Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 31 Aunque el PJD gane en Marruecos, no habrá cambio radical Saad Eddin Othmanis Líder del partido islamista, principal grupo de la oposición Su elección en 2004 como Secretario General del PJD ha impuesto una corriente más moderada en el seno del partido que, según los analistas, será la fuerza más votada en las próximas elecciones legislativas POR CRISTINA JIMÉNEZ ORGAZ FOTO CHEMA BARROSO MADRID. Con motivo de las elecciones legislativas que tendrán lugar el 7 de septiembre en Marruecos, Saad Eddin Othmani, líder del Partido Justicia y Desarrollo, PJD, estuvo hablando con ABC a su paso por Madrid como invitado de la Casa Árabe. Es un hombre comedido y extremadamente diplomático. Tiene claro qué es lo que el islamismo quiere cambiar en Marruecos, pero es consciente de que las reformas deben ser graduales para no provocar reacciones que supongan un paso atrás. Alfonso Rojo PAPANATAS Y GILIPOLLAS o más ridículo es lo de Beijing. No recuerdo cuando empezó. Creo que coincidió con la moda de Lleida, Ourense, Girona, Donostia y todo eso. El asunto se las trae, porque se ha convertido en norma hasta en periódicos nacionales. Y uno, que nació en el León profundo, es de familia numerosa, estudió el bachillerato interno en los Jesuitas y ha pasado 30 años viajando por el planeta, no sale de su estupor. ¿Seimaginan a Charlton Heston, Ava Gadner y David Niven batallando 55 días en Beijing? A mi me cuesta; como resulta complicado hacerse a la idea de que esos perritos con malas pulgas, que parecían ornamento obligado de las señoronas de mi infancia, se llamaban en realidad beijineses Y no sirve para nada argumentar, frente a los responsables de la sección de Internacional de algunos medios de comunicación, que escribir Beijing donde debería poner Pekín, es una mamarrachada tan grande como designar a Croacia como Hrvatia o decir Shqipëria en vez de Albania. Cuando se trata de personajes y con la curiosa excepción de la Familia Real británica, cuyos nombres españolizamos- -Isabel II, Carlos, Enrique, Guillermo... lo normal es respetar el original. Hay que hacer malabarismos con los árabes y los asiáticos, pero son gajes del oficio. Donde el tema debería estar claro es con los nombres de lugares o países. Sólo si uno es muy bobo o un pijo solemne, anuncias que has estado de vacaciones en Niuyork. Pronuncias Nueva York, como dices Londres en lugar de London, Burdeos en vez de Bordó y Miami y no Mayami. Sobre estas cosas, ha escrito párrafos memorables el académico Arturo Pérez Reverte, cuya lectura recomiendo. Pero es una batalla perdida. Vivimos tiempos de despropósito, en los que papanatas y gilipollas parecen marcar la pauta. No hay una letra más española que la eñe y al escribir en castellano debería ser ineludible. Pero no. Igual que al segundo club de Barcelona lo rebautizaron como Reial Club Deportiu Espanyol, nuestra querida Cataluña es ahora Catalunya para más de un diario de postín y para un tropel de políticos, periodistas y paisanos desubicados. L Saad Eddin Othmani durante la entrevista en la Casa Árabe de Madrid autorregulación adoptada en 1997, primeras elecciones en las que participamos. Ese año nos presentamos en el 40 de las circunscripciones, en 2002 en el 60 No es una cesión a las presiones del anterior Gobierno. No se puede hacer reformas radicales en una sociedad complicada como la nuestra, que está a caballo entre la modernidad y tradición. Este año nos presentaremos en todas las circunscripciones. -Entre 60 y 70 diputados. El panorama político en Marruecos está muy balcanizado. Actualmente existen 36 partidos que se presentan a las elecciones. El PJD no quiere estar solo en el Parlamento, no quiere tener mayoría absoluta. Queremos socios de gobierno que nos ayuden a afrontar los retos económicos y sociales o los desafíos internacionales como el terrorismo o la inmigración clandestina. ma político? -En Europa se critica la falta de separación de poderes real y efectiva en Marruecos, ya que todo el poder se concentra en el Rey ¿cómo cree que puede afectar a la relación con la UE? -Aunque el Rey sea quien lo designa, el primer ministro está obligado tras la constitución del Gobierno a conseguir al menos el apoyo del 50 por ciento del Parlamento. -En Marruecos el Rey designa al primer ministro y alguna de las carteras del Gobierno, ¿de que sirve el resultado de las elecciones del 7 de septiembre? ¿Tienen una previsión de los parlamentarios que obtendrán? -En la actualidad los grandes problemas de nuestro país residen en la administración, la justicia y el sistema educativo. Hay que mejorar esos sectores para poder sentar las bases de una recuperación económica. Actualmente Marruecos tiene un 40 de analfabetismo y un 20 de jóvenes están amenazados por la pobreza. La mala gestión tanto del Gobierno anterior como del actual han dañado gravemente estas áreas. ¿Están listos para formar parte diciones políticas no son buenas para formar parte de esa coalición, estamos preparados para permanecer en la oposición pero ésta será más fuerte. -En 2002 cedieron a las presiones para no presentarse en todas las circunscripciones y alegaron que las transformaciones políticas debían hacerse despacio. ¿Esto sucederá de nuevo el 7 de septiembre? -Es una estrategia propia de -El problema de equilibrios de poder en la sociedad marroquí es un tema de debate y debemos hacer avances sustanciales, pero Marruecos tiene sus especificidades y vamos a construir nuestro propio modelo de democracia en el marco de los valores universales que representa este sistema de gobierno. Pero debemos hacerlo adaptándolo a su realidad sociocultural, histórica y regional. -Entraremos a formar parte de la coalición de Gobierno si estimamos que eso beneficia a Marruecos, si tenemos la posibilidad de aplicar mínimamente nuestro programa. Si las con- del Gobierno? -Si ganamos, no habrá un cambio radical en el escenario político. Significa que tendremos más poder para impulsar nuestro programa y aunque el PJD forme parte del Gobierno tras las elecciones, no va a haber una ruptura sino que será una continuación del proceso democrático, del avance de nuestro país y de las reformas. -La recuperación está en relación al grado de apertura. Queremos atraer más inversiones, y seducir a más firmas internacionales para que se instalen en Marruecos. Actualmente se está dando una deslocalización de las empresas europeas hacia nuestro país, tenemos que aprovechar esa oportunidad. ¿Han entablado negociaciones con el Gobierno para no trastocar el panorama político de su país? ¿Cómo van a impulsar la recuperación económica? ¿Con que partido político preferirían formar una coalición? -Estamos abiertos a cualquier posibilidad y no nos importa si es con un partido de derecha o de izquierda. El PJD es un partido de centro. Además, una coalición no se puede hacer en base a una ideología sino a un programa sobre el cual vamos a constituir el Gobierno. Si las condiciones no son buenas para formar coalición, permaneceremos en la oposición Hemos hecho avances, pero no podemos decir que no haya violaciones de los derechos humanos ¿Cual es la base de su progra- -No podemos decir que no hay violaciones pero en general Marruecos está bien situado en relación a otros países árabes. Hemos hecho avances en el marco de los derechos humanos. Esto es indiscutible, pero hay todavía mucho por hacer. ¿Se violan los derechos humanos en su país?