Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID JUEVES 23 s 8 s 2007 ABC AL DÍA Manuel M. Meseguer EL CRÓTALO stos atípicos veranos se parecen a los de antes del cambio climático lo que un nabo a una zanahoria, y no sólo en las calorinas y los sofocones sino en la profusión de noticias cuya ausencia llevaba entonces a la profesión periodística a hacerse eco de acontecimientos más o menos absurdos o directamente y sin tapujos a inventarlos. En esta categoría se encuentran las famosas serpientes de verano, así llamadas desde que el hoy desaparecido monstruo del Lago Ness comenzó a enseñar sus anillos en las gélidas aguas del lago escocés. Desde entonces las noticias sensacionales solían producirse en julio y agosto y eran olvidadas a los pocos días de vocearse. Pero ahora no parece que a los veranos les falte materia noticiosa. Con nuestros paisanos desparramados por el mundo hay que dar cuenta de los huracanes, los ciclones y los tifones veraniegos con su rosario de víctimas mortales, o los gemidos de la Pachamama, con sus violentos estertores convertidos en terremotos. Era el verano el momento en que los políticos se apresuraban a declarar que la Tierra era redonda para obtener titulares y comentarios en los medios de comunicación, un recurso que muy pocos utilizan ahora a no ser que posean una valentía probada y sobrada ausencia de prejuicios, como el alcalde madrileño Alberto Ruiz Gallardón que ha conseguido con su renovado ofrecimiento de acompañar a Rajoy en las elecciones generales agitar el patio popular de tal modo que más que una inocente serpiente veraniega parece que hubiera aparecido una temible cascabel agitando su crótalo como la monja Shirley McLaine en Dos mulas y una mujer Con su proverbial utilización de los tiempos, ni atropellada ni fuera de lugar, el alcalde de Madrid ha abierto el curso político antes que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero o su propio presidente Rajoy. Se ha anticipado en la última decena del verano político sin importarle lo que finalmente ha ocurrido: que los barones de su partido se hayan visto obligados a intervenir con admoniciones de escuelita de barrio. El sonido del crótalo del alcalde ha actuado como un reflejo condicionado en la cúpula de su partido del mismo modo que el anuncio de la comida hacía salivar al perro de Pavlov. Nada casual. E Nati Mistral y Paca Gabaldón en un momento de la obra Tras las huellas de Bette Davis FRANCISCO SECO Bette Davis al desnudo Nati Mistral y Paca Gabaldón vuelven a los escenarios madrileños con una obra que se centra en la película ¿Qué fue de Baby Jane? protagonizada por la actriz norteamericana. Sobre las tablas, el odio fraternal será el protagonista de la trama LETICIA TOSCANO MADRID. Las películas que cuentan en su reparto con la legendaria actriz norteamericana Bette Davis han inspirado a numerosos artistas, fascinados por el magnetismo de la intérprete. Pero la influencia de la actriz no se deja ver solo en la música. Sobre las tablas del madrileño teatro Muñoz Seca, Nati Mistral y Paca Gabaldón interpretarán la obra Tras las huellas de Bette Davis un drama inspirado en el film ¿Qué fue de Baby Jane? la película protagonizada por la rubia de Massachussets y por Joan Crawford en 1962. Los celos fraternales tomarán el escenario del Muñoz Seca en un espectáculo escrito y dirigido por Joaquín Vida. El autor retrata a través de sus actores una historia que considera consustancial al ser humano desde el inicio de su existencia. Pone de manifiesto el infierno al que puede conducir la competitividad, los celos, el egoísmo, la envidia y las ansias de fama, al tiempo que muestra los niveles de maldad a los que pueden llegar a descender los seres humanos, incluso los aparentemente más dulces e inocentes afirma el propio Vida sobre su obra. Las protagonistas, Paca Gabaldón y Nati Mistral, se meten en la piel de dos hermanas y antiguas profesionales del espectáculo que comparten un sentimiento de odio recíproco desde que son niñas. Sin embargo, las circunstancias de la vida las obligan a vivir juntas en una situación de total aislamiento y encierro. Cuando comienza la convivencia, las largas horas que pasan bajo el mismo techo se convierten en oportunidades para martirizarse mutuamente y hacerse daño sin trabas. El verdadero odio estalla cuando una de ellas ve recreadas sus propias vidas en la película de Robert Aldrich. En ese momento, intenta reproducir en la realidad el argumento del film, aunque adaptándolo al momento histórico que viven las dos. Las hermanas dan rienda suelta a su odio fraternal en un escenario ambientado en la ciudad suiza de Losan. La acción arranca en la década de los 50 y se desarrolla hasta principios de los años 90 en una trama en la que sólo aparecen dos personajes en las vidas de las atormentadas mujeres, encarnados en los actores José María Barbero y Carmen Serrano. La mala relación entre las protagonistas de la obra deriva en una situación que ha sido definida como tortura psicológica por Paca Gabaldón. La veterana actriz española considera que este ha sido el trabajo más denso y sacrificado de toda su carrera ya que, lejos de otras representaciones en las que prima la majestuosidad de los artificios tecnológicos, en esta ocasión los actores están desnudos ante el público y se ven obligados a interpretar sus papeles a pelo Por otro lado, las protagonistas tienen la oportunidad de hacer teatro puro todo un reto en los tiempos que corren. La obra lleva un año recorriendo las principales ciudades españolas y se estrena el sábado en Madrid con la novedad de presentar a Nati Mistral en el reparto. La actriz sustituye en el papel de coprotagonista a Ana Marzoa, una de las intérpretes principales durante la gira por la península. El papel de Mistral, muy parecido al de Bette Davis en el film, entra mucho en la película, pero no tiene nada que ver con ella Aunque mi personaje se supone que es el de Bette Davis, yo no pretendo hacer de lla. Sería una locura por mi parte intentar parecerme a semejante monstruo escénico comentó la artista que, a pesar de que la obra está ambientada en Suiza, realiza su interpretación más a la española La película que sirve de inspiración a la obra, fue elegida por el autor porque supuso un enorme impacto en el público de la generación que la disfrutó en los cines de los años 60. El sábado, las pantallas cinematográficas dejarán paso a las tablas teatrales para permitir a los espectadores revivir la esencia de Bette Davis. Un año por la península Hermanas y enemigas La mala relación entre las protagonistas deriva en una situación de tortura psicológica Los actores están desnudos ante el público y tienen la oportunida de hacer teatro puro