Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23- -8- -2007 40 El personaje de Corto Maltés, creado en 1967 por Hugo Pratt, era el preferido de las lectoras 71 Los superhéroes más clásicos resignan a desaparecer del mercado, por lo que se metamorfosean en películas o videojuegos. Cada lector tiene sus preferencias, en mi caso reconozco que Plastic Man, creado en 1941 por Jack Cole, es uno de los más sugerentes. Tal vez porque antes de convertirse en superhéroe era un gángster llamado Eel O Brian que, tras caer a un barril de ácido y transformarse en un hombre de goma, decide cambiar de bando. Los superhéroes y los cómics en general han marcado la memoria cultural de los Estados Unidos, y por lo tanto no sorprende encontrarlos formando parte de las colecciones de sellos. En el 2006 apareció lo que definieron como el primer capítulo de una serie dedicada a estos personajes. En este caso eran los de la saga DC. De este modo los forofos disfrutaron de Superman, Wonder Woman, Batman, Green Arrow, Green Lantern, Aquaman, Plastic Man, Hawkman, Supergirl y The Flash adornando los sellos de treinta y nueve centavos. Recientemente han aparecido los sellos de cuarenta y un centavos celebrando a algunos de los héroes de la saga Marvel, entre los que destacan Hulk, Iron Man, Elektra, los Cuatro Fantásticos, los X- Men, el Hombre Araña o el Capitán América. En América está la reserva de los Superhéroes, personajes en vías de extinción, que sobreviven con el aliento de la eterna adolescencia de sus lectores. Carpanta apelaba con humor al derecho de los pobres a ser reconocidos como protagonistas que sobreviven a la miseria con dignidad aunque carezcan de poder económico Los superhéroes y los cómic en general han marcado la memoria cultural de los Estados Unidos De la página al sello bert Crumb con su personaje paradigmático Mr. Natural, surgido en 1967, articulaba con humor a un gurú del hippismo Incluso el mismo Crumb utilizaba su propia dimensión personal representándose en sus cómics como un ser miserable y fracasado, o ilustraba los guiones autobiográficos de su amigo Harvey Pekar narrando su vida anodina. El autor se transformaba así en el antihéroe de sus propias historietas. Tanto Peter Bagge, Robert Crumb o Harvey Pekar son ejemplos de autores que no se resignan a entender el cómic como el espacio de los sueños y las victorias. Sus personajes, reales o ficticios, conectan en muchos casos con lectores desencantados con su sociedad. En términos generales, a Estados Unidos se le percibe como el país de los superhéroes que encandilan a los adolescentes. Estos personajes que han ido creciendo desde finales de los treinta están fuertemente enlazados con la cultura de los dioses y mitos clásicos y no se