de la empresa de la que forma parte- ha conjugado carteles de los denominados toristas con otros en los que no faltan las figuras más destacadas del escalafón. Únicamente se notan las ausencias de Sebastián Castella y Cayetano Rivera Ordóñez, que triunfó como novillero en esta plaza. Julián López El Juli Enrique Ponce, Alejandro Talavante, José María Manzanares y Manuel Jesús El Cid componen la base de una feria en la que Salvador Vega, de gran cartel en la capital maña, será el único que hará doblete. Los carteles son los siguientes: Viernes 5 de octubre. Toros de La Quinta para Javier Castaño, Luis Vilches y Alberto Álvarez. Sábado 6. Toros de Alcurrucén para Paulita, Alejandro Talavante y Daniel Luque. Domingo 7. Toros de Pedro y Verónica Gutiérrez Lorenzo para los rejoneadores Andy Cartagena, Sergio Galán y Diego Ventura. Lunes 8. Toros de Cebada Gago para Domingo López Chaves, Javier Valverde y Paúl Abadía Serranito Martes 9. Toros de Herederos de Baltasar Ibán para José Ignacio Uceda Leal, Curro Díaz y Morenito de Aranda. Miércoles 10. Toros de Fuente Ymbro para Juan Bautista, Salvador Vega y Matías Tejela. Jueves 11. Toros de El Pilar para Finito de Córdoba, El Juli y El Fandi. Viernes 12. Toros de Marques de Domecq para Jesulín de Ubrique, Manuel Jesús El Cid y César Jiménez. Sábado 13. Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, Salvador Vega y José María Manzanares. Domingo 14. Toros de Miura para El Fundi, Rafaelillo y Jesús Millán. Desplante de Eduardo Gallo, que bordó una templada faena a un gran toro de Jandilla ABC Gallo vuela como águila imperial BILBAO Plaza de toros de Vista Alegre. Miércoles, 22 de agosto de 2007. Quinta corrida. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Jandilla, incluido el feo sobrero (5 bis) serios, bien hechos y parejos, de distinto comportamiento; destacaron el extraordinario 6 y también 2 y 3 1 y 4 deslucidos y gazapones. El Juli, de coral y oro. Estocada (saludos) En el cuarto, media y tres descabellos. Aviso (silencio) Juan Bautista, de gris perla y oro. Estocada desprendida (oreja) En el quinto, estocada desprendida. Aviso (saludos) Eduardo Gallo, de coral y oro. Pinchazo y estocada. Aviso (saludos) En el sexto, estocada corta (oreja y petición) ZABALA DE LA SERNA BILBAO. Si un día Eduardo Gallo soñó el toreo, debió de ser como ayer mismo lo interpretó. Si una noche Gallo soñó un toro para hacerlo, fue como Podador embistió. Sueño hecho realidad, como el del patito feo convertido en cisne espectacular, como el del gallo de corral que no acaba de volar transfigurado en águila imperial. Majestuoso vuelo, la manera de planear, la de Gallo y la del jandilla. ¡Qué temple y qué calidad! Eduardo Gallo despabilado, despierto, encajado, enganchando las embestidas por delante para conducirlas; cintura y ralentizada velocidad. Y expresión que es lo que a Gallo le suele faltar. Todo embrocado, conjuntado, ligado, después de un tramo inicial de toma de contacto con las alturas. Completo el toro, redonda la faena sobre ambas manos, ajustada, en la distancia precisa, sin acortarla como suele para el arrimón final. Inspirado en un pase de las flores, variado con un afarolado de ejecución cabal hilvanado a un pase de pecho de nunca acabar. Precioso el cierre por bajo, precisa la estocada (corta y mortal) Pero por lo que se ve en Bilbao hay que hacer algo nunca contemplado en ruedo alguno de España entera para merecerse las dos orejas, el harakiri por ejemplo. No entiendo cómo puede valer lo mismo la faena de Juan Bautista que ésta. Y no voy a entrar en más, que paso de polémicas. Había la justa petición del segundo trofeo como para que el palco lo hubiese concedido con sensibilidad. Gallo se había arrimado mucho al muy serio tercero, que se adornaba con dos leños de impresión. Fue toro de seria embestida también por el pitón derecho, sin regalar nada. Gallo es- tuvo más en la normalidad de su ser habitual, corriente y moliente en redondos sin sal. Hasta que decidió expresarse más. Un poco tarde. Al natural tragó con algunos parones para asustar. Valor derrochó a espuertas. El lote de Eduardo Gallo aunó lo Los apabullantes números de Ponce en Bilbao Enrique Ponce vuelve a su plaza dieciséis años después de closionar en ella como máxima figura del toreo. Desde entonces (1991) sólo ha faltado en la Semana Grande en 2005 por estar convaleciente de un percance. Ponce, doctorado en 1990, sumará hoy 42 tardes sobre la negra arena de Vista Alegre desde que debutase en la capital vizcaína como novillero en 1989; 42 festejos en Bilbao, que se dice pronto. El maestro de Chiva cortó su primera oreja el 17 de agosto de 1991. Tres días después triunfó con rotundidad con un toro de Torrestrella al que desorejó. Acumula un total de 23 orejas. mejor de la corrida de Jandilla, aunque el segundo, un toro muy bien hecho y con un estupendo tranco en capotes y banderillas, puntuó también. A los medios acudió Bautista con una torera apertura, y allí cuajó tres series de derechazos bien compuestos, vaciados por debajo de la pala del pitón. Torea el francés con suma naturalidad. Falló más por el izquierdo el toro, que se metió. Y desde ahí empezó a escarbar e incluso a ponerse incómodo para matar. Resolvió con una estocada desprendida. Pudo ser un toro notable el quinto, que se lesionó en un derrape sobre el embarrado albero. El sobrero rompió lo parejo del sexteto con su bárbara corpulencia: largo, montado, inmenso y feo. Un puyazo caído lo pudo lastimar. Bautista estuvo solvente con un toro muy vulgar. El Juli sorteó dos toros que no pararon de gazapear. El jabonero y berreón primero se le venía andando, con la cara a media altura y punteando la muleta; el cuarto lo trajo loco con su continuo caminar. Había parecido otra cosa. No estuvo cómodo ni a gusto Juli, que tratando de solventar los problemas llegó a oír un aviso antes de matar, algo nada común en él. Supino cabreo el suyo.