Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID El Madrid olvidado JUEVES 23 s 8 s 2007 ABC De Quemadero a Plaza de Toros En su arena murieron toreros como Pepe- Hillo (1801) Francisco Montes Paquiro (1850) o José Rodríguez Rodríguez Pepete (1862) Era la Plaza de Toros de la Puerta de Alcalá, el primer coso cerrado que tuvo la ciudad, hoy desaparecido POR MABEL AMADO ILUSTRACIÓN: C. G. SIMÓN MADRID. Para la Corte, para los aristócratas o para el pueblo llano. Tres categorías sociales y diferentes plazas donde los aficionados a los toros admiraban a sus maestros a finales del siglo XVI. Los primeros disfrutaban del arte de cúchares en la explanada del Campo del Rey, junto al Alcázar- -hoy la plaza de la Armería- -y a veces en plazas improvisadas en los jardines del Retiro. Los segundos, y de la mano del Ayuntamiento, acudían a la Plaza Mayor en las festividades señaladas. Y, por último, la plebe se reservaba dos espacios: las plazas de Antón Martín y de la Cebada, que se cerraban con carros para acoger la fiesta de los toros. Aún existieron dos plazas más, una extramuros, en el llamado Soto de Luzón, y otra en la actual plaza de Neptuno, que en tiempos de Felipe II contó con los tablados y barreras que mandó construir el duque de Lerma para su propio disfrute y de sus amigos. Todas ellas, a pesar de servir para solaz de los madrileños, no cumplían unos mínimos requisitos de seguridad y se sucedían continuos hundimientos de sus palcos. Así, el rey Fernando VI propuso construir una plaza de toros en los terrenos del antiguo Quemadero de los Caños de Alcalá, en la calle del mismo nombre, cerca de la Puerta de Alcalá. En 1749 se inauguraba la primera plaza de toros cerrada, construida por el arquitecto Ventura Rodríguez y con capacidad para 12.000 espectadores. Donde antaño sólo ardía el fuego que la Inquisición prendía para matar a los infieles, se alzó, a mediados del siglo XVIII, y con piedra y ladrillo, la primera plaza de toros abierta a los aficionados madrileños. Además, para escribir historia, será en este mismo coso donde el toreo irá dejando de ser a caballo para centrarse en los hombres a pie. De esta forma, el toreo va popularizándose entre la población: nacen nuevas figuras y se anima a los aficionados a ver a los astados antes de las corridas en unos corrales situados en el Abroñigal. Esta plaza, aunque cerró sus puertas discreta, escribió grandes páginas de la historia del toreo, como el matar con estoque- -por decisión de Juan Esteller el valenciano -o el toreo de capa y la indumentaria taurina- -con José Rodríguez Costillares Sin olvidar que esta plaza contó con el privilegio de acoger a la primera mujer torera de la historia, Nicolasa Escamilla, la Pajeruela Pero si nos centramos en los hombres encontraremos numerosos toreros que pisaron su N Puerta de Alcalá Calle Alca lá Calle Calle ay Calle M or Puerta del Sol Tirso de Molina 0 0,5 Km 1 Calle d e las Hu ertas Madrid, siglo XVI (zona ampliada) Primera mujer torera arena, como el famoso Josep Delgado Hillo, Pepe- Hillo el primer gran matador que murió en esta plaza, un 11 de mayo de 1801, en plena feria de San Isidro. Para la posteridad quedaron tres dibujos de Francisco de Goya en los que retrató al toro que le arrebató la vida: Barbudo. A este gran maestro siguieron otros como Francisco Montes Paquiro Curro Cúchares, Antonio Sánchez el Tato o José Rodríguez y Rodríguez Pepete que demostraban su arte en doce corridas al año, de marzo a octubre y sólo los lunes. Pero ¿cómo fue su final? Cuentan que en una novillada con un cartel formado por mujeres toreras el 16 de agosto de 1874. En la arena, Martina García- -de 60 años- -y las jóvenes Juana López, Javiera Vidaurre, Celedonia Marina y Teresa Prieto. En los tendidos y gradas, numerosos espectadores organizando bulla, entre risas y protestas. Al día siguiente comenzó el derribo de una plaza cuya construcción costó 90.000 escudos de oro y de la cual sólo queda para la posteridad una maqueta que se exhibe en el Museo Municipal... Triste final Doce mil espectadores Francisco de Goya dibujó a Barbudo, el toro que arrebató la vida al famoso torero Pepe- Hillo La Comunidad tendrá su segunda Noche en blanco el 22 de septiembre M. D. MADRID. Madrid celebrará el 22 de septiembre la Noche en blanco una iniciativa europea que ya se viene realizando en París, Bruselas, Riga y Roma y que, por segundo año consecutivo, mantendrá despierta a la ciudad toda la noche del sábado con multitud de actos culturales en museos, teatros y parques. Un año más, según confirmó el Ayuntamiento de Madrid, la ciudad celebrará su particular Noche en blanco dentro de la programación de las Noches Blancas Europa aunque el programa está por concretar. Entre los proyectos ya listos, figura el conciertoperformance deCantar de Fátima Miranda, con el que esta artista salmantina internacional celebra sus quince años de trayectoria musical en el Templo de Debod. El año pasado la Noche en blanco consiguió una afluencia de espectadores masiva, con un millón y medio de personas. Paseo del Pra do Call e de Prec iado s Gran Vía Alcalá ABC CG. SIMÓN GODOY